La neutralidad de Internet en cuestión

Estres Center
abril 7, 2010
ANTEL al servicio del pueblo
abril 9, 2010

¿Se volverá cerrado el ciberespacio?
por Omar Paganini*

Internet ha establecido reglas de juego nuevas en el mundo de la comunicación, reglas que permiten una multiplicación de contenidos, incentivando el pluralismo y la diversidad. Sin embargo, existen situaciones a resolver e iniciativas que cuestionan el modelo actual que podrían tal vez generar una vuelta a los oligopolios informativos. Es esta la cuestión que nos interesa analizar hoy.
La novedad de la Internet
Internet establece un modelo de comunicación basado en cuatro pilares: la digitalización, que permite que todos los mensajes (textos, video, audio, fotos, datos de las aplicaciones de software) se codifiquen como bits; esto lleva a la convergencia, donde todos los mensajes se pueden transmitir por las mismas redes; por otro lado las redes son neutrales a los diferentes tipos de contenido, sin favorecer un mensaje ni discriminar en contra de otro; y finalmente "la inteligencia de la red está en las puntas" (en las computadoras y smartphones que se conectan a la red y donde corren las aplicaciones que le dan sentido a los bits que se intercambian). En conclusión, se separa la red de los contenidos, el usuario tiene libertad de elegir los contenidos y servicios que accede, y millones de personas pueden publicar sus contenidos en Internet, a muy bajo costo.
Esto ha generado una explosión de contenidos y aplicaciones, de nuevas formas de comunicación y de producción multimedia. Nunca antes tuvimos los seres humanos acceso a tantas y tan variadas fuentes de información y a tal pluralidad de bienes culturales, de entretenimiento y de interacción social. Los ganadores y los perdedores, algunos problemas acuciantes.
La aparición de millones de nuevos contenidos, disgregados en la red y la necesidad de simplificar su publicación y búsqueda ha generado espacio para nuevos servicios como Google y Facebook: son los principales ganadores en el nuevo modelo desde el punto de vista económico. Es cierto que estos nuevos gigantes tienden también a generar una dinámica concentradora, y que eso conlleva algunos riesgos, fundamentalmente por la información privada que manejan, pero – a diferencia de los viejos oligopolios informativos – no son los dueños de la red, ni los seleccionadores de contenidos: por lo menos en principio su interés es aumentar la oferta y variedad de los contenidos publicados. Basta entrar en Youtube o en �Tunes para comprobarlo.
Un caso diferente podría ser Apple, que publica contenidos para ciertos dispositivos (iPod, �Phone, �Pad) y por esa vía (la del aparatito, la del "appliance") puede generar un nuevo mercado cerrado, pero también se ubica del lado de los ganadores.
Del lado de los perdedores, está el caso de los sellos discográficos quienes enfrentan el problema de la piratería, y sufren el "by-pass" de Apple y sus �Tunes. En general las empresas que se definen a partir del control de un canal de distribución propietario, como los canales de TV, las radios y en menor medida la prensa, pueden tener problemas si no encuentran la forma de apalancarse en la Internet. Imaginemos lo que podría pasar si la TV comenzara a difundirse por Internet en un formato abierto (a lo YouTube): los canales serán "by-passeados" tarde o temprano, y ganarían los productores de contenido y tal vez Apple o Hulu. Tal vez por eso, la actual TV digital y hasta la IPTV son modelos cerrados, muy similares a la TV Cable.
Como problemas crecientes y generadores de preocupación, están los asociados a la seguridad informática y los ataques (virus, spam, robos electrónicos, malware en general), donde una red pensada inicialmente para la colaboración entre pares es hoy el soporte de millones usuarios anónimos, algunos de ellos mal intencionados. También están los temas asociados a la piratería y los derechos de autor, que son muy difíciles de resguardar en la actual arquitectura de Internet.
Las Telcos
Las empresas de telecomunicaciones ("telcos") son el principal soporte físico de la Internet. Sin embargo, tal vez paradójicamente, enfrentan problemas. Un primer asunto es el cambio en el tráfico: existen contenidos que requieren más recursos de red que otros (todo lo que es audiovisual es más exigente que el simple trasiego de mails o páginas web) y el tráfico multimedia es cada vez más.
Por otra parte el mercado no paga los bits de la misma manera si se transmiten en ciertos servicios o en otros. El byte de SMS o de telefonía se cobra muchísimo más caro que el byte de video o de MP3, por la estructura tarifaria existente. Y entonces aparecen las oportunidades para servicios como Skype, que transforman bytes "caros" (telefonía) en "baratos" (los de Internet y ADSL), favoreciendo al usuario y perjudicando los ingresos de las téleos. Conclusión, las telcos tienen que invertir en infraestructura para el nuevo perfil de tráfico, mientras sus ingresos están más bien estancados. El mundo celular es tal vez la salvación, pero posiblemente entre en la lógica de Internet. Al mismo tiempo, estas empresas ven como otros -Google, Apple, Facebook – se benefician por lo que sus redes transportan: reclaman una parte de esa torta (Alierta, CEO de Telefónica, hizo ruidosas declaraciones el año pasado en este sentido ). Además los proveedores de acceso a internet siguen siendo oligopólicos, y poseen una cuota de poder que tratarán de usar para cambiar el modelo.
DPI: el posible fin de la neutralidad de la red ¿Qué tal si la red no fuera tan neutral? ¿Qué tal si los datos que viajan pudieran ser inspeccionados, y según su contenido priorizados, transportados en carriles "de baja prioridad" (por ejemplo, para los mails) o incluso bloqueados (para el caso de Skype o Ares)? Esto es atractivo para las telco: finalmente podrían "matar" a algunos competidores indeseables como Skype y también aliviar sus redes, bloqueando a Ares, eMule o BitTorrent, que tanto les consumen y les hacen invertir. Podrían "apretar" a YouTube, a �Tunes o a Ama-zon: si quieren un tratamiento "premium" para sus usuarios, tienen que pagar un precio. Y finalmente, podrían meterse en el negocio de la TV, como veremos más adelante. Además resulta atractiva como �dea para controlar virus y spam.
Bueno, esa tecnología existe y se llama Deep Packet Inspection (DPI) Consiste en colocar equipamiento en los nodos de la red para que inspeccione los bits que viajan y reconozca-de qué se trata: un mail, un video, un MP3 o VolP (telefonía sobre IP), si se trata de una página de GMAIL o de EIPais.com.uy. Como resultado de la inspección, se pueden aplicar reglas, donde algunos contenidos serán rechazados, otros priorizados, otros diferidos.
Puede haber más "inteligencia" en los nodos de la red, no solamente en las puntas, y entonces puede dejar de ser neutral, para discriminar por el tipo de tráfico, pero también -por qué no- por atributos comerciales (¿es el sitio de un socio o de un competidor?) y tai vez hasta por atributos políticos (es opositor al régimen o no, una funcionalidad bienvenida por algunos gobiernos como el chino). Imaginemos además que el operador de la red tiene la capacidad de príorizar algunas señales de TV sobre otras: claramente es el camino de entrada al negocio de la televisión, tan deseado por las télcos. El modelo de la red cambiaría, tal vez radicalmente. No más neutralidad, no más desacople de los contenidos de las redes. Pueden resurgir los oligopolios: operadores de redes y empresas de contenidos y aplicaciones (TV, video, etc.) aliados para complicarle la vida a los consumidores y productores independientes (que somos todos). Por otra parte, la historia de la Internet y de las tecnologías de los últimos treinta años es la historia de la libertad del usuario, no la del poder de los oligopolios: IBM no pudo contra el PC clonado, las redes cerradas como Compuserve, AOL y Mínítel no prosperaron, las díscográficas no han podido defenderse de que las "by-passearan". ¿Será viable bloquear a Skype? ¿O filtrar YouTube?
El conflicto actual
Así llegamos al escenario actual, donde se ha desatado la presión sobre los reguladores, fruto de intereses contrapuestos: los operadores (como AT&T y Telefónica) versus Google y Facebook. En consecuencia el FCC (el regulador de telecomunicaciones de EEUU) y el Parlamento Europeo tienen sobre el tapete la "net neutrality".
¿Cuál es la solución para los operadores? Simplificando, quieren poder discriminar el tráfico que pasa, dando diferentes prioridades, o directamente bloquear algunos contenidos. ¿Cuál es la posición de las empresas de contenidos y de movimientos de la sociedad civil? Que las redes no puedan discriminar según lo que viaja, aceptando a le sumo calidades de servicio (prioridades) diferentes para tipos de contenido diferente (como el video). En relación con esto está el futuro de la TV en Internet. Las señales de TV requieren prioridad (si se pierden o demoran bits, la imagen se degrada), y la Internet actual no se las puede garantizar. Entonces, dicen las télcos, tanto la TV como el "video a demanda" requieren priorizar, requieren discriminación. Sí, dicen los internautas preocupados, una cosa es establecer servicios diferente calidad, para permitir señales como el video, otra es discriminar contenidos o aplicaciones.

LOS PRONUNCIAMIENTOS OFICIALES
El FCC de EEUU se ha pronunciado en contra de la discriminación , con un borrador de reglamento sobre la banda ancha, del 22 de octubre 2009. Basado en uno ya aprobado en 2005, establece las cuatro principales libertades del consumidor de banda ancha ("Internet freedoms"):
* Libertad para acceder al contenido de su elección.
* Libertad para correr cualquier aplicación y usar servicios de su elección.
* Libertad para conectar a la red el dispositivo de su elección, siempre que no dañe a la misma.
* Derecho a que exista competencia entre los proveedores de acceso a Internet y entre los proveedores de contenido.
A estas cuatro reglas (llamadas "any content, any application, any device and any provider") ya del 2005, se le suman dos nuevas: no discriminación y transparencia:
* Un proveedor de servicios de banda ancha debe tratar el contenido legal, las aplicaciones y los servicios en forma no discriminatoria y debe hacer pública la información relacionada con sus prácticas de gestión de la red para asegurar que usuarios gocen de las protecciones que el reglamento establece. Sin embargo, varios congresistas han objetado este reglamento (McCain ha presentado un proyecto de ley que impediría al Estado asegurar la neutralidad de la red). Por su parte, el Parlamento Europeo trata el "Paquete de Telecomunicaciones" donde, según muchos críticos, se permite el tratamiento discriminatorio 11 y 12.

CONCLUSIONES
La neutralidad de la red, definida a partir de la no-discriminación de contenidos y la permanencia de la Internet como un ámbito de conexión libre entre todos los puntos accesibles, es una de las bases del modelo actual, que sin duda ha favorecido el pluralismo y ha facilitado la comunicación de información y bienes culturales entre las personas, más allá de intermediarios. Existen planteos de cambio en las bases del modelo, con argumentos técnicos (diferenciando el video o la TV de la navegación web), con argumentos económicos (el actual modelo perjudicando a las télcos haría insostenibles las redes actuales), con argumentos legales (hay que combatir la piratería o los delitos por Internet).
Sin embargo, si se permitiera tratar el tráfico discriminando según quién emite o recibe el mensaje, asistiríamos casi con certeza a una alianza de los operadores y los productores "industriales" de contenidos y a la transformación de Internet en un canal de difícil acceso para los productores independientes (que somos todos).
Las soluciones a los problemas técnicos, a los legítimos reclamos económicos y la minimización de los riesgos de seguridad deben evaluarse con cuidado para evitar medidas cuyos costos resulten a fin de cuentas mucho mayores que los problemas que se quieran resolver, transformando – en algunos casos tal vez involuntariamente – a Internet en un instrumento cerrado y a la larga estéril. En fin, es un debate aún en curso, cuyo resultado seguramente moldeará el futuro de la información, el entretenimiento y la cultura en el ciberespacio, ámbito cada vez más importante para las sociedades de este siglo.
* Decano de la Facultad de Ingeniería de la UCUDAL

NOTAS

1. Ver "The Future of the Internet – and how to stop it" de Jonathan Zittrain – Yale University Press / New Haven & London. 2008. Ver internet.org/
2. Este es un tema todavía polémico, que requiere mucha elaboración. May quien dice que hay que redefinir el alcance de los derechos de autor, otros dicen que hay que protegerlos mejor.
3. Ver http://www.youtube.com/ watch?v=rVADWAxOZtg y http://www.enriquedans. com/2010/02/alierta-y-la-neutralidad-de-la-red.html
4. En EEUU se habla de "duopoly", pues se puede comprar banda ancha de la compañía de TV cable local (como COMCAST) o de la telefónica de la región (como AT&T).
5. Ver http://en.wikipedia.org/wiki/Deep.jjacket_ins-pection
6. Ver la posición de Google en cy.blogspot.com/search/label/Net%20Neutrality
7. Tim Berners-Lee, inventor de la Web, define la neutralidad de la red como: "si yo pago para conectarme con cierta calidad de servicio, y tú pagas para conectarte con la misma o superior, tenemos que poder comunicarnos entre nosotros". En otras palabras, puede haber calidades diferentes, no puede haber comunicaciones bloqueadas o caminos preferentes.
8. Ver http://arstechnica.com/tech-policy/ news/2009/10/fcc-proposes-network-neutrality-rules-and-big-exemptions.ars
9. Ver http://www.wired.com/epicenter/2009/10/fcc-net-neutrality/
10. Ver http://www.reuters.com/article idUS348124681720091022
11. Ver http://www.internautas.org/html/5481 .html 12.12Ver http://www.businessweek.com/globalbiz/on-tent/mar2009/gb20090327_025568.htm