Pudencia en las próximas negociaciones salariales

17 de mayo de 2012- Día mundial de las telecomunicaciones
mayo 28, 2012
Gobierno enfrentará escenario de paros y movilizaciones gremiales.
mayo 29, 2012

ULTIMAS NOTICIAS | EDITORIAL | 29/05/2012  | Pág. 11
Prudencia en las próximas negociaciones salariales. EDITORIAL
Las próximas negociaciones salariales no parecen mostrar, a priori, un escenario de entendimiento entre el gobierno, los empresarios y el Pit-Cnt. Uno de los aspectos que deja en evidencia la existencia de diferencias es la extensión de los convenios colectivos que se habrá de negociar.

Así, mientras que desde el Pit-Cnt hay respaldo a la propuesta del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (Mtss) de negociar convenios colectivos de tres años de plazo, desde las cámaras empresariales hay reticencia y hasta rechazo a esta posibilidad. Entre los empresarios existe el convencimiento de que la inestabilidad financiera internacional no permite ser optimista sobre la evolución que habrá de tener la economía uruguaya en el correr de los próximos años, razón por la cual reclaman el establecimiento de cláusulas de salvaguarda y que se hace necesario que haya mecanismos que permitan que un convenio se extinga ante un drástico cambio de la situación. La posibilidad de establecer acuerdos a tres años fue manejada la semana pasada por el propio ministro de Trabajo, Eduardo Brenta, quien dijo que "perfectamente pueden establecerse convenios a tres años, pero eso no significa que no tengamos una previsión respecto a cómo va a evolucionar la economía en los próximos años". Desde el empresariado no se comparte que se ponga sobre la mesa esta propuesta cuando el contexto es de "alta incertidumbre". Así lo interpretó, por ejemplo, el presidente de la Cámara de Comercio, Marcelo Lombardi, quien opinó que al no conocerse cómo se desarrollarán las condiciones externas es natural que se tienda a "tomar las mayores precauciones posibles". Para el empresario "los plazos de negociación deben ser aquellos que las partes estimen cómodos", mientras que "los convenios mayores a un
año deberían tener cláusulas de salvaguarda con mayores precisiones técnicas". Esto último también es una aspiración del gobierno, según señaló el subsecretario del Mtss, Nelson Loustanau.
En la misma línea que Lombardi, el presidente de la Cámara Metalúrgica, Miguel Oliveros, dijo que los convenios a largo plazo "traen imprevisibilidad" porque "no existen herramientas adecuadas" para anunciar si varían las condiciones económicas. "Hoy por hoy, con la realidad del mundo en la que no sabemos qué va a pasar con el dólar y no sabemos cómo va a afectar la crisis, ¿qué sector puede tener laprevisión de aquí a tres años?",
se preguntó Oliveros. Más allá de los que se defina finalmente, lo cierto es que los acuerdos salariales deberán estar pautados por la prudencia ya que, justo es decirlo, les asiste la razón a los empresarios cuando advierten sobre las consecuencias que podría tener para las empresas uruguayas una mayor desaceleración de las economías de los países que son destino de sus productos. En ese sentido, nadie puede desconocer las dificultades comerciales que se han presentado en los últimos tiempos con dos socios tan importantes como lo son Argentina y Brasil.