Lorenzo invitó a empresarios españoles a invertir en turismo, infraestructura, software y energía

Uruguay debe mejorar cobertura educativa, ampliar el saneamiento y universalizar el acceso a interne
mayo 12, 2011
Bubbaloo y Claro se unieron
mayo 13, 2011

El ministro de Economía y Finanzas, Fernando Lorenzo» invitó a los empresarios españoles a invertir en sectores clave para la economía del país como infraestructura, turismo, software» tecnología, energías renovables o la industria automotriz, entre otros. Así lo expuso durante una reunión en Madrid con la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE).

Lorenzo destacó que se están llevando a cabo diversos proyectos en esos sectores que requieren de la cooperación de inversores extranjeros.
El ministro aseguró que Uruguay "es el primer exportador de software en América Latina, con más de 250 empresas especializadas en el sector y ochenta proveedoras de Internet y transmisión de datos".
En ese sentido, señaló la importancia del Plan Ceibal para preparar a los más jóvenes para superar la brecha tecnológica.
En el tema del turismo, Lorenzo explicó que más de dos millones de turistas visitan anualmente el país, de los cuales 400.000 lo hacen en cruceros.
El turismo y las actividades relacionadas con el sector representan más del 6 por del PBI, con una gran presencia de grandes cadenas hoteleras, y una inversión aproximada de 1.500 millones de dólares en inmuebles relacionados con el turismo durante los últimos cinco años.
Destacó que Argentina y Brasil aseguran un flujo permanente de visitantes y que existe una gran necesidad de hospedaje para el turismo urbano y de negocios en Montevideo y Punta del Este.
El ministro se refirió también a la importancia de las energías renovables en el país, ya que el Plan de Desarrollo Estratégico "incluye la incorporación de nuevas fuentes de energía renovable a la matriz de energía nacional para el año 2015, como la eólica, la biomasa y la hidráulica".

Según informó a los empresarios españoles, Uruguay puede ocupar el primer puesto en América en porcentaje de energías renovables no tradicionales sobre el total generado.
El presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales de la CEOE, Jesús Banegas, presidió la reunión, en la que participaron representantes de las principales asociaciones, empresas e instituciones financieras españolas.
Previamente, Lorenzo intervino en un foro organizado por la Casa de América donde subrayó que desde 2004 el país ha crecido un 7 por ciento anual de promedio e hizo hincapié en el aumento de la confianza de los uruguayos en si mismos y en sus capacidades y no sólo en las políticas públicas y económicas.
"El cambio más importante -dijo- es una sociedad que recobra la confianza en que el marco de políticas es estable, previsible".
"Tenemos un contexto favorable para progresar", afirmó y destacó que el crecimiento va acompañado de una "elevada preferencia por la equidad".
Según Lorenzo, son dos los factores importantes en esta etapa de crecimiento: las exportaciones de bienes y servicios para la "inserción internacional" y la inversión productiva.
"No sólo se amplían los volúmenes de inversión, sino que el núcleo central de los proyectos de inversión está radicado en el sector competitivo de la economía", agregó.
El ministro hizo referencia a una "muy sólida" situación fiscal del país y la "incomparable" situación financiera en el sector público y privado en relación a nueve años atrás.
Destacó también con "orgullo" el estado en materia de endeudamiento público después de unos "momentos difíciles", así como la situación financiera interna con unas finanzas de empresas y familias
"francamente estable".
Este crecimiento económico y el cambio de escenario de Uruguay ha supuesto además una "mejora generalizada" de los indicadores sociales, explicó Lorenzo.
Destacó que en 2004 un tercio de los hogares uruguayos vivía por debajo de la línea de pobreza y que en los últimos seis años el número descendió al 14 por ciento, lo que calificó como una "reducción drástica" que, aunque "alienta, no satisface".
En cuanto a los niveles de pobreza extrema o indigencia, Lorenzo dijo que también se han reducido y actualmente esta tasa está en el 0,6 por ciento, unos 6.500 hogares, por lo que apuntó que el gobierno sigue trabajando en ello.
También hizo referencia a que el proceso de crecimiento del país ha venido acompañado de una "base de mejoras distributivas".
Sobre el fuerte avance de la inflación, el ministro dijo que Uruguay tiene una situación fiscal "muy sólida y prudente" y una política monetaria que "interpreta las presiones inflacionarias con respuestas contractivas".
Señaló que el gobierno uruguayo está trabajando para volver la inflación al rango objetivo pero "si esto no alcanza, hay una decisión política de implementar
otras acciones" dijo sin dar mayores detalles.
Para Lorenzo, el país tiene dos desafíos de futuro: aunque los niveles de desempleo son bajos, aproximadamente un 6 por ciento, afecta principalmente a jóvenes y mujeres, con bajo nivel de calificación, lo que supone un reto importante para las políticas públicas.
El otro desafío son las "exigencias" que en materia de infraestructura se están recibiendo.
"El esfuerzo y reto en materia de calificación, formación y disponibilidad de mano de obra y el reto en materia de infraestructura marcan la agenda", dijo.
Lorenzo viajó también a Barcelona, donde se entrevistó con el presidente de la Generalidat de Cataluña (Gobierno regional), Artur Mas, y con su consejero de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Collell.
Además visitó el Puerto de Barcelona y se reunió con la colectividad uruguaya en la Casa América-Cataluña.
Este viernes el ministro se desplaza a Santiago de Compostela donde terminará su visita con reuniones con el presidente de la Xunta de Galicia (Gobierno regional), Alberto Núñez Feijoo, y con miembros de la Confederación de Empresarios de Galicia.

Llegada de energía paraguaya depende de ministo argentino

El inicio de la proyectada venta de energía paraguaya a Uruguay a través de Argentina está sujeta a la firma del ministro argentino de Planificación, Julio de Vido, dijo el director de la represa paraguayo-argentina de Yacyretá, Fulgencio Rodríguez. Rodríguez señaló que "falta una firma" de De Vido para comenzar la transmisión de la energía, que debe realizarse a través de las redes e instalaciones de Yacyretá, situada sobre el río Paraná, en la frontera entre Argentina y Paraguay. "La transmisión de prueba fue un éxito y muy pronto vamos a estar transfiriendo esa energía de la represa de Acaray a Uruguay", dijo Rodríguez.
Las autoridades energéticas de Paraguay completaron en febrero pasado las pruebas de exportación comercial de energía a nuestro país, negocio que también interesa a Chile. La energía procederá de Acaray, la represa paraguaya emplazada sobre el río Paraná, y la operación será de unos 200 megavatios hora al año.
Uruguay pagará a Paraguay entre 20 a 30 millones de dólares al año por la compra de esa energía.