Siete días. Abrieron plazo de consulta pública por decreto de televisión digital

Andebu critica la ley de medios que elabora el Poder Ejecutivo.
septiembre 29, 2011
NOTAS DE PRENSA OCTUBRE
octubre 3, 2011

Ayer se divulgó el borrador del decreto que establece un marco regulatorio para la televisión digital enviado a Presidencia por el Ministerio de Industria, Energía y Minería por intermedio de la Dirección Nacional de las Telecomunicaciones.

El articulado establece dos aspectos que cambian las actuales reglas de juego. En primer término, las autorizaciones para el uso de los canales digitales tendrán plazo, que será de 15 años, con opción a renovación, previa evaluación del cumplimiento de las condiciones y compromisos asumidos por el operador.

En segundo lugar, se exigen contraprestaciones económicas y sociales. Las empresas que facturen anualmente más de dos millones de Unidades Indexadas (4.558.000 pesos al día de hoy) deberán aportar al Estado 1% de la facturación bruta, y las que facturen igual o por debajo de eso, el 0,5%, recaudaciones que financiarán un Fondo de Producción Audiovisual y Aplicaciones de Televisión Digital.

También estarán obligadas a habilitar el uso gratuito de hasta 15 minutos diarios para realizar "campañas de bien público" por parte de organismos públicos estatales y no estatales; promover la producción de contenidos y aplicaciones nacionales y brindar progresivamente la accesibilidad a los servicios ofrecidos a personas con discapacidades visuales y auditivas.

El texto se colgó ayer y estará sometido a una consulta pública durante siete días a través del sitio consultapublica.org.uy. La Asociación Nacional de Broadcaster del Uruguay (Andebu) ya expresó sus críticas al articulado, en particular por estos dos puntos, según consignó ayer El Observador. El decreto destina para Montevideo siete canales con fines comerciales, tres de los cuales se reservan para los privados; siete para proyectos comunitarios y otros sin fines de lucro; y seis para televisión pública, uno para Televisión Nacional Uruguay, otro para la Intendencia de Montevideo y un tercero para el desarrollo de señales regionales.

En las localidades del interior, siempre que sea "técnicamente posible", serán tres para públicos, tres para comerciales y tres para comunitarios. Los permisos serían intransferibles y los canales no podrían ser subarrendados.

Una vez aprobado, la Unidad Reguladora de Servicios en Comunicaciones (URSEC) abrirá un llamado a interesados. El borrador prevé el apagón analógico para el 21 de noviembre de 2015, en el Día Mundial de la Televisión