Mujica, una continuidad con baches

De ceibos y cardos
enero 25, 2010
El anatema de competir
enero 25, 2010

EL EX GUERRILLERO CORRIGE AL MANDATARIO ANTES DE ASUMIR
Rectificación de rumbo en áreas de interés del presidente actual molesta al vazquismo

La que fuera la fórmula presidencial se perfila como el binomio sobre el que descansará la gestión del nuevo gobierno. José Mujica-Danilo Astori comenzaron a lanzar aceite para evitar que se agiten las aguas en torno al presidente saliente, Tabaré Vázquez.
Con declaraciones públicas el presidente electo y quien será su vicepresidente y hombre fuerte en la gestión –la política estará en manos del ministro de la Presidencia, Eduardo Bonomi– intentaron quitarle impacto al inicio de un proceso de revisión de algunas decisiones adoptadas por la actual administración.

No se trata de cuestiones menores, sino de resoluciones impulsadas personalmente por el propio Vázquez y refieren a sus convicciones en cuanto a la descentralización del poder político y la universalización del acceso a la tecnología. También cuenta el giro del ex guerrillero en la relación con Argentina. Cultivó una buena relación con el matrimonio Kirchner y hasta se reunió con piqueteros cuando la línea oficial es de no dialogar con los puentes bloqueados.

Al inicio de esta semana el Movimiento de Participación Popular, que formalmente comanda la senadora Lucía Topolansky y al menos colidera Mujica, junto a Asamblea Uruguay, el grupo de Astori, reiniciaron gestiones para frenar la elección de los alcaldes.

Esa iniciativa está contenida en un proyecto de ley enviado por el gobierno actual que apunta a instalar alcaldes rentados y con presupuesto propio en varias zonas de distintos departamentos.

El mujiquismo y el astorismo, que en forma sorprendente actúan juntos e incluso formaron una alianza para apoyar a Carlos Varela para la Intendencia de Montevideo, ya habían fracasado en un intento por dilatar la entrada en vigencia de la ley.

Luego de que Vázquez manifestara su aspiración de que se elijan los alcaldes, la Mesa Política del Frente Amplio se alineó con esa posición. Pero esta semana las fuerzas que comanda la ex fórmula presidencial volvieron a la carga y lograron que la Mesa Política vuelva a reconsiderar el asunto. Los asesores electorales también están a su favor por entender que la iniciativa requiere mayorías especiales para su aprobación que no están disponibles.

En rigor, el MPP y AU argumentan que no hay tiempo para instrumentar la elección de los alcaldes junto a las municipales. Los demás grupos del Frente Amplio se alinearon detrás de Vázquez.

El segundo tema en que el nuevo gobierno va a dar marcha atrás es en un aspecto central del Plan Cardales, que prevé instalar un servicio conjunto de Internet, TV cable y telefonía, que se conoce como triple play.

Ese proyecto, que ya funciona en Trinidad, es un desarrollo posterior al Plan Ceibal, por el que se entregó una computadora a cada niño en edad escolar. Ambos planes son iniciativas de Vázquez.

El asunto es que un decreto emitido por el gobierno el 30 de noviembre habilitó la competencia entre empresarios para suministrar el servicio. Mujica, y también una mayoría del Frente Amplio, entiende que ello supone habilitar la competencia en el suministro de banda ancha, un mercado en el que hoy domina ampliamente ANTEL, aunque sin el mismo monopolio legal que posee en el ámbito de la telefonía fija.

El presidente electo formó una comisión política que ya emitió un informe en el que recomendó un camino intermedio entre la posición del decreto y la del sindicato de ANTEL, que promueve el monopolio de la telefónica estatal para el suministro del servicio.

Esa comisión de la coalición de izquierda favorece que las empresas privadas deban contar con ANTEL como socio obligatorio para la contratación de la banda ancha. El temor de la izquierda es que con este decreto se abra la puerta de entrada a gigantes de las telecomunicaciones para el suministro de servicios de Internet.

Vázquez había transmitido su posición a la cúpula frentista en una reunión realizada en la residencia de Suárez y a su gabinete de ministros en reuniones realizadas en diciembre.

Sin embargo, no pudo calmar los vientos de resistencia que, al parecer, le soplan en contra.

Al vazquismo no le pasaron desapercibidos estos movimientos, que ya generaron aprehensión entre sus filas.

Fuentes próximas al mandatario aseguraron a El Observador que el afán revisionista ha generado malestar entre sus principales colaboradores. En el Frente Amplio son plenamente conscientes de esta situación.

En relación al Plan Cardales, el ministro de Industria, Raúl Sendic, dijo que el decreto emitido en diciembre está vigente y sus disposiciones permiten avanzar.

“Están dadas las condiciones para que las empresas privadas se presenten al Cardales y ya hay algunas negociaciones con ANTEL”, dijo el ministro.

Sin embargo, precisó que no están previstos movimientos para realizar adjudicaciones del servicio triple play.