Medio y medio

Distritos digitales
enero 28, 2010
Estructura del FA gana peso en decisiones políticas y de gobierno
enero 29, 2010

COFE critica incumplimiento de los cronogramas aunque reconoce recuperación salarial
En sesión del Consejo Superior de Negociación en el Sector Público, la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE) y otros gremios públicos negociaron con el Poder Ejecutivo el ajuste salarial de enero de 2010. Si bien se cumplirá con la recuperación del 19,5% del salario real al finalizar esta administración, pactada en abril de 2008 para paliar las pérdidas del poder adquisitivo durante el mandato de Jorge Batlle, los sindicatos reclaman otro 2% que, sostienen, debería haberse otorgado en enero de 2009.

Las diferencias entre lo ofrecido ayer por el Ejecutivo -en torno a 10%- y lo esperado por los gremios “son mínimas, de un par de décimas, y ése no es el problema para llegar a 19,5%”, aseguró el dirigente de COFE Luis Bazzano, quien aclaró que si bien este objetivo se cumplirá, “no se puede decir lo mismo del cronograma que se había fijado en el acuerdo”. Según el dirigente, al no haberse percibido el 2% en cuestión, los trabajadores vieron perjudicado su salario real durante todo el año pasado. “Nosotros creemos que si bien lo importante era llegar a 19,5% para fin del período de gobierno, esto debería haberse hecho de acuerdo a una serie de ajustes que no se dieron”, resumió.

“Hoy volvimos a plantear la necesidad de que se pudiera renegociar esta deuda”, sostuvo Bazzano e indicó que COFE está dispuesta a levantar la demanda judicial iniciada en octubre para hacerse con esa “partida” en caso de alcanzar una salida “medianamente satisfactoria”, aunque advirtió que la actitud de los representantes del gobierno sigue siendo negativa.

A su vez, el Ejecutivo planteó algunas excepciones a los ajustes salariales, al entender que, por ejemplo, los trabajadores de la Unidad Reguladora de los Servicios en Comunicaciones (Ursec) y los de la Inspección General de Trabajo ya recuperaron la pérdida del salario real. Otros casos especiales fueron algunas “figuras contractuales”, como becarios y pasantes, situaciones en las que COFE está de acuerdo en que son excepcionales porque “de acuerdo a la ley tienen otro tipo de ajuste”.

Sin embargo, cuando se propuso que los contratados a término quedarían al margen del ajuste, el sindicato se opuso. Aunque Bazzano dice que si bien “tiene razón el gobierno” cuando argumenta que “estos trabajadores no tienen nada para recuperar porque entraron después del gobierno de Batlle”, sostiene, a su vez: “Consideramos que también deberían ingresar en el ajuste porque la inmensa mayoría de ellos cobra salarios muy bajos, más que los del resto de la administración”. En este sentido, el negociador concluyó que “si reciben un aumento inferior al de los demás las diferencias se ensancharán”.

Los representantes del gobierno comunicaron que contestarán la propuesta el viernes, cuando se celebre una nueva sesión del Consejo Superior de Negociación del Sector Público