Uruguay y Brasil procuran ampliar lazos al área cultural.

La privacidad será el tema de debate en el futuro de la web.
enero 18, 2011
Acuerdos
enero 20, 2011

EL GOBIERNO DE MUJICA APUESTA A DILMA ROUSSEFF

El canciller brasileño Antonio Patriota se reunió con el mandatario uruguayo en Montevideo

Uruguay está jugado en todo a Brasil y el nuevo gobierno de Dilma Rousseff da muestras de que no le soltará la mano. Por el contrario, a los acuerdos de cooperación económica, comercial y técnica, ahora también se suman aspectos culturales y educativos a la agenda entre ambos países. Brasil es el principal socio comercial uruguayo. Representa el 20% de las exportaciones con destinos bien diversificados.
Sin embargo, Argentina fue la que más influyó en Uruguay desde el punto de vista cultural.
De hecho, los programas televisivos argentinos predominan en la pantalla local. Ahora, de la mano del cambio tecnológico y del acercamiento político cada vez más estrecho con Brasil, el gobierno se propone cambiar esa realidad.
La visita de ayer a Montevideo del nuevo canciller brasileño, Antonio Patriota, dejó como resultado un avance para ampliar los acuerdos en el área de la TV digital también a los contenidos.
Por tanto, además de procurar acuerdos de cooperación técnica para el nuevo modelo de televisión, los dos países intentarán generar contenidos audiovisuales compartidos que promuevan la "inclusión social", según anunció Patriota en una conferencia de prensa luego de reunirse con el presidente José Mujica en la Torre Ejecutiva.
"Quiero darle mucha importancia a la integración cultural. Tenemos un interés muy grande de traer cultura a los países vecinos pero también llevar la diversidad sudamericana a Brasil", dijo Patriota un rato antes, cuando junto al ministro de Educación Ricardo Ehrlich, recorrió el museo Torres García y la librería Linardi y Risso.
El flamante canciller, que habló en un perfecto español y dedicó varias bromas a su colega Luis Almagro, estuvo reunido desde temprano en la mañana con jerarcas uruguayos.
"Hoy sí que trabajaste. Tenés que pedir que te paguen doble el día", le dijo Patriota a Almagro al final de la tarde cuando se retiraba del edificio de la Presidencia uruguaya.
La relación entre ambos cancilleres es fluida porque Patriota fue un actor de importancia en Itamaraty (sede de la Cancillería brasileña) durante los ocho años del gobierno de Lula da Silva.
A primera hora de la mañana fue la reunión privada entre ambos. Luego, también en el Palacio Santos, se agregaron a la reunión los ministros de Transporte, Enrique Pintado, de Defensa, Luis Rosadilla, Ehrlich y el subsecretario de Industria, Edgardo Ortuño.
Según Almagro, en las reuniones de ayer ambos países acordaron que, además de seguir avanzando en los temas de interés común, se procurará "diversificar la agenda" bilateral. En ese sentido acordaron incorporar "las áreas de ciencia y tecnología, educación y cultura" y hacer un encuentro entre ambos países para buscar avances en esos rubros.
Los cancilleres convinieron ir enriqueciendo la agenda con estos insumos, "sin perjuicio de seguir avanzando en lo que ya está previsto", dijo Patriota.

Infraestructura. En las reuniones de ayer se avanzó en el tema infraestructura, que incluye conexión del puente Yaguarón (la licitación para su construcción estará en tres meses), la interconexión ferroviaria (ya están aprobados fondos del Mercosur para ello), y los estudios para un puerto de aguas profundas multinacional.
De aquí en más
1. Pese a que no tiene una fecha fijada, la presidenta Dilma Rousseff quiere que Uruguay sea uno de los primeros países a visitar, dijo el canciller brasileño Antonio Patriota. Estaba previsto que viniera el 1º de febrero pero esa fecha se cayó dadas las inundaciones en Río de Janeiro .

2. Un equipo técnico del gobierno de Brasil va a visitar Montevideo en febrero para dar los primeros pasos en la cooperación técnica para la TV digital.

3. Los presidentes Mujica y Rousseff mantendrán, como sucedió durante la anterior administración brasileña, encuentros trimestrales. Además se fortalecerán las reuniones de frontera