Un freno al desarrollo. URUGUAY ES EL ÚNICO PAÍS DE SUDAMÉRICA SIN CABLE MÓDEM

La importancia del ancho de banda
noviembre 29, 2010
¿Sabía usted?
noviembre 29, 2010

Un freno al desarrollo. URUGUAY ES EL ÚNICO PAÍS DE SUDAMÉRICA SIN CABLE MÓDEM

Los operadores esperan una habilitación oficial del Estado, que tiene el tema archivado. SEBASTIÁN AMAYA ENVIADO A CHILE Asombro. Ese era el gesto que mostraron los rostros de los especialistas que participaron en el Chile Media Show, realizado el 17 y 18 de este mes en Santiago de Chile, cuando se enteraban que en Uruguay no hay cable módem, el servicio que permite que un hogar tenga TV cable, internet y telefonía desde una misma conexión. Si bien el pasado jueves ANTEL presentó novedades en su plan de ofertas de internet, con más velocidad de tráfico y el anuncio de la introducción de la fibra óptica, el cable módem, que desde hace años funciona en toda América Latina, a excepción de Cuba y Uruguay, aún no tiene la aprobación del Estado. Los operadores de cable locales pretenden que el gobierno habilite las licencias para esta tecnología, pero el tema está encajonado y sin novedades. ¿Qué se pierde Uruguay? Jorge Navarrete, presidente del Centro de Estudios para el Desarrollo de las Telecomunicaciones y el Acceso a la Sociedad de la Información de América Latina (Certal, organismo sin fines de lucro), y con una larga trayectoria en medios en Chile, opinó que no tener cable módem "es un problema de tiempo" para un país. "Las tecnologías a veces se adaptan más rápidamente o no, dependiendo entre otras cosas del ámbito regulatorio que existe en cada Estado", indicó. Para el ex presidente de la Televisión Nacional chilena "la gran ventaja de esta forma de proveer los servicios es tener un usuario que recibe de una sola entidad tanto su servicio de televisión pago, internet, su servicio telefónico y en algunos caso otros servicios complementarios". A nivel empresarial, los proveedores del servicio logran "una buena forma de fidelización de su mercado", al potenciar su red, y generan una mayor competencia "real" entre las empresas, agregó el especialista. Para la instalación de la red de cable módem no se precisa una inversión desde cero, ya que se aplica sobre la red de TV cable ya instalada. El ingeniero Abraham Valdebenito, gerente comercial de la empresa chilena de cableado Trade Isay indicó que dar el paso a esta tecnología no es difícil. "Las plataformas actuales que están desarrolladas en las compañías permiten evolucionar en cualquier tecnología. El día que una empresa de cable requiera desplegar este tipo de tecnología debe invertir sobre su misma red existente", comentó. En Uruguay, varias operadoras ya han hecho instalaciones para realizar pruebas. En un reciente congreso tecnológico se informó que hay ciudades del interior donde la red está parcialmente habilitada para brindar servicios de cable módem y que en la capital buena parte de la red está apta para instalarlo. Velocidad y economía. Ángelo Cerda, gerente general de la operadora Mundo Pacífico de Chile, contó que en ese país, el cable módem aumentó la demanda y la penetración de internet, lo que influyó en una constante introducción de tecnología con lo que las empresas compiten y ofrecen mejores servicios. "Si tomamos los últimos dos años, los precios de acceso a TV, internet y telefonía, se han reducido 40%", comentó. "Hay un beneficio para las familias con el cual tienen la posibilidad de acceder a los múltiples servicios a un precio mucho más económico que cuando existía un monopolio respecto a la distribución. Además, se logra uno de los objetivos de nuestro país, que es reducir la brecha digital, agregó. En TV, se accede a más canales, interactivos y sistema de pay per view; en Internet, una mayor banda ancha permite trabajar y jugar on line; y en telefonía, un sistema más estable. Tono de espera. En Uruguay la situación está en punto muerto. "El gobierno tiene en mente una película que nos va presentando en capítulos, y solo ellos saben el final", dijo el diputado blanco Jorge Gandini. En 2008 el entonces presidente Tabaré Vázquez buscó impulsar el Plan Cardales, una especie de triple play con servicios para los usuarios similares a los de cable módem -TV, internet y telefonía-, con el objetivo de que llegara a las clases más bajas. El Frente Amplio y el gremio de ANTEL criticaron el proyecto porque se entendía que la inclusión de empresas privadas en la transmisión de datos ponía en riesgo a la telefónica estatal. Asimismo, se impidió la participación de telefónicas extranjeras que querían participar del plan, como fue el caso de Telmex. El tema se congeló y así sigue hasta el día de hoy.