Vázquez delegó aplicación del Plan Cardales

Vázquez dejó en manos del gobierno electo Plan Cardales
febrero 5, 2010
Locos de contenidos
febrero 5, 2010

El presidente Tabaré Vázquez firmó un decreto que deja en manos de su sucesor, José Mujica, la aplicación del Plan Cardales.
El decreto firmado ayer por el presidente Vázquez "graba a fuego" en sus considerando la importancia que tiene el Plan Cardales para los quintiles de menores recursos. Sin renunciar a lo que considera un plan "esencial" y "vinculado de manera directa al Ceibal", Vázquez decidió tomar medidas que aseguren el cumplimiento del principio de igualdad y que elimine los acuerdos que sólo apuntan al lucro de las empresas privadas. Con ese objetivo, firmó un decreto de tres puntos que establece en primer lugar que en el futuro deberá instalarse una comisión para evaluar el resultado del Plan Cardales en Trinidad, donde el año pasado se inició la experiencia piloto del gobierno. El segundo punto deja claro que la intención es "tender al progreso" del Plan, pero aclara que los contratos futuros deberán estar sujetos a la ley de Telecomunicaciones que elaborará el próximo gobierno. El tercer aspecto es que todos esos contratos deberán tender a "preservar la igualdad".
Según altas fuentes del gobierno que invoca el matutino Ultimas Noticias, el decreto "no deja sin efecto el que se hizo el 30 de noviembre pasado sino que lo profundiza", dado que el objetivo del mismo fue "preservar los intereses de los sectores más cadenciados de la población". Si bien los opositores al primer decreto argumentaron que Antel se vería perjudicado por la apertura a los privados, desde el gobierno se indicó que la intención fue "exactamente la contraria. El decreto exigía que los proyectos de los privados fueran estudiados por el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) y por la Ursec y se consideraba que debían cumplir un rol social. Es lo contrario de lo que ocurre con los contratos que en la actualidad Antel tiene vigentes con los operadores privados".
Con ese criterio, Vázquez no emitió un nuevo decreto para anular al anterior ni aplicó ninguna "marcha atrás", sino que marcó el camino para que en el próximo gobierno se profundice el proyecto de Plan Cardales con una visión que apunte a los más necesitados. Según publica hoy el diario capitalino, Vázquez y Mujica comparten este punto de vista, así como lo hace el actual directorio de Antel, que asumió hace pocos meses como consecuencia de un connotado caso de espionaje. De hecho, en el entorno de Mujica se piensa en un Plan Cardales que no sólo tenga "paquetes" con precios casi simbólicos sino que sean gratuitos para los sectores de menores recursos, con canales de cable didácticos y de entretenimientos que "cuiden" los contenidos y con un servicio de telefonía fija y de internet básica que llegue a todos los hogares del país.
Vázquez decidió tomar una nueva medida al respecto para dejar clara su posición con el objetivo de marcar distancia de lo que sus allegados califican como "barbaridades planteadas por la gente que tiene intereses creados". Luego de la firma del contrato entre Antel y Canal 10, vigente desde el año 2008 y suscrito por el anterior directorio, el presidente comenzó a analizar los caminos para modificar la situación para contemplar a los sectores que necesitan un sistema económico de "triple play".
Si bien el ente tiene contratos con otros operadores, para el gobierno está claro que "el que manda es Canal 10", para cuya directiva "el quintil más pobre no resulta atractivo". Desde que Vázquez envió al Parlamento el decreto que habilitaba la participación de privados con control del Poder Ejecutivo, se elevaron voces de protesta que incluyeron al sindicato de Antel (Sutel), preocupado por las pérdidas que la apertura podía traer al ente. En el gobierno se entiende que las pérdidas "ocurren desde el momento que los operadores privados hicieron 10.000 socios desde que firmaron el contrato con Antel y ninguno es pobre". Uno de los aspectos que más indignó al presidente fue que en el contrato entre el ente y la empresa privada "ni siquiera se exigía que la persona tuviera que adquirir la telefonía fija. Eso es dejar a Antel por fuera. El Plan Cardales debe existir y en eso todo el Frente Amplio (FA) está de acuerdo. Se profundizará en el próximo gobierno y con los controles que aseguren a los sectores que no tienen voz, que el Poder Ejecutivo velará por sus intereses".
Telegramas a los privados
El directorio de Antel remitió ayer telegramas colacionados a todas las empresas privadas con las que tiene contratos de "triple play" para comunicarles que los rescindirá. La decisión fue tomada luego de analizar el tema con el Poder Ejecutivo, mediante reuniones sostenidas por los miembros del directorio con el secretario de la Presidencia, Miguel Ángel Toma. Tanto el directorio actual como el presidente Tabaré Vázquez consideran que los contratos firmados en el año 2008 "sólo contemplan los intereses de las empresas privadas y no los de los sectores más carenciados de la población y ni siquiera el interés de Antel". Luego de estudiar a fondo los contratos, no existe preocupación en el gobierno respecto a posibles juicios a futuro, dado que los mismos establecen que podrían ser rescindidos por cualquiera de las partes con seis meses de anticipación. "No se trata de una decisión autoritaria sino que se limita a cumplir con las exigencias que estaban en los propios contratos", dijo a Ultimas Noticias una alta fuente del gobierno. El argumento del Poder Ejecutivo es que la rescisión se hará "para preservar la igualdad" y se estima que la empresa más afectada será Canal 10, que es la que acaparó a la mayoría de los socios. Los contratos de Antel con los operadores de cable privados fueron suscritos antes del polémico y objetado decreto presidencial del30de noviembre pasado, por lo que las empresas no cumplían con el requisito de generar un servicio que cumpliera un fin social.
Desde el gobierno se aseguró que "no volverá a haber un Plan Cardales para ricos y otro para pobres".
Comunicado al FA
A media tarde de ayer, cuando la reunión de la Mesa Política del Frente Amplio (FA) terminaba su sesión, el presidente del órgano de conducción, Jorge Brovetto, recibió la llamada del secretario de la Presidencia, Miguel Ángel Toma. En nombre del presidente Tabaré Vázquez, Toma informó a la fuerza política sobre la firma del decreto que dejaría la aplicación del Plan Cardales en manos del próximo gobierno. La noticia fue recibida con beneplácito por la dirección del FA, dado que existía la preocupación de que Antel cerrara nuevos acuerdos con privados antes del Io de marzo. Si bien el tema no llegó a ser analizado y quedó para la sesión del próximo lunes, los representantes de los sectores y las bases valoraron de manera positiva la respuesta de Vázquez a la reunión que sostuvo antes de fin de año con la fuerza política en la residencia de Suárez y Reyes. La voluntad general es desarrollar el Plan Cardales durante el próximo período median-té un sistema de acuerdos que contemple a los sectores más carenciados, con el mismo espíritu con el que fue concebido por el mandatario.