La situación de Guariglia era «insostenible»

Cruce entre colorados ante renuncias en las empresas públicas
agosto 10, 2012
Bordaberry propone ley sobre redes sociales
agosto 13, 2012

EL OBSERVADOR
•     TEMAS
•    05/08/2012
•    Página 3

El caso de Carlos Guariglia, el director de ANTEL en representación del sector colorado Vamos Uruguay, es bastante particular. Su experiencia, que se acabará la semana próxima cuando los pedristas renuncien en masa, fue una especie de calvario político que lo tenía bastante preocupado. "La presidenta (de ANTEL, Carolina Cosse) no tenía contacto conmigo. Negaba toda la información que le pedía. Pasaba lo mismo con los gerentes generales. Se trata de un estilo de conducción vertical atribuible a la presidenta que permea a toda la empresa", señaló Guariglia. Agregó que Cosse le tenía "una total desconfianza". Y supone que a cualquier otro representante de la oposición le hubiera sucedido lo mismo que a él. "Más allá del excelente trato que tengo con los funcionarios me vi notoriamente limitado en el ejercicio de mis funciones. La situación era insostenible", dijo. Guariglia señaló que, por tanto, la decisión de Pedro Bordaberry de sacar a todos sus hombres de la estructura del Estado le produjo "un gran alivio". La gestión de Cosse, persona de confianza de la senadora del MPP Lucía Topolansky, es criticada por todo el arco opositor.