La Ursec envió un proyecto de resolución al Poder Ejecutivo para presupuestar 8 nuevos funcionarios

Mujica recibió un informe que contradice la versión de Antel sobre contrato de Fabregat
junio 24, 2010
El gobierno quiere debate público para elaborar ley de medios pero afirma que ‘no tiene como objetiv
junio 24, 2010

Medio = BUSQUEDA :: Sección = INFORMACION GENERAL :: Fecha = 24/06/2010 :: Pagina = 16

La Ursec envió un proyecto de resolución al Poder Ejecutivo para presupuestar ocho nuevos funcionarios con sueldos de $ 100.000

La decisión del Directorio de la Unidad Reguladora de Servicios de Telecomunicaciones (Ursec) de enviar al Poder Ejecutiva un proyecto de resolución para presupuestar a ocho de sus funcionarios de mayor jerarquía -con sueldos que superan los $ 100.000- generó preocupación en la Confederación de Funcionarios del Estado (Cofe). El principal gremio de empleados públicos manifestó su malestar porque la iniciativa resulta "altamente contradictoria" con las "reiteradas declaraciones" del presidente José Mujica respecto a la austeridad en la función pública y el manejo de los concursos.
En un comunicado emitido ayer miércoles 23, la Asamblea Nacional de Delegados de Cofe manifestó que resolvió "rechazar" y "reclamar al Poder Ejecutivo que deje sin efecto" la decisión del Directorio de la Ursec de remitir a los Ministerios de Industria y Economía un proyecto de resolución en el que se dispone la presupuestación de los ocho funcionarios de mayor jerarquía del organismo con sueldos de entre $ 68.000 y $ 109.000.
Se trata del gerente general, Gonzalo Balseiro; la secretaria general, Teresita Azambuya; la asesora general, Graciela Coronel; la auditora, Janet Cervi; la gerenta, María Stella Rivas; el gerente de Gestión y Fiscalización, Leslie Green; la gerenta de Planificación Regulación e Investigación, Adriana Riccardi, y el jefe del Departamento de Regulación e Investigación Económica, Diego Larriera.
El funcionario presupuestado o "público" es nombrado por la autoridad pública competente, recibe una remuneración y participa en el funcionamiento de un servicio público de manera permanente. Su destitución debe ser consecuencia de una "notoria mala conducta" demostrada, considerada y votada por el Parlamento.                
En tanto, el contratado está vinculado a la Administración Pública mediante un contrato de arrendamiento que tiene fecha de finalización y puede ser rescindido en cualquier momento.
Los restantes funcionarios con nivel de supervisión en Ursec en la actualidad ya son presupuestados.

"Jueces y parte". En el comunicado Cofe exige al Poder Ejecutivo que no dé curso a esto "atendiendo a la necesidad de revisar desde el punto de vista ético el mecanismo utilizado para la evaluación del desempeño favorable que viabiliza la promovida presupuestación, ya que los mismos funcionarios designados fueron jueces y parte interesada" en la decisión.
El gremio de funcionarios estatales decidió también "denunciar esta situación al Parlamento a efectos de que tome los recaudos del caso a través de los órganos pertinentes, al PIT-CNT y al conjunto de la opinión pública a través de los medios de comunicación".
"Estas situaciones resultan altamente contradictorias con las reiteradas declaraciones del presidente de la República, quien llegó a afirmar que los concursos en la Administración Pública son una mera formalidad para la constitución de acomodos y que los funcionarios públicos gozan de mayor cantidad de beneficios y derechos que los trabajadores privados, generando un clima de demonización hacia los trabajadores del sector estatal donde los mismos serían en definitiva causantes de variados males que sufre la sociedad uruguaya", sostiene Cofe.
Añade que "esto acontece en medio de las instancias de elaboración por parte del gobierno del proyecto de ley de asociación público privado, cuando debería estarse promoviendo más inversión pública para el desarrollo productivo, tal como sostienen Cofe y el PIT-CNT".

Presupuestables. Según el proyecto de resolución enviado por el Directorio de Ursec, presidido por Jaime Igorra, la decisión de "presupuestar" a estos funcionarios respondió a que en todos los casos superaron las evaluaciones de desempeño a las que fueron sometidos por tres tribunales nombrados con ese propósito en enero pasado. No se especifican los nombres de quienes integraron estos órganos.
Acerca de Balseiro, gerente general, el tribunal concluyó que "su desempeño durante el período de evaluación ha sido muy bueno en rendimiento, asiduidad y condiciones personales", y respecto a Azambuya, Coronel y Cervi dijo que "ha sido excelente" en esas mismas categorías.
Por su parte, el tribunal que evaluó a Riccardi, Rivas y Green dictaminó que en el primer caso la funcionaría "ha sido excelente" y los dos restantes "muy bueno", según consta en el documento remitido a Economía e Industria.
El desempeño de Larriera, evaluado por un tercer tribunal, fue calificado como "excelente" en "rendimiento y asiduidad" y "muy bueno en lo que refiere a condiciones personales".
Los ocho funcionarios fueron contratados previamente por la Ursec mediante un llamado abierto a concurso realizado en agosto de 2008 por el Directorio de Ursec, en ese entonces integrado por Igorra, el actual secretario de la Presidencia, Alberto Breccia, y la actual directora del organismo, Alicia Fernández. El concurso fue supervisado por la consultora PriceWaterhouseCoopers en el marco de un convenio con el Banco Mundial.
Luego de tres meses, en noviembre de 2008 -según se establece en la resolución 655 de Ursec con esa fecha- Riccardi fue la persona con mayor puntaje y por ello seleccionada para ser gerenta general. Sin embargo, y según consta en una resolución de diciembre de ese mismo año, renunció a ese cargo y eligió ocupar la Gerencia de Planificación Regulación e Investigación, con una remuneración $ 10.000 menor. Algo similar ocurrió con Azambuya, que fue calificada para el cargo de asesor general pero optó por ser nombrada secretaria general.