La señora explicará

Que envidia!
marzo 22, 2010
Telecomunicaciones y desarrollo tecnológico
marzo 22, 2010

Cambian las agendas de los uruguayos y sus números de teléfono

El 1º de julio entrará en vigencia el Plan Nacional de Numeración (PNN), por el cual se modifican los dígitos a marcar para llamar a teléfonos fijos de todo el país. El PNN fue creado en 2004 por la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (Ursec) y responde a las recomendaciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones de las Naciones Unidas. Se parte del principio de que la numeración telefónica es un recurso escaso y que, por lo tanto, debe administrarse con eficacia.

Adriana Riccardi, gerenta de Planificación Regulatoria e Investigación de la Ursec, explicó que el diseño actual de la telefonía fija de siete números no permite disponer de planos libres: "Le llamamos planos al número inicial de cada cifra. Por ejemplo, todos los números de servicios que empiezan con 2 son del plano del 2, y así sucesivamente. Entonces, ahora la telefonía fija tiene ocupados los planos 2, 3, 4, 6, 7 y 9 de siete dígitos, es decir que está ocupando varios millones de números para casi un millón de servicios.

Y no tenemos posibilidades de disponer de planos libres para otros servicios que están en expansión o para nuevas prestaciones", dijo Riccardi.

Con el nuevo plan, los números de telefonía fija pasarán a tener ocho dígitos, igual que los de telefonía móvil (ya que el 0 no se considera parte del número) y se concentrarán en dos planos: el 2 para Montevideo y área metropolitana, y el 4 para todo el interior. Mientras que el plano de siete dígitos comprendía un millón de números, el de ocho dígitos comprende 10 millones. Por lo tanto, sólo en dos planos, la telefonía fija dispondrá de 20 millones de números.

Los cambios El gran cambio para la comunidad usuaria es que todos los números incorporarán el indicativo de área (característica, siempre sin contar el 0): en Montevideo habrá que digitar un número más (2), pero en el interior tendrá que incorporarse más de uno. Es decir que si para hacer una llamada dentro de la localidad tenían que marcarse cuatro o cinco números, ahora siempre habrá que marcar ocho: el 4 más el indicativo de área. La excepción se da en algunas localidades del departamento de Maldonado (Punta del Este, San Carlos, Punta Piedras, Laguna del Sauce), que, debido a la densidad de teléfonos fijos, ya habían alargado los números (utilizando seis a nivel local) y la característica era 42, por lo tanto, no deben ahora agregar un 4 adicional.

El otro gran cambio es que no habrá que marcar más el 0 para llamar a teléfonos fijos de otros departamentos, lo que ya había perdido razón de ser en junio de 2007, cuando se eliminó la categoría de larga distancia nacional y todas las llamadas dentro del territorio pasaron a ser computadas por la tarifa local. La idea de anteponer el 0 era para alertar que la llamada tenía un costo superior a la local.

Para llamadas desde el exterior, no habrá cambios para los casos de Montevideo y las localidades de Maldonado con característica 42 (598 + los ocho números); para el resto sí: ahora hay que marcar el 4 antes de la característica (598 + 4 + 7 dígitos restantes).

El plan no prevé modificaciones para los 0800 y 0900 pero sí para los números cortos (de tres dígitos y otros, como el 1997, de BPS, por ejemplo). Riccardi explicó que se prevé un formato de tres dígitos, todos empezando por uno, y que sean agrupados en tres categorías: servicios a la comunidad, de emergencia y servicios de los prestadores de telecomunicaciones a sus clientes, además de estar previsto el 911. Actualmente existen números cortos que no tienen este formato y no necesariamente encajan en alguna de las condiciones. Lo que se está haciendo es estudiar la migración de los números actuales hacia los números de acuerdo con las características previstas en el PNN, pero "por ahora no ha habido ninguna modificación".

Para lo que venga "De esta manera se logra una utilización racional, organizada y eficiente del recurso escaso, y se liberan para el uso planos completos: el plano del 3, el del 5, el del 6, el del 7", explicó Riccardi. Consultada sobre para qué se liberan, la gerenta indicó que "puede ser la expansión de la telefonía móvil, que ya tiene prácticamente agotado el plano del 9". "Y estamos desempeñándonos en un sector que es muy dinámico tecnológicamente, nosotros prevemos para un horizonte temporal de unos 10-15 años", afirmó.

Riccardi afirmó: "Desde nuestro punto de vista el cambio previsto no es complejo, no representa grandes dificultades para el público en general y tampoco es compleja la reprogramación que requiere".

Estancados La telefonía móvil, iniciada en nuestro país a comienzos de 1990, ha tenido un impacto negativo sobre el crecimiento de la telefonía fija. El camino ascendente que ésta traía llegó a su punto máximo en 2005, con 1.600.000 servicios fijos, siendo el único año que sobrepasó el millón. Luego continuó en descenso; en junio de 2009 (últimos datos de la Ursec) había 955.000 usuarios. En el descenso interviene también el costo del cargo fijo, que ronda los 165 pesos mensuales sin IVA. Éste tuvo un importante incremento entre 2002 y 2004 cuando pasó de 80 a 180 pesos, en ambos casos también sin IVA. El leve descenso al precio actual llegó en enero de 2008.

Por otra parte, la telefonía móvil se multiplicó vertiginosamente: en 2004 tenía 600.000 servicios, mientras que el último informe de la Ursec elevó la cifra a 3.900.000. La estatal Ancel tiene 41%, Movistar 39% y Claro 20%. La entrada en vigencia del PNN estaba prevista para 2005, pero Antel expuso reparos que el Poder Ejecutivo tuvo en cuenta. Luego se fijó para 2008 pero se postergó una vez más, hasta julio de 2010. � Amanda Muñoz