Telefónicas multinacionales objetarán intimación del Estado para que dejen de prestar un servicio

Objetaron licencia de servicio satelital concedida a Claro
abril 25, 2013
La dueña de la pelota
abril 26, 2013
BUSQUEDA | INFORMACION GENERAL | Pag. 18 | 25/04/2013
Telefónicas multinacionales objetarán intimación del Estado para que dejen de prestar un servicio; sostienen que vulnera sus "derechos"
Director blanco de Ursec denunció presunta violación del monopolio; el presidente frenteamplista discrepó
Las compañías multinacionales de telefonía móvil venden a empresas servicios que consisten en concentrar varias líneas de celulares y conectarlas a terminales fijas. En los últimos días la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (Ursec) intimó a América Móvil (Claro) y Telefónica (Movistar) a que dejen de prestar esos servicios porque considera que violan el monopolio de Antel sobre la telefonía fija.
Aunque todavía no tomaron una posición oficial sobre el asunto, América Móvil y Telefónica están decididas a objetar esa resolución y "defender" sus "derechos" porque consideran que la tecnología que usan es celular y no está comprendida en ningún monopolio, según dijeron a Búsqueda varias fuentes de ambas empresas.
El 7 de marzo el Directorio de la Ursec discutió un planteo del director blanco Gustavo Delgado (Alianza Nacional), que denunció que las empresas privadas están brindando un servicio que consiste en conectar frecuencias de telefonía celular a terminales fijas, lo que a su juicio viola el monopolio de Antel sobre la telefonía fija.
Ese tipo de servicios tiene su origen en un modelo llamado Telular fabricado por la empresa Motorola, que le agregaba tono de teléfono fijo al móvil, por lo cual se podían hacer otras operaciones, como enviar un fax. La tecnología evolucionó a formatos que se usan en la actualidad, como centralitas que concentran varios servicios similares a aquel "telular".
El día de la reunión de Directorio la Secretaría General de la Ursec envió un memorando a los servicios técnicos del organismo en el que explicaron que Delgado entendía que las empresas multinacionales están realizando "una actividad probablemente no comprendida en sus permisos y licencias, violatoria de la autorización otorgada por el Poder Ejecutivo", al brindar servicios de "telulares" y de "E1" ?otra tecnología de enlaces punto a punto?. Además Delgado solicitó, según ese documento, que se postergara la subasta de espectro radioeléctrico prevista para el 13 de marzo, que finalmente se realizó ese día y recaudó para el Estado U$S 100 millones.
El memorando decía que el presidente de la Ursec, Gabriel Lombide, "no comparte lo manifestado por el señor director en varios aspectos, pues entiende que el uso de "telulares" no sería violatorio de las licencias, ya que también se utiliza esta tecnología en los servicios de alarmas". Por lo tanto, Lombide resolvió consultar al respecto a los servicios técnicos.
La Ursec realizó inspecciones en varias empresas y, según informó ayer miércoles 24 "El Observador", el jueves 18 el organismo dictó resoluciones en las que intimó a Claro y Movistar a "cesar en la conducta constatada en un plazo perentorio de 90 días a contar desde el siguiente al de la notificación" y a presentar "dentro de los 10 primeros días del plazo" un "plan de implementación de las medidas correctivas".
Según la documentación, a la que accedió Búsqueda, la Ursec consideró que las autorizaciones concedidas a Claro y Movistar son para "la prestación del servicio de transmisión inalámbrica de datos", por lo que quedan excluidos "los servicios de telefonía y radiodifusión".
El texto dice que las disposiciones del Reglamento de Radiocomunicaciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones definen al servicio fijo como el "servicio de radiocomunicación (la transmisión, la emisión o la recepción de ondas radioeléctricas para fines específicos de telecomunicación) entre puntos fijos determinados" y al servicio móvil como el "servicio de radiocomunicación entre estaciones móviles y estaciones terrestres o entre estaciones móviles".
El organismo regulador entendió que "diversas modalidades de las constatadas" en ambas empresas "vulneran el alcance de las autorizaciones originalmente acordadas".
"Cambio de criterio". Las empresas multinacionales sostienen que los servicios de la Ursec están equivocados y que el producto cuestionado es tecnología celular porque transmite frecuencias radioeléctricas a través de los enlaces de telefonía móvil.
Fuentes de las compañías consultadas por Búsqueda sostuvieron que el tema surgió a partir de una denuncia de Antel del 2005 que fue retomada este año por Delgado.
Los informantes sostuvieron que "hay un criterio asentado de que el telular no es telefonía fija y no tiene nada que ver con el monopolio de Antel". Ahora "sorprende" a las empresas privadas "el cambio de criterio".
Estos teléfonos "tienen la potencialidad de moverse" pero "la movilidad es una propiedad que se puede usar o no".
Representantes de Claro y Movistar sostienen, en la línea de juristas como Juan Pablo Cajarville y Carlos Guariglia, que Antel no tiene monopolio sobre la telefonía fija. Pese a ello, "aún postulando que Antel tiene el monopolio de telefonía fija, que no es así, lo es en telefonía fija nacional porque la telefonía internacional está liberada". Entonces, "si hay una parte que se puede usar, no te pueden pedir que lo desconectes sino que sólo lo uses para telefonía internacional".
Las empresas están evaluando qué acciones tomarán pero ya tienen decidido, según aseguraron las fuentes, que no se quedarán de brazos cruzados.