Patrik Fältström, asesor del ministro de Tecnologías de la Información de Suecia

Notas de prensa noviembre 2012
octubre 31, 2012
«En este momento Uruguay es el único país en América del Sur
noviembre 2, 2012

BUSQUEDA | DESARROLLO | Pag. 17 | 01/11/2012

Patrik Fältström, asesor del ministro de Tecnologías de la Información de Suecia, opina que los gobiernos tienen que "retroceder" y no intervenir en el desarrollo de las tecnologías de la información. Si las empresas de telecomunicaciones no cambian su modelo de negocios para adaptarse a las demandas "van a morir"
entrevista de Victoria Fernández

Patrik Fältström

Hoy son los usuarios quienes les dicen a las empresas cómo quieren usar Internet, y no al revés, y las compañías que no lo entiendan "van a morir". La advertencia la hizo el ingeniero sueco Patrik Fältström, presidente del Comité de Seguridad y Estabilidad de ICAAN (Corporación para la Asignación de Nombres y Números de Internet), jefe de Investigación y Desarrollo en la organización Netnod y asesor del ministro de Tecnologías de Información de Suecia.

Fältström afirmó en entrevista con Búsqueda que las compañías tradicionales de telecomunicaciones ?que venden varios servicios, como Internet, telefonía y televisión? tienen que cambiar su modelo de negocios y dejar de ofrecer múltiples productos; en vez de eso, deben "encogerse", reducir drásticamente su personal y concentrarse solo en vender acceso a Internet para bajar sus costos de producción y ofrecer mejores planes con velocidades reales.

El experto opina que los gobiernos deben "retroceder" y no intervenir en el desarrollo de las telecomunicaciones, salvo para garantizar un clima propicio a la competencia y la innovación y bajar al mínimo las barreras de entrada a los nuevos jugadores.

?¿Cómo ha cambiado Internet en los últimos años?

?El gran cambio es que en vez de que la "gente de Internet" esté diciéndole a las personas cómo usar Internet son las personas las que le están diciendo a la "gente de Internet" cómo están usando Internet. Son los usuarios finales los que deciden cómo utilizar Internet, en vez de lo contrario.

Por otra parte, en 2010 empezamos a ver a Internet como una herramienta. La gente la está usando sin saberlo. Es como la electricidad. Ahora la gente ni siquiera sabe que está usando Internet. Usan Facebook o sus teléfonos para buscar cosas… y están utilizando Internet, pero no piensan que lo están haciendo. Antes tenías que ir a una computadora que tuviera un modem, encenderla, esperar que se conecte, ingresar a Internet; hoy no tienes que hacer más todo eso. Las personas están todo el tiempo conectadas. Eso es un gran cambio. Los consumidores son usuarios de los servicios de aplicaciones, no de Internet. Si le preguntas a una persona en la calle si es usuario de Internet, probablemente muchos digan que no.

?¿Las empresas de Internet deben adaptarse a esos cambios?
Sí. Algunas empresas lo han entendido, y otras no. Las que no lo entiendan, se irán a la bancarrota. No puedes proteger de una forma artificial el viejo modelo de negocios. Van a morir.

¿Entonces deben cambiar sus modelos de negocios?

Sí. Y eso es un problema para los empleados de las compañías porque antes las empresas tradicionales de telecomunicaciones proveían telefonía, televisión y servicios de voz, y toda una serie de diferentes aplicaciones, pero hoy solo proveen paquetes de IP (Internet Protocol). Entonces, esas compañías que proveían todos esos servicios, a los que ahora la gente accede a través de Internet, necesitan eliminarlos. Es posible que muchas compañías de telecomunicaciones tengan tres veces más del personal que necesitan.

¿Cuál es el costo de producción por paquete de IP? Si eres una compañía moderna, el costo es muy bajo. Pero si eres una empresa tradicional, con todos los servicios incluidos, el costo de producción es muy alto. Por eso hemos visto morir una cantidad de compañías: de ventas de libros, música, videos, diarios.

El costo de producción en el área de la información está cayendo. Pero eso no significa que la gente no pueda hacer dinero. Es solo que tienes que tener un proceso interno que se ajuste a la demanda.

El tráfico en Internet está creciendo cada vez más. ¿Pueden las redes soportar ese crecimiento?

Hay que incrementar la capacidad todo el tiempo.

Ese tema ha enfrentado a los proveedores de acceso a Internet con los proveedores de aplicaciones porque los primeros deben asumir el costo de mejorar las redes para los servicios que venden los segundos. ¿Cuál es su posición?
i no tenemos una completa neutralidad de red (que los proveedores de acceso no puedan controlar qué servicios pasan por sus redes) no tendremos competencia entre los servicios. Y esa será la manera de, artificialmente, mantener altos los precios de los productos para los usuarios. Y eso está mal. Necesitamos que haya competencia. No podemos tener una situación donde solo los proveedores de acceso vendan telefonía o televisión. Necesitamos poder elegir entre múltiples proveedores de televisión. ¿Qué pasaría si tu proveedor de Internet bloqueara el acceso a Netflix? No estarías contento. Pero entonces el proveedor de Internet empezaría a brindarte otro servicio, similar al de Netflix, y competiría con él pero lo dejaría afuera. Nuestro mundo actual requiere de innovación, mejores productos con mejores precios, y para eso necesitamos competencia. Y por eso es tan importante tener un servicio de Internet abierto que permita la competencia.

Pero los proveedores argumentan que ellos no pueden estar mejorando la capacidad de la red permanentemente y que necesitan decidir sobre el tráfico…

Pero eso ocurre por lo que dije antes: tienen muy altos costos de producción y no cobran lo suficiente.

¿Es posible entonces seguir mejorando las redes?

Sí, absolutamente. No tendrán ningún problema. Porque hoy en día, en una fibra puedes tener enormes capacidades. El problema es que hay demasiados proveedores que invierten en equipamiento pero no entienden cuán rápido es ese crecimiento. Entonces están haciendo modelos de negocios en torno al equipamiento, pero han calculado mal lo rápido que tienen que actualizarse.

Hay otro problema, y es que muchos proveedores de acceso venden Internet con planes de velocidades "hasta 100 megabytes por segundo". Y venden eso porque saben que los usuarios la mayor parte del tiempo van a usar 1 Mb/s; lo que significa que pueden tener 100 clientes vendiéndoles planes de "hasta 100 Mb/s".

Ahora, si los clientes de repente empiezan a usar video streaming, empezarán a usar 10 Mb cada uno, lo que significa que el proveedor debe mejorar diez veces su red. Pero no puede cobrarles más a los clientes. Porque les ha vendido un plan que era hasta 100 Mb, entonces no puede pedirles que paguen más porque están usando 10 Mb en vez de 1 Mb.

Ese es el problema. Y por eso es que muchas compañías de telecomunicaciones y proveedoras de acceso están protestando, y dicen: "Así no podemos hacer dinero". Pero esperen un momento: eso es simplemente porque ustedes han vendido planes de velocidades a los clientes basados en un negocio que da por sentado que no la van a usar. Ahora que los clientes empiezan a usarla: ¿por qué van al gobierno a quejarse, cuando en realidad han hecho un modelo de negocios equivocado?

¿Qué deberían hacer los proveedores? ¿Vender planes más ajustados a la realidad?

Exacto. Pienso que hay dos problemas aquí. Como expliqué antes, los proveedores de acceso tienen un costo muy alto de producción y tienen tres veces la cantidad de empleados que necesitan, todo porque están tratando de producir todos esos servicios que la gente ya no compra. Deberían decidirse a vender acceso a Internet, solo concentrarse en IP. Deben encogerse y perfeccionarse en vender acceso a Internet, para hacerlo lo más barato posible.

Pero no creo que eso sea suficiente. Además los usuarios deben pagar más. Uno de los problemas hoy es que solo ha habido competencia basada en el precio de acceso a Internet, porque los proveedores pensaron que, como en los viejos tiempos, podían hacer dinero con los SMS, el correo electrónico y la telefonía y subsidiar de forma cruzada el acceso a Internet. Pero ahora son otros los que están proveyendo esos servicios. Entonces deben dejar de venderlos y empezar a cobrar por el acceso, por lo que probablemente tenga que ser más caro.

¿Cómo cree que deberían participar los gobiernos en el desarrollo de las telecomunicaciones?

Deberían retroceder. Porque ya no son las empresas de los gobiernos las que controlan las cosas sino que es el sector privado el que lidera esto, el que inventa, el que invierte. Lo que los gobiernos deberían hacer, con legislación y subsidios, es crear un ambiente donde el sector privado quiera invertir. Tienen que añadir legislaciones que fuercen la neutralidad de red. Necesitan asegurar que la competencia sea justa y que sea sencillo el ingreso de nuevos jugadores. Debería ser barato para los nuevos jugadores ingresar al mercado. Si quieres iniciar tu propio Google, deberías poder hacerlo en tu casa. No deberías tener que pedir permiso a nadie. La barrera de entrada de nuevos productos debe ser lo más baja posible, y esa es la responsabilidad de los gobiernos. La legislación que protege los viejos modelos de negocios está mal; se debe impulsar nuevos modelos de negocios.

En Uruguay hay un operador público con un importante peso en el mercado. ¿Cómo cree que puede aplicarse eso que usted dice en el modelo uruguayo?

Es muy importante que el regulador sea independiente y que el gobierno logre separar esos dos roles: el de dueño de la empresa y el de regulador, que debe promover la competencia, la innovación, y asegurar que ninguna empresa sea favorecida. El rol del regulador no debe ser mezclado con el rol del Estado como dueño; son dos cosas muy diferentes.