Las empresas de telecomunicaciones deberán crear una lista que identifique a los propietarios