Una cuestión de actitud.

Google despeja nubarrones y calma a los inversores.
octubre 16, 2011
Proponen conservar número de celular si se cambia de empresa.
octubre 18, 2011

La relación entre gobierno y oposición en los entes depende del trato personal
Festejen, uruguayos, festejen", fue el título de la página 3 de El Observador del 8 de junio de 2010 donde, parafraseando al ex presidente Tabaré Vázquez, se informaba del acuerdo alcanzado entre el gobierno frenteamplista y la oposición para que representantes de todos los partidos se sumaran a los directorios de entes y empresas públicas. A casi un año de aquel acuerdo histórico firmado en el salón de fiestas del Palacio Legislativo, blancos, colorados e independientes consideran que la experiencia en las entrañas de un Estado timoneado por la izquierda ha tenido diferentes sabores según el organismo del que se trate y de los directores del oficialismo que les tocaron como compañeros.

Hace pocos días, cuando se comprobó la falta de dinero en la caja de ASSE, el presidente José Mujica apuntó a la figura de Alejandro Draper, el representante del Partido Nacional en el organismo. Frente a las críticas de la oposición, el presidente dijo que si eran ciertas las denuncias de irregularidades, entonces eso significaba que Draper "estaba mirando para el costado". Esto provocó la respuesta de los blancos quienes salieron a defender al jerarca quien, más precisamente, pertenece al sector Aire Fresco, que orienta el diputado Luis Lacalle Pou.

El hecho dejó en evidencia que no existe una política estratégica del gobierno acerca de cómo coexistir con los opositores en las oficinas de cada dependencia del Estado. Porque mientras Draper tiene serios inconvenientes para trabajar con comodidad en el organismo que le tocó en suerte, el otro representante de Aire Fresco en el Estado, José Pedro Pollak, se siente muy cómodo en la Administración Nacional de Puertos (ANP).

"Los representantes blancos están para colaborar con la gestión del ente y también para controlar a la mayoría. El director Draper ha votado un sinnúmero de decisiones en contra de la mayoría de ASSE que tiene problemas entre sí y gestiona en forma desorganizada, deficitaria y desprolija. Incluso, Draper no es invitado a muchas reuniones del directorio. Por otra parte, Pollak en el puerto está trabajando en un muy buen clima y no tiene ningún problema aunque muchas veces vota en contra de la mayoría", dijo Lacalle Pou a El Observador.

En tanto, el líder colorado Pedro Bordaberry (Vamos Uruguay) señaló que en muchos entes y empresas públicas existe "una muy buena colaboración" entre el gobierno y la oposición, pero en otros organismos no pasa los mismo. "Por ejemplo, en ANTEL se nos retacea información. Nunca les gustan las preguntas que hacemos", señaló Bordaberry.

Por su parte, el líder blanco Jorge Larrañaga (Alianza Nacional) dijo a El Observador que, mayormente, los directores que representan a su sector en el Estado no tienen demasiado problema para obtener información. "Nuestros representantes se han desempeñado con el mismo espíritu que el sector encara su relación con el gobierno: colaboración crítica. En el ejercicio de un derecho que le otorga la Constitución a la oposición, nuestros directores controlan el cumplimiento de la ley y normas en todos los procedimientos, fiscalizan e informan al partido acerca de las acciones relevantes, y han aportado positivamente a la gestión de los organismos", afirmó Larrañaga.

Para todos los gustos

Como se verá, la percepción de los directores de entes y empresas públicas acerca de su trabajo cambia de acuerdo a los compañeros de trabajo que les haya tocado.

El colorado Carlos Guariglia es quien representa a la oposición en ANTEL. "A mí no se me informa, salvo alguna excepción, de las reuniones que se tienen dentro de ANTEL que puedan tratar temas estratégicos o de relevancia institucional. Estoy en ese sentido bastante limitado en el acceso a la información. Un delegado de la oposición, que está integrando un servicio descentralizado, debe disponer de todos los elementos de juicio que le permitan hacer un control responsable. En la medida que no dispone de información no va a poder cumplir la función que se le ha asignado. Ello es elemental", declaró Guariglia.

En las últimas semanas, Bordaberry y la presidencia de ANTEL mantuvieron un fuerte enfrentamiento luego de que el senador colorado alertara que varios servicios se verían resentidos cuando se dejara de usar la frecuencia 900 MHz. Esa banda había sido entregada para usufructo de ANTEL en 2005 pero tras un juicio iniciado por la empresa Telefónica (Movicom), ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA), la empresa estatal fue intimada por la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicación (Ursec) a dejar de usar dicha frecuencia.

Precisamente, en el directorio de la Ursec, el nacionalista Gustavo Delgado (Alianza Nacional) viene realizando una tarea que, dice, se ha caracterizado por la buena relación con sus compañeros de trabajo. "Existe una excelente relación desarrollada durante este año con los directores de la mayoría. Ello ha permitido que el consenso haya sido la regla en las resoluciones más importantes de este período y solo alguna excepción de disenso haya tenido lugar. Existe apertura en la accesibilidad de la información, al trato con los niveles gerenciales y de gestión, y un diálogo permanente y leal", afirmó Delgado.

"Ello no es garantía de que la situación se mantenga durante todo el período; ojalá sea así pero nada lo asegura. Puede que se presenten coyunturas o resoluciones en las que se discrepe. Si así fuera se hará lealmente, sin llevar las discrepancias políticas, técnicas o de criterio al enfrentamiento personal", agregó.

Su compañero de sector, Carlos Camy, es el representante blanco en ANCAP y está muy conforme con el clima de trabajo. "Al escribano Draper lo conozco y es una persona de altísima capacidad, por lo cual no tengo por qué dudar de la situación que él plantea. Pero en el directorio de ANCAP hay gran armonía y una fluida comunicación. Siempre hemos encontrado los mecanismos para tener el conocimiento que nos permita hacer un ejercicio responsable de nuestra función. Hemos sentido el respaldo de todo el ente para ejercer nuestra tarea", aseguró Camy.

En la UTE es el colorado José Garchitorena quien, según dice, mantiene una relación "de mucho respeto con todos los directores". "En la mayoría de los casos, las decisiones se dan por unanimidad porque hay una actitud de aporte de los directores de la oposición y de apertura de parte de la mayoría. No hay una sola realidad en los entes y empresas públicas. La situación de UTE no es la de ASSE. Lo sucedido en ASSE no ha tenido ninguna repercusión en UTE", afirmó Garchitorena.

El presidente del Partido Independiente, Pablo Mieres, dice percibir situaciones diferentes según de qué ente o empresa pública se trate. "Nuestro representante en el INAU nos informa que allí se realiza una tarea de trabajo conjunto y existe un clima de diálogo y colaboración. En cambio, nuestro representante en el Banco Hipotecario está teniendo problemas luego que realizara críticas sobre la gestión de la institución", dijo Mieres. Agregó que el gobierno "no tiene una estrategia general de relación con la oposición; en cada organismo se viven situaciones diferentes".

Aquel 8 de junio de 2010 cuando los líderes de todos los partidos políticos celebraron el acuerdo alcanzado con el gobierno, el presidente Mujica prometió que el oficialismo no le metería la pesada a la oposición. "Este nuevo tiempo político requiere de una nueva conducta. Te tengo que ofrecer sin condiciones lo que tengo y vos pondrás lo que tenés que poner a nivel de tu conciencia. Porque este es un país pequeño pero nadie banca la pechera. Tenemos que tener gestos de grandeza pero eso no significa que la gente deba callarse sus verdades. Puede haber participación con feroz oposición. Solo tiene que haber un compromiso común", afirmó el mandatario.

Después llegarían días de discrepancias, de ministros convocados al Parlamento y de acusaciones cruzadas acerca de quién es el culpable de que algunas cosas no funcionen en el país.

Pero, como se ha visto, en la mayoría de los entes y las empresas públicas, frenteamplistas, colorados, blancos e independientes mantienen una relación civilizada y, muchas veces, de una notoria cordialidad.

Varios de los dirigentes consultados dijeron que el hecho de encontrarse casi todos los días para tratar temas comunes, fomenta una relación personal que muchas veces evita que las discrepancias se tornen en enfrentamientos políticos de esos de los que ya no se vuelve.

Lo dijo
Gustavo Delgado
Director blanco de la URSEC

"Los integrantes de los entes de Alianza (Nacional) tenemos una forma de actuar claramente explicitada por Larrañaga, quien señaló desde el principio de esta administración una línea de oposición constructiva y que nos la reiteró expresamente en una reunión realizada con todos nosotros hace algunos meses. Actuamos responsablemente, trabajamos involucrándonos en los temas, apoyamos en lo que corresponde, proponemos alternativas si es el caso y, cuando se presentan situaciones concretas que así lo impongan, nos oponemos fundadamente".

Carlos Guariglia
Director colorado de ANTEL

"Tengo una relación normal con los gerentes y funcionarios, y gracias a ellos obtengo una parte de la información que necesito, imprescindible para poder cumplir con mi función de contralor en representación de la minoría. El directorio, en mi opinión, no funciona como un verdadero directorio, sino como un instrumento meramente formal que debe tomar decisiones porque así la manda la ley orgánica de ANTEL y su decreto reglamentario".

José Garchitorena
Director colorado de UTE

"El Poder Ejecutivo a veces va mucho más allá de lo que es la fijación de las política. La instrumentación es un rol que le corresponde a la empresa y a veces uno percibe que aparte de la instrucción política ya viene la letra chica, el detalle. Pero eso no lo tomo como un avasallamiento de las minorías, sino parte del aprendizaje que está haciendo todo el país de redifinición de los roles que le competen a cada repartición".

Carlos Camy
Director blanco de ancap

"En el directorio de ANCAP hemos asumido el rol que tiene que tener un representante de la oposición, que es estar atento a la gestión pero sin la responsabilidad de ella que le corresponde a la mayoría. Tenemos un compromiso muy fuerte de contribución y en el directorio de ANCAP hay gran armonía y una fluida comunicación. Hemos sentido el respaldo de todo el ente para ejercer nuestra tarea".

Jorge Larrañaga
Líder de alianza nacional

"Nuestros representantes se han desempeñado con un espíritu de colaboración crítica"

Luis Lacalle Pou
Diputado de Aire fresco

"Los blancos en los entes y las empresas públicas están para colaborar con la gestión de esos organismos y para controlar"

Ope Pasquet
Senador colorado de vamos Uruguay

"El FA tuvo una actitud de oposición permanente, y ahora espera una colaboración permanente