Sin venias. Ley de medios

ES EL PLAZO QUE TIENE EL PODER EJECUTIVO PARA ASIGNAR LOS CANALES
julio 19, 2013
Prensa agosto 2013
agosto 1, 2013
LA DIARIA | POLITICA | 18/07/2013 | Pág . 3
Sin venias. Ley de medios: cambiarán la forma de designar a las autoridades que se encargarán de controlar su cumplimiento
La creación del Consejo de Comunicación Audiovisual (CCA) es uno de los capítulos polémicos de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (SCA). Desde la oposición cuestionan que se le quiten facultades a la Unidad Reguladora de los Servicios de Comunicaciones (Ursec) y se le otorguen al nuevo organismo.
Pero las principales críticas no se centraron en esto, sino en la forma de designación de los integrantes del CCA.
Éste será el organismo encargado de fiscalizar el cumplimiento de la norma. Entre sus competencias figuran monitorear a todo el sistema de medios y asesorar al Poder Ejecutivo respecto de eventuales incumplimientos, así como elaborar los pliegos de los llamados para prestar servicios de comunicación audiovisual y asesorar al Ejecutivo en materia de asignaciones de frecuencias.
También aplicará sanciones leves, ya que las graves quedan a cargo del Ejecutivo.
Funcionará como un órgano desconcentrado de Presidencia de la República, y según el proyecto, actuará con "autonomía técnica". Su consejo directivo estará integrado por cinco miembros, que deberán acreditar experiencia en la materia y no tener vínculos directos con empresas vinculadas a la radio, la televisión, la publicidad u otro sector de la comunicación.
La Coalición por una Comunicación Democrática, que nuclea a organizaciones sociales, así como instituciones académicas y representantes empresariales, ha coincidido en pocas cuestiones en el análisis de la ley, pero una de ellas es el rechazo a la forma de integración del CCA. Según la norma enviada por el Poder Ejecutivo, habrá una comisión directiva de cinco miembros. Tres de ellos serán designados por el Ejecutivo con venia de dos tercios de la Cámara de Senadores, mientras que los restantes serán un delegado por el Ministerio de Industria, Energía y Minería y otro por el Ministerio de Educación y Cultura.
Para prácticamente todos los actores del ámbito social y empresarial que han concurrido a la Comisión de Industria de la Cámara de Representantes -donde se analiza el proyecto-, esta forma de designación quita independencia al organismo y asegura una injerencia indebida del Poder Ejecutivo en temas sensibles.
Además, algunos actores propusieron que deje de estar en la órbita de Presidencia y pase a ser un organismo descentralizado o con un estatus similar.
Los legisladores del Frente Amplio tomarán en cuenta el planteo y cambiarán la forma de designación de la directiva del CCA, dijeron a la diaria los diputados Julio Battistoni (MPP) y Carlos Varela (Asamblea Uruguay).
"No habría problema en ver otra forma de designarlo, y que tenga, por ejemplo, el mismo perfil de designación que la Institución Nacional de Derechos Humanos [INDDHH]", señaló Battistoni. "Comparto muchas de las críticas que ha recibido [el Consejo] en cuanto a la designación [de su directiva] y ubicación institucional. Queremos dotarlo de la mayor independencia técnica y política posible, y que sus integrantes surjan del mayor consenso político posible. La INDDHH es un ejemplo interesante a seguir", evaluó en tanto Varela.
Los integrantes de la Inddhh son designados por dos tercios de votos de la Asamblea General o, en caso de que no se obtenga ese porcentaje de apoyo, por mayoría absoluta de los integrantes del cuerpo.
El oficialismo pretendía votar la ley en la Cámara de Diputados a fines de agosto, pero Varela aclaró que no sabe si para esa fecha se habrá logrado recibir a todas las delegaciones. "No sé si vamos a llegar a esa fecha, va a depender de las delegaciones que definamos. Pero después va a llevar tiempo analizar artículo por artículo, y no vamos a cortar ni las intervenciones de quienes vienen ni un debate lo más profundo posible", aclaró. No obstante, remarcó que la intención del oficialismo continúa siendo aprobar la norma en las dos cámaras antes de fin de año.