Nueva trinidad

Nokia y Microsoft también ganan
agosto 31, 2012
BUSQUEDA | DESARROLLO | Pág. 17 | 30/08/2012 Técnicos de la Ursec advierten carencias
agosto 31, 2012

•    LA DIARIA
•     ECONOMIA
•    30/08/2012
•    Página 6
Gabinete Productivo apuesta fuerte al desarrollo local de tres industrias tecnológicas
La intensificación tecnológica será clave para superar "la industria de bajos salarios" que el país conquistó en los últimos años, aseguró ayer el titular del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), Roberto Kreimerman, en un evento organizado por la Cámara de Comercio Uruguay-Estados Unidos. La biotecnología, las nuevas energías y las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) conforman la apuesta central del Gabinete Productivo.

"Diversificando la estructura productiva: los nuevos sectores tecnológicos" fue la consigna de la convocatoria a la disertación del secretario de Estado en la citada asociación empresarial. La continuidad de los números favorables que registra la economía uruguaya, que en los últimos años alcanzó una tasa promedio de crecimiento de 6%, requerirá de la "fortaleza de nuestras cadenas industriales y agropecuarias pero también de los sectores dinámicos", diferenció Kreimerman. La coyuntura mundial, que desde la década de 1980 transita una "fragmentación de procesos productivos", que experimentan una "creciente triangulación", generó una "estructura productiva mucho más compleja" que antes de esos cambios, aseguró el expositor. La situación, caracterizada tanto por el aumento del "comercio intraindustrial" como por el aprovechamiento de las "ventajas de localización, mano de obra y materias primas", expresa un "cambio en la economía mundial", señaló. Si bien se espera un crecimiento del orden de 3,5% el corriente año, y una cifra similar para 2013, alcanzarlas requerirá diversificación de producción y mercados. "Hemos pasado de 100 países que reciben nuestra exportación a 160, y de 600 rubros a unos 720 en los últimos diez años", recordó el ministro.

La "fortaleza vital" de una economía pasa por su especialización, y "la inserción económica internacional del país" requerirá de nuevos "productos" y "procesos".

"Ya conquistamos la industria de bajos salarios", ironizó, señalando después que la aceleración de los avances científico-tecnológicos dio un giro a la economía internacional.

En ese contexto, Uruguay presenta determinados problemas asociados a las dimensiones: en "la economía de escala" los costos unitarios se guían por cantidades, lo que demuestra que "el desarrollo y la investigación" deberán crecer "con capacidades propias".

Al mismo tiempo, la "transferencia" de la investigación hacia el "sistema productivo" también es una dificultad. Uruguay solicitará cooperación a otros países para el desarrollo de la diversificación, que "es el camino para tener una estructura sólida frente a las desviaciones de la economía mundial", analizó Kreimerman. En ese sentido, informó sobre el año en curso: "Estamos con otro récord de proyectos de inversión", lo que aporta "seguridad" de que la economía "seguirá creciendo".

El 50% de esos planes de negocios es industrial y les siguen los agropecuarios, de servicios y de turismo.

Por otro lado, recordó que en 2011 el país contó con 20% de inversión extranjera, lo que lo colocó en segundo lugar después de Chile según la escala del continente (ver página 7).

Pero además, Uruguay cuenta con una fuerte inversión pública.

Sin carboneros El impulso de la biotecnología, las energías limpias y las industrias basadas en el conocimiento está en la agenda del Poder Ejecutivo. La estrategia de potenciar la biotecnología, sobre todo de semillas y bovinos, enfocada en la comercialización, es parte de la planificación del Gabinete de Innovación. El sector, que concentra sus exportaciones en Brasil, es motivo de un anteproyecto de ley que el MIEM está analizando junto con el Poder Legislativo. La normativa "es fundamental para ordenar este desarrollo", así como "los mercados" y "las capacidades humanas". En tanto, el subsector de las tecnologías limpias, que tiene como meta asignada por las autoridades constituir en 2015 el 50% de la matriz energética local, integrará las energías eólica, de biomasa y biocombustibles. La agroindustria, a su vez, tendrá un papel sustancial en el desarrollo de la energía limpia. Por un lado, la producción de biomasa a partir de residuos agropecuarios (lácteos, arroz, forestal, etcétera) tendrá por objetivo el "desarrollo energético pero que contemple la rentabilización de las unidades productivas", resaltó el titular del MIEM.

Si bien la biomasa "es muy dependiente de la localización geográfica porque el costo de transporte es prohibitivo para el resto del sistema", el Gabinete Productivo estableció la meta de que en 2015 se procese 30% de los residuos agroindustriales que genera el país. La futura instalación de la regasificadora también tendrá un impacto en el sector agropecuario.

El gas natural "es el más limpio de los combustibles fósiles", cualidad funcional al hecho de que "Uruguay, con su producción agropecuaria y agrícola, necesita la menor traza de carbono posible". La regasificadora, una de las 31 que en la actualidad se están desarrollando en el mundo, representa una oportunidad dado que "la capacidad de gas ofertada ha crecido enormemente" en el mercado energético.

Las TIC, por su lado, también serán promovidas por el gobierno.

"Uruguay es el primer exportador per cápita [de software] y el tercero en volumen: produce más de 650.000.000 de dólares" por ese concepto, recordó.

La industria, que principalmente elabora programas de videojuegos y comercio electrónico, cuenta con 250 empresas entre desarrolladoras de software y las que operan servicios de internet, y otras 360 firmas adicionales que colaboran en el proceso.

El rubro, que se concentra en "la zona sur del país", será impulsado en el interior. "Toda la conectividad que el país tendrá con la tecnología 4D y la fibra óptica va a permitir en mayor medida apropiar el desarrollo más descentralizado", aseguró el secretario de Estado.

La clásica Consultado por el auditorio, el jerarca recordó las medidas de ayuda que el gobierno adopta para las industrias, ya sea "por su propia estructura económica" o porque los afectó "la demanda" retraída por la crisis internacional. "El sector industrial está creciendo a 2,9% después de haber crecido a 5,1%, y de las 19 ramas, 12 han crecido y siete se han estancado", reseñó el ministro. "Tenemos ese conjunto de medidas: fondos industriales, prefinanciación, reembolsos incrementados", enumeró. A pesar de que la "profundización tecnológica" y la "reconversión" son aspectos contemplados entre las medidas oficiales, "están siendo más usadas, lamentablemente, las relacionadas con el tema de Argentina, como el seguro de paro parcial". En 2013, y con recursos presupuestales adicionales de la Rendición de Cuentas, se otorgará a las pequeñas y medianas empresas un subsidio a las tasas de interés por préstamos bancarios para la compra de maquinaria, destacó Kreimerman. MG