La telefonía sobre Internet «es el futuro» y varias empresas compiten de hecho contra el monopolio

Los operadores privados de telecomunicaciones podrán desplegar fibra óptica
agosto 18, 2011
Coalición por una Comunicación Democrática emitió declaración en apoyo a Gómez
agosto 18, 2011

BUSQUEDA | DESARROLLO | Pág. 19 | 18/08/2011
 
La telefonía sobre Internet "es el futuro" y varias empresas compiten de hecho contra el monopolio estatal, que se encuentra amenazado
Casi una década atrás el entonces presidente de Uruguay, Jorge Batlle, afirmó que la telefonía básica seguiría en manos del Estado porque no tenía "ningún valor", ya que el futuro estaba en la telefonía celular e Internet. Años más tarde, en el 2007, el presidente Tabaré Vázquez y su ministro de Economía, Danilo Astori, anunciaron que el avance de las tecnologías terminaría en los hechos con el monopolio de la telefonía fija de Antel.
El tiempo demostró que no estaban equivocados en sus predicciones: hoy las opciones para comunicarse por Internet a través de la tecnología "voz sobre IP" (Internet Protocol) continúan expandiéndose, y a la plataforma Skype ya se sumaron otras aplicaciones como Google Talk y Voydat, que ofrecen a los usuarios una alternativa sencilla y económica de realizar llamadas telefónicas.
Especialistas en el área auguran que es cuestión de tiempo que la telefonía IP sustituya a la telefonía tradicional, ya que la tendencia natural es a unificar servicios en una misma infraestructura: la red de Internet.
La telefonía IP permite que al usuario se le asigne un número identificatorio, al igual que en la telefonía tradicional, y es así como este servicio se ha desplegado en el resto del mundo.
En Uruguay, si bien existe un monopolio de Antel sobre la telefonía fija ?que incluye la tecnología IP?, las personas pueden realizar llamadas telefónicas a través de las aplicaciones que ofrecen, por ejemplo, Google y Skype, entre otras. Lo que aún la reglamentación no permite es que otros operadores ofrezcan un servicio de telefonía IP con numeración, lo que equivaldría a brindar un servicio muy similar al de la telefonía tradicional, pero con menor costo para los usuarios.
? Telefonía tradicional vs.lP. En la actualidad la telefonía sobre Internet está ampliamente desplegada en Europa y Estados Unidos. Ornar Barreneche es ingeniero en comunicaciones y trabaja desde hace ocho años en una empresa de telefonía IP en Estados Unidos. En su opinión, la telefonía sobre Internet es "el siguiente paso lógico de las telecomunicaciones".
Es que las "diferentes aplicaciones tienden a converger en una misma red, y lo mismo sucede con la voz", explicó, ya que de este modo se aprovecha una "misma infraestructura para hacer muchas cosas".
Hoy en varios países la red de telefonía tradicional convive con la telefonía IP, y se fusionan a través de "gateways" (puertas de enlace) que permiten a los usuarios IP llamar a un teléfono tradicional, y viceversa. Sin embargo, para que esto ocurra los usuarios de la tecnología IP deben tener un número identificatorio, al igual que con la telefonía tradicional, y así pueden recibir llamadas a sus teléfonos IP.
La numeración IP para telefonía aún no está habilitada en Uruguay (salvo para circuitos cerrados como los internos de empresas). Según se desprende de la reglamentación actual, es un servicio que podría desplegar Antel si quisiera, pero no otros operadores.
El consultor en telecomunicaciones Ornar De León señaló que la telefonía IP ya comenzó a sustituir gradualmente a la telefonía tradicional, y citó como ejemplo el reciente anuncio del regulador de telecomunicaciones de Estados Unidos (Federal Communication Commission), que prevé el "apagón tecnológico" de la telefonía fija para el 2018.

Llamadas en Internet. La telefonía fija ?y el ADSL, que se trasmite a través de los cables de cobre que usa la telefonía fija? son los únicos servicios que hoy permanecen bajo el monopolio de Antel.
El año pasado se resolvió en Uruguay reglamentar el uso de la tecnología IP y en un decreto aprobado el 27 de agosto se estableció que "la prestación de servicios de Telefonía Fija en el ámbito nacional que utiliza la tecnología IP forma parte de la exclusividad de Antel".
Sin embargo, en los hechos los usuarios uruguayos pueden acceder al servicio de voz por IP que ofrecen las empresas multinacionales, que por lo tanto compiten con el monopolio de Antel.
El beneficio de usar esas aplicaciones está en su menor costo para los usuarios. Si la comunicación se establece entre una computadora y otra, el costo es "gratuito" (se paga el servicio de Internet). Si se utiliza el programa para llamar a un teléfono fijo, se abona un precio.
En el caso de las llamadas internacionales, es mucho más barato llamar a través de una de estas aplicaciones online, que por un teléfono de Antel. Por ejemplo," mientras que llamar de Montevideo a Buenos Aires con un teléfono fijo de Antel cuesta U$S 0,233, llamar desde la aplicación de Skype cuesta U$S 0,020 (además de un costo de U$S 0,04 por cada conexión) y tan sólo
0,009 en el caso de la aplicación Voydat.
? El futuro. El sector empresarial se ha volcado a la telefonía sobre Internet y quienes aún no lo han hecho "no tienen duda que ese es el futuro", sostuvo Barreneche.
La principal ventaja es el menor costo para la empresa, que conecta todos sus teléfonos a la red de Internet. La administración de la central telefónica "virtual" queda a cargo de la empresa que ofrece el servicio de telefonía IP. Otra ventaja es que se puede combinar telefonía y computación, lo que permite, por ejemplo, obtener información instantánea sobre determinada persona o empresa cuando recibe la llamada.
Si es Antel el único operador habilitado para ofrecer el servicio de voz sobre IP a terceros, sería "importante" que se planteara ofrecer al menos el servicio al sector empresarial, opinó el ingeniero. Como todos los adelantos tecnológicos, agregó, cuando los gobiernos se dan cuenta de la importancia que tienen, ya pasan a ser viejos, y por eso es importante que el país desarrolle esta tecnología "ahora", antes de que sea superada por otra mejor.
Por su parte, De León opinó que si bien puede ser razonable que Antel mantenga su monopolio en la telefonía fija, "no es razonable que detenga los avances tecnológicos