Migración acelerada.

Otra ronda de networking tecnológico en la playa.
abril 25, 2011
NOTAS DE PRENSA MAYO 2011
mayo 2, 2011

Señales de TV para abonados deberán digitalizar sus servicios antes de 2013
El decreto del Ministerio de Industria, con fecha 11 de abril, dispone que en un plazo de 21 meses no deberá existir en televisión para abonados por aire "ningún sistema analógico". Los prestadores de este servicio en el interior del país deberán presentar a la Unidad Reguladora de los Servicios de Comunicaciones (Ursec), antes de que transcurran seis meses, un proyecto de digitalización y migración del sistema.

El decreto aclara que la migración no supondrá una afectación de las áreas de servicio ni de los plazos de las licencias o autorizaciones.

La norma encomienda además a la Ursec elaborar en un plazo máximo de tres meses un plan general de digitalización y migración de los canales empleados para la prestación del servicio de televisión para abonados.

El titular de la Dirección Nacional de Telecomunicaciones (Dinatel), Gustavo Gómez, explicó a la diaria que la intención es "optimizar el espectro" y que se brinden más servicios mediante la compresión de las señales, y, al mismo tiempo, reordenar el espacio existente. Esto permitirá liberar 40 megahertz de espectro para brindar servicios de transmisión de datos por telefonía móvil mediante la tecnología conocida como 4G.

El gobierno proyecta habilitar la prestación de estos servicios para 2013.

Gómez indicó que se utilizarán los canales del 52 al 69 del espectro para brindar servicios de transmisión de datos, y que esto implicará que ciertos operadores actuales, como Cablevisión, tengan que dejar esas frecuencias y pasar a otras. "La idea es usar el espectro de la manera más óptima para sacarle el mayor jugo posible", señaló.

Por otra parte, el Ministerio de Industria continúa discutiendo un borrador de decreto que establece el marco regulatorio para la televisión digital y los mecanismos de asignación de frecuencias.

Ya está resuelto que dos frecuencias serán para el sector público y tres para el comunitario; resta decidir si habrá cuatro o cinco señales para el sector comercial.

El gobierno tiene intenciones de diversificar la oferta de señales y de establecer procedimientos competitivos y transparentes para la asignación de las nuevas frecuencias.