Suerte en la empresa.

Banda ancha a contrapelo.
septiembre 9, 2010
Blancos rechazan creación de nuevos cargos de confianza.
septiembre 9, 2010

Directores blancos y colorados de Antel, UTE y ANCAP informaron a sus partidos

El subsecretario de Industria, Energía y Minería, Edgardo Ortuño, y la presidenta de Antel, Carolina Cosse, acudirán hoy a la Comisión de Industria de Diputados, convocados por el colorado Fitzgerald Cantero (Vamos Uruguay, VU), quien les pedirá explicaciones sobre el "vínculo" entre el organismo de las telecomunicaciones y Martín Fabregat Breccia, cesado en su cargo de asesor luego de que se divulgó que es hijo de la periodista Sonia Breccia, directora de Canal 5 durante el gobierno de Tabaré Vázquez, y sobrino del actual secretario de Presidencia, Alberto Breccia.

Éste fue uno de los puntos sobre los que Carlos Guariglia (VU), integrante del directorio de Antel, dio cuenta el lunes en el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Colorado (PC). "Lo que informé es que este tema ya se había solucionado", resumió en diálogo con la diaria. Guariglia explicó que él participó en la decisión del Directorio de mantener el contrato que Fabregat tenía por dos meses, hasta que quedara sin vigencia, y revocar otro a mayor plazo.

Cantero no estuvo presente ayer en el CEN, pero considera que aunque no haya nuevos elementos en torno a la contratación de Fabregat deben despejarse "un montón de dudas" acerca de la forma en que se lo seleccionó para contratarlo, porque en esa etapa Guariglia "aún no había asumido". Además, según dijo el diputado a la diaria, quiere saber si está previsto volverlo a contratar y, en ese caso, para qué funciones y bajo qué régimen.

Guariglia aseguró a la diaria que actualmente Fabregat "no tiene ningún vínculo" con Antel. Y destacó que tanto esta decisión como todas las que el directorio ha tomado hasta ahora han sido por unanimidad.

"Incluso ha habido cambios gerenciales, no porque dudáramos de la profesionalidad de la persona que ocupaba el cargo, sino porque se entendió que para el nuevo plan estratégico había otras personas en condiciones de cumplirlo", indicó.

"Todavía no tengo discrepancias, pero todavía se está diseñando el plan estratégico. Mis decisiones tendrán como base el programa de gobierno del PC en materia de telecomunicaciones", adelantó.

Con toda la energía Todos destacan que las discrepancias, cuando aparecen, se dan en un clima de diálogo y de buena relación con el oficialismo, y recuerdan que su rol es controlar. En UTE las tres decisiones "más importantes" que tuvo que tomar el directorio no fueron unánimes, según dijo a la diaria el director colorado, José Garchitorena (VU). En ese sentido explicó el lunes en el CEN que votó el plan de inversiones porque "en general está alineado" con lo resuelto por la comisión multipartidaria de energía. El director de UTE por el Partido Nacional, Enrique Antía, coincide en este punto con Garchitorena, pero aclaró en diálogo con la diaria que se abstuvo porque se puso a consideración el día en que asumió y no participó en la elaboración.

La otra decisión a la que Garchitorena hizo referencia tiene que ver con la incorporación de energía eólica.

El director colorado no respaldó que se habilitara una ampliación de la generación de energía a las tres empresas adjudicatarias de la licitación, porque actualmente hay otro llamado en proceso. "Lo más prudente era esperar y evaluar si surgen, de los 22 proyectos que se han presentado, precios más convenientes para UTE", alegó. Antía fue en este caso el que acompañó la decisión del oficialismo. "El TOCAF habilita la ampliación, que además va en línea con lo acordado en la multipartidaria de empezar cuanto antes con el ahorro energético", sostuvo.

La tercera decisión tiene que ver con la deuda de más de seis millones de pesos que el diario La República tiene con UTE por facturas impagas. "Antes de que asumiera la gerencia comercial había resuelto saldarla en base a canje de publicidad.

Pero al buscar la aprobación de los dos directores de la minoría se llegó a un convenio mejor", señaló Garchitorena. Explicó que el medio debe pagar la deuda en efectivo en un plazo de cinco años con vencimientos anuales, y que los montos serán reajustados por IPC. "Lo que está previsto es que UTE no va hacer pagos en efectivo mientras La República mantenga la deuda. Es decir que la publicidad será computada como parte del pago", añadió.

"Antía participó en la redacción del convenio, pero sorpresivamente no lo votó alegando razones políticas y por eso no salió por unanimidad", relató. El blanco aclaró: "Yo nunca estuve dispuesto a votarlo; ayudé a que el convenio saliera en mejores condiciones". Y señaló que su principal discrepancia es que no se establece un límite para los canjes.

"Justamente, ése es el mandato del CEN, controlar que no haya desvíos", retrucó Garchitorena.

En el directorio blanco también informó Carlos Camy (Alianza Nacional), director de ANCAP, quien destacó en diálogo con la diaria que la mayoría de las decisiones se adoptaron por unanimidad en el marco de un "buen relacionamiento".

Consultado sobre una de sus preocupaciones, la deuda de ANCAP con Venezuela, Camy señaló que tras haber recibido información considera que "el convenio supone una cooperación financiera ventajosa".

"Es una operación financiera que supone un endeudamiento de 39 millones de dólares por año, y eso es de bajo impacto teniendo en cuenta que significa 1,3% de la caja anual de ANCAP", precisó. Lourdes Rodríguez