Mujica: Este gobierno será más de lo mismo.

Retrato de una gestión con luces y sombras
marzo 2, 2010
FOTOS REUNIÓN CALL CENTERS
marzo 3, 2010

 

ORTODOXIA MACROECONOMICA, PRIVATIZACIONES Y COMPLEMENTACIÓN POLÍTICA CON LA DERECHA
Mujica hizo una interpretación del plebiscito del 92, en la que las justifica su actual apoyo a las privatizaciones: "El respaldo de los ciudadanos, fue a un modo de propiedad social, no a un modo de gestión de la cosa pública y menos, a sus resultados"

"Creemos que esta idea de la complementariedad de las piezas sociales, es la que mejor se ajusta a la realidad", subrayó

DESCUBRIMOS que gobernar era bastante más difícil de lo que pensábamos, que los recursos fiscales son finitos y las demandas sociales infinitas, que la burocracia tiene vida propia, que la macroeconomia tiene reglas ingratas pero obligatorias.", dijo Mujica en su discurso, al tiempo que llamó a generar políticas de Estado a partir de la complementación con todos los partidos, su vocación de lograr la "gobernabilidad" y la "unidad de acción" con los demás partidos. Las políticas de Estado implican resignaciones programática, reconoció el mandatario en su discurso afirmando que "Para ponernos de acuerdo vamos a tener que rebajar nuestras respectivas posturas y promediarlas con las otras. Y esa rebaja implica líos obligatorios con nuestras bases políticas."
"Gobernar, empieza por crear las condiciones políticas para gobernar", dijo el Presidente de la República, al inicio de su discurso en el Palacio Legislativo, "Y gobernar, para generar transformaciones hacia el largo plazo, es más que nada crear las condiciones para gobernar 30 años con políticas de estado. Me gustaría creer, que esta de hoy, es la sesión inaugural de un gobierno de 30 años.
El mensaje de Mujica sobre su vocación de lograr la "gobernabilidad" y la "unidad de acción" con los demás partidos con representación parlamentaria quedó plasmado, marcando una de las diferencias más grandes de aquel Mujica que denunció al sistema y luchó contra todo lo que él significaba. Mujica habló así, de un gobierno de 30 años, "No míos, por supuesto, ni tampoco del Frente Amplío, sino de un sistema de partidos, tan sabio y tan potente, que es capaz de generar túneles herméticos que atraviesan las distintos presidencias de los distintos partidos ,y que por allí, por esos túneles, corren intocadas las grandes líneas estratégicas de los grandes asuntos"
Luego Mujica marcó los temas sobre los cuales esas política de estado debían tratar: "la educación, la infraestructura, la matriz energética o la seguridad ciudadana". Temas que tradicionalmente han enfrentado a la izquierda de la derecha pero que hoy son considerados dé acuerdo por el Presidente, quien aclaró que "esto no es una reflexión para el bronce ni para la posteridad. Es una formal declaración de intenciones".
"Me estoy imaginando el proceso político que viene, como una serie de encuentros, a los que unos llevamos los tornillos y otros llevan las tuercas. Es decir, encuentros a los que todos concurrimos, con la actitud de quien está incompleto sin la otra parte. En ese tono se va a desarrollar el próximo gobierno del Frente Amplio. Asistiendo incansablemente a las mesas de negociación con vocación de acuerdo. Puede ser que el gobierno tenga más tornillos que nadie. Más tornillos que el Partido Nacional, más que el Partido Colorado, más que los empresarios y más que los sindicatos…¿Pero de qué nos sirven los tornillos sueltos, si son incapaces de encontrar sus piezas complementarias en la sociedad? Vamos a buscar así el dialogo, no de buenos, ni de mansos, sino porque creemos que esta idea de la complementariedad de las piezas sociales, es la que mejor se ajusta a la realidad", dijo Mujica marcando el rumbo conciliatorio, que le dará a su gobierno, y que nos llevará inevitablemente a la derecha como ha sucedido en Chile, Panamá y todas las experiencias mundiales de la derecha Mujica subrayó, que "Nos parece que el diagnóstico de concertación y convergencia es más correcto que el de conflicto, y que sólo con el diagnóstico correcto, se puede encontrar el tratamiento correcto. Miramos la radiografía, y lo que vemos adentro de la sociedad, son formas convexas y cóncavas, negociando el ajuste, porque se necesitan entre si. Entonces pensamos que sería contra natura, que los representantes políticos de esos retazos sociales, nos dedicáramos a separar y no a concertar", precisó, en un discurso impensable en el Mujica de hace unos años.. Se debe pasar "de la tolerancia a la colaboración, de la confrontación controlada a ciertos modos societarios de largo plazo", dijo el Presidente. Siguiendo la línea argumental, Mujica dijo que "El país les advirtió (a los partidos tradicionales) que no eran tan diferentes entre sí como pretendían, que sus prácticas y estilos se parecían demasiado y que se necesitaban nuevos jugadores, para que el sistema recuperara una saludable tensión competitiva" Y que el FA, "tuvo que aceptar duras lecciones, no ya de los votantes sino de la realidad. Descubrimos que gobernar era bastante más difícil de lo que pensábamos, que los recursos fiscales son finitos y las demandas sociales infinitas, que la burocracia tiene vida propia, que la macroeconomia tiene reglas ingratas pero obligatorias."

LA REBAJA DEL PROGRAMA
Las políticas de Estado implican resignaciones programática, reconoció el mandatario en su discurso afirmando que "Para ponernos de acuerdo vamos a tener que rebajar nuestras respectivas posturas y promediarlas con las otras. Y esa rebaja implica líos obligatorios con nuestras bases políticas."
Educación, energía, medio ambiente y seguridad son los temas para los que debiéramos definir estrategias orientadas al largo plazo y luego, arroparlas, protegerlas del vaivén político para que puedan proyectarse en el tiempo y consumar sus efectos. Para todo lo demás, necesitamos que la política discurra en sus formas naturales: es decir, el gobierno en el gobierno y la oposición en la oposición, sostuvo, y dijo que como gobierno le correspondía la iniciativa para trazar el mapa de ruta.

AQUÍ VAMOS.
Lo que hoy comienza, se define a sí mismo, entusiastamente, como un segundo gobierno. Ya lo dijimos en la campaña: nuestro programa se resume en 2 palabras "Más de lo mismo"
En primer lugar, vamos a darle al país 5 años más de manejo profesional de la economía, para que la gente pueda trabajar tranquila, e invertir tranquila.
Una macroeconomia prolija es un prerrequisito para todo lo demás. Seremos serios en la administración del gasto, serios en el manejo de los déficit, serios en la política monetaria y más que serios, perros, en la vigilancia del sistema financiero.
Permítanme decirlo de una manera provocativa: vamos a ser ortodoxos en la macroeconomia.
Lo que vamos a compensar largamente, siendo heterodoxos, innovadores y atrevidos, en otros aspectos.
En particular, vamos a tener un estado activo, en el estímulo a lo que hemos llamado, el país agro inteligente. (¿?)
El agro uruguayo está viviendo una revolución tecnológica y empresarial, creciendo muy por encima del resto del país.
Los problemas son hoy otros: la sustentabilidad del suelo, la incorporación masiva del riego como factor de producción y sobre todo de mitigación ante las frecuentes sequías. Los proyectos de fuentes de agua que involucran predios de diferente propiedad, marcan una época y es un deber darles el máximo apoyo. Las políticas de reserva y de seguros son exigencias de la adaptación al cambio climático. La investigación, la recreación genética, la alta especializacíón en las ramas biológicas que nutren el trabajo agrícola de toda esta región, definible como último reservorio alimentario de la humanidad, son para nosotros el capítulo central de una especializacíón que hemos en llamar "el país agro-inteligente".
Queremos que la tierra nos de uno. Y a ese uno, agregarle 10 de trabajo inteligente. Para al final tener un valor de 11, verdadero, competitivo, exportable.
No vamos a inventar nada, vamos con humildad detrás del ejemplo de otros países pequeños, como Nueva Zelanda o Dinamarca.
Si el país fuera una ecuación, diría que la fórmula a intentar es agro + inteligencia + turismo + logística regional. Y punto.
Por eso, no vamos a esperar de brazos cruzados que nos la traiga el destino o el mercado. Vamos a salir a buscarla con decisión. (…)Apoyando sólo aquellas actividades, que una vez maduras, tengan verdadera chance de subsistir por sí mismas. No queremos repetir errores del pasado. En particular no queremos que nos vuelva a pasar lo que ocurrió entre los años 50 y 70, cuando la sociedad desperdició enormes recursos, en la quimera de industrias imposibles.
Ya una vez quisimos ser autárticos, y producirlo todo fronteras adentro. Nos fue mal, muy mal", dijo Mujica preanunciando el país de puertas abiertas, como los de Sanguinetti, Lacalle, Batlle y Vázquez. Y agregó: "Sería criminal no aprender de aquellos dolores y volver a una economía enjaulada y cerrada al mundo."

POLÍTICAS SOCIALES
"Tal como hizo el gobierno que termina, vamos a llevar el gasto social a los máximos posibles. Y vamos a sostener y profundizar los múltiples programas solidarios emprendidos en los últimos 5 años. Ya bajamos la indigencia a la mitad, pero aún queda un 2 % de la población en esa situación. El objetivo es terminar con esta vergüenza nacional, y que hasta el último de los habitantes del país, tenga sus necesidades básicas satisfechas, en los términos definidos por las Naciones Unidas. …Hoy, y después de años de prosperidad y de esfuerzo solidario, 1 de cada 5 uruguayos, sigue en condiciones de pobreza. Aún, si al país como conjunto, le sigue yendo bien, estamos amenazados en convertirnos en una sociedad que avanza a 2 velocidades: unos recogen los frutos de un crecimiento acelerado, otros – por retraso cultural y marginación -apenas los contemplan.
Dijo que las prioriedades serán "la masticación de las escuelas de tiempo completo, seguido por el fortalecimiento de la Universidad del Trabajo y el sostén de esa maravilla que es el Plan Ceibal.Ya tenemos una computadora por niño y por maestro. Ahora vamos por una computadora por adolescente y por profesor. Y por conexión a Internet en todos los hogares", ratificando el plan Cardales..
En cuando a la vivienda, dijo que "en primera instancia desplegaremos un abanico de iniciativas solidarias con la vivienda cadenciada. DENTRO Y FUERA de los recursos presupuéstales. Apelaremos al esfuerzo social. Vamos a demostrar que la sociedad tiene otras reservas de solidaridad que no están en el Estado", anunció, lo que se supone que se trata además de la participación de sectores sociales en la construcción como el ejército, colectas públicas y donaciones privadas. Es decir, se seguirá pidiendo dinero a los organismos internacionales para obras públicas, como pueden ser el ferrocarril para abaratar los costos del transporte a las multinacionales pero no para planes sociales.
"No quiero olvidarme de nuestros pobres de uniforme", dijo y señaló que "las FF.AA. llenas de pobres, van a ser parte del Plan de Emergencia Habitacional y vamos a movemos rápido para aliviar en algo la penuria salarial que las aflige", y puntualizó: "El pasado no es excusa para que hoy no nos demos cuenta que una patria de todos incluye a estos soldados", y expresó un reconocimiento "para aquellos compatriotas militares que sirven en Haití y han demostrado una admirable entereza y eficiencia solidaria.", tanta que cuando se les pregunta por qué van, inmediatamente responde, "por el dinero", como se vio hace muy poco en un informativo de TV.

REFORMA DEL ESTADO Y PRIVATIZACIONES

"BIENVENIDO EL PROFUNDO CUESTIONAMIENTO DEL ESTADO URUGUAYO", enfatizó el presidente.
"Del estado hacia adentro, como estructura, como organización, como prestador de servicios. El Uruguay se mantuvo al margen de los vientos privatizadores de los años 90. Es más, la sociedad recibió propuestas, las consideró y las rechazó explícitamente. Estuvimos entre los abanderados de ese rechazo y no nos arrepentimos", afirmó Mujica para luego hacer una interpretación del plebiscito del 92, en la que justifica las privatizaciones: "Pero el respaldo de los ciudadanos, fue a un modo de propiedad social, no a un modo de gestión de la cosa pública y menos, a sus resultados."
"Es probable – subrayó-que aquellos eventos y estas confusiones, hayan postergado demasiado la discusión franca sobre el Estado, sobre los recursos que consume y sobre la calidad de los servicios que presta. Hoy una revisación profunda es impostergable.
Necesitamos evaluaciones serias, imparciales y profundas. Necesitamos números y comparaciones. Y con todo eso a la vista, tenemos que rediseñar el Estado. Todos sabemos que puede ser más eficiente y más barato. Esta reforma, no va ser en contra de los funcionarios sino con los funcionarios. Pero tampoco vale hacerse el distraído: el 90 % de la eficacia del estado se juega en el desempeño de los funcionarios públicos.
"La sociedad uruguaya ha sido benévola con algunos de sus servidores públicos y casi cruel con otros. Ha permitido que, funciones sencillas, que no requieren esfuerzo ni preparación, se paguen en algunas oficinas 10 veces más de lo que recibe quien realiza un trabajo imprescindible y duro, como un policía o un maestro rural. Del mismo modo la sociedad uruguaya ha protegido a sus servidores públicos mucho más que a sus trabajadores privados. Recordemos que en la crisis del año 2002 y 2003, casi 200 mil personas perdieron su trabajo y ninguna fue un funcionario público. Se estima que otras 200 mil sufrieron rebajas en sus salarios, y todos fueron trabajadores privados.", precisó