Slim enfrenta dura lucha para mantener liderazgo en México

La tecnología se compra, lo que hacemos son contenidos
junio 22, 2012
«La regulación de las imágenes abarcará a la TV cable»
junio 29, 2012

EL OBSERVADOR | ECONOMIA | 18/06/2012  | Pág. 12
Slim enfrenta dura lucha para mantener liderazgo en México. Telefónicas. Competidores forman alianzas y buscan quitarle la supremacía

El multimillonario Carlos Slim, quien utilizó su predominio en el mercado de telecomunicaciones de México para convertirse en la persona más rica del mundo, enfrenta una creciente competencia en su mercado local conforme sus rivales se agrupan para aumentar su poder.

El grupo Iusacell, el tercer proveedor de telefonía inalámbrica más importante de México, cerró un acuerdo la semana pasada con Telefónica para compartir redes de telefonía celular. El jueves, Iusacell consiguió la aprobación para poder vender una participación de 50% a grupo Televisa SAB, uno de los mayores enemigos de Slim, lo que le permite tener más dinero para ampliar el servicio.

La empresa de telefonía celular mexicana de Slim, América Móvil SAB, cuenta con dos ventajas que le permiten proteger su situación actual. La compañía puede fidelizar clientes ofreciéndoles descuentos por llamados dentro de la red, y está lista para convertirse en el primer proveedor del país en ofrecer servicios de conectividad 4G. Incluso formando un frente unificado, Televisa, Iusacell y Telefónica tienen que superar esos obstáculos para amenazar la participación de 70% del mercado que tiene América Móvil.

"Todavía me gustaría ser América Móvil, más que cualquier otro en la industria de las telecomunicaciones en México", dijo Christopher King, analista en Stifel, en Baltimore. "No veo que Iusacell vaya a tener un impacto significativo en América Móvil por muchos años, ya que necesita invertir en el transcurso de los próximos dos años para convertirse en un competidor viable para cualquiera".

México es el mercado más importante y más rentable de América Móvil. Representa aproximadamente 40% de las ventas y más de la mitad de los ingresos por operaciones. América Móvil, con sede en Ciudad de México, representa alrededor de 60% de la fortuna de US$ 65.500 millones de Slim, según el Índice de Multimillonarios de Bloomberg.

América Móvil acordó el viernes comprarle una participación de 21% en Telekom Austria AG al inversor Ronny Pecik como parte de la estrategia de Slim de hacer base en Europa conforme la crisis de deuda del continente daña el valor de los activos de telecomunicaciones. América Móvil en mayo hizo una oferta no solicitada por 2.600 millones de euros para aumentar su participación en el operador holandés Royal KPN NV al 27,7%.

América Móvil es dueña de la mayor red de fibra óptica de México, que se extiende por casi 136 mil kilómetros, desde fines de 2011. Telefónica y Televisa, por su parte, participan en una empresa conjunta junto con el proveedor de cable Megacable Holdings SAB para operar casi 20 mil kilómetros de fibra de propiedad del gobierno, que complementan las redes que ya tienen las compañías.

La compañía de Slim planea comenzar a ofrecer servicios inalámbricos 4G, que permiten una mayor velocidad de descarga de videos de alta definición y otras aplicaciones, en cuatro o cinco ciudades de México para fines de este año, dijo Daniel Hajj, máximo responsable ejecutivo, en abril.

Iusacell y Telefónica pueden tener redes 4G operativas para el año que viene, dijo la semana pasada semana el máximo responsable de Iusacell, Adrián Steckel. La base de suscriptores de Iusacell aumentó 39% a 5,4 millones de clientes entre septiembre de 2010 y diciembre de 2011, las únicas fechas en las cuales la compañía difundió sus datos. Las suscripciones de América Móvil crecieron 5,2% en ese lapso, y las cifras de Telefónica prácticamente no se modificaron, en parte porque ambas compañías pusieron en orden sus libros para deshacerse de clientes que no presentan mucha actividad de llamadas.

Iusacell es propiedad de Ricardo Salinas, que también controla el canal TV Azteca SA. Su socio Televisa es el canal de televisión más grande del país. (Bloomberg)