OMAR DE LEÓN – EX ASESOR DE ANTEL: Experto en telecomunicaciones advierte sobre la «extrema posición

PABLO BELLO, SECRETARIO GRAL DE AHCIET
mayo 11, 2012
En 60 días se abre llamado para asignar tres canales privados más.
mayo 14, 2012

EL OBSERVADOR | ACTUALIDAD | 14/05/2012  | Pág. 7

Omar de León sostuvo que el Ministerio de Industria no defiende al usuario como debería

Para el experto en comunicaciones y ex asesor de ANTEL, Omar de León, la empresa estatal corre con ventaja ante sus competidores privados no solo gracias a su "posición extremadamente dominante" en el mercado, sino también a que el Ministerio de Industria y la Ursec terminan jugando a su favor. De León sostuvo que la falta de competencia no beneficia necesariamente a los más pobres y le impide a los usuarios acceder a mejores servicios y a precios más convenientes.

¿Por qué cree que existen tantas interpretaciones sobre el alcance del monopolio de la estatal ANTEL en el área de las telecomunicaciones?

Hay dos ópticas sobre la ley de 1974 que dispone el monopolio de la telefonía básica, que era lo único que existía. Porque nadie podía legislar sobre los avances que después empezaron a llegar. En todo el mundo las comunicaciones eran lo que se denomina "monopolio natural" del Estado. Se evitaba, por ejemplo, que alguien viniera a vender telefonía en el Centro de Montevideo y no en otras zonas. Pero eso ha quedado obsoleto y ahora se necesitan normas más claras.

Aquel argumento de 1974 es utilizado ahora por ANTEL para, por ejemplo, negar permisos para usar la fibra óptica. El ente sostiene que las empresas privadas no querrán prestar servicios en zonas en donde no les sea redituable económicamente.

Es el mismo argumento pero con un mundo distinto. En Uruguay lo que existe hoy es una posición dominante por parte de ANTEL que puede decidir sobre los precios independientemente de los demás. A través de un decreto que es inaplicable en la vida real se resolvió ampliar el monopolio a la telefonía por internet. Además, se hace una separación artificial de la regulación del servicio alámbrico e inalámbrico, cosa que no existe en ninguna parte del mundo.

La posición de ANTEL es extremadamente dominante porque tiene el 100% del mercado de los servicios por cable y el 96% de los inalámbricos.

Pero, según dice ANTEL, el predominio es necesario para asegurarle servicios a los más pobres.

Pero en muchos lados, en paralelo con la competencia, se desarrolla lo que se denomina "servicio universal" que cubre los huecos que no quieren llenar los operadores porque no es rentable. El gobierno desarrolla la red de fibra óptica, como si construyera una carretera, y después le cobra el peaje a todos los operadores por igual.

¿Y el fin de esa "posición dominante" en qué beneficiaría a los usuarios?

Claramente bajarán los precios y mejorará la calidad.

Y si le sirve a todos, ¿por qué no se abre el mercado?

Habría que preguntarle al gobierno. Pero en todo el mundo existen tres patas en el sector comunicaciones: los operadores, el ministerio que fija las políticas y el regulador -la Ursec en nuestro caso-. En todas partes esas tres patas son independientes, se pelean entre ellos. Acá no hay peleas, no hay intereses contrapuestos. La Ursec perdió potestades y no hay contraposición de intereses entre ese organismo y el ministerio. Además la Ursec es muy débil.

Y usted dice que tanto el Ministerio como la Ursec juegan para ANTEL…

Lo que digo es que si hubiera una autoridad que defendiera los intereses del ciudadano, estaría controlando precios. Y no hay nadie controlando precios. No hay tope de precios en el país. Yo no critico lo que hace ANTEL; es lo que haría cualquier operador. El problema es que está faltando una de las patas para que haga equilibrio.