LA DIARIA | POLITICA | «Hecha la ley»

Prensa Julio 2013
julio 1, 2013
Productoras de cine y organizaciones sociales respaldaron ley de medios
julio 4, 2013
LA DIARIA | POLITICA | 03/07/2013 | Pág . 3
Hecha la ley.
Mazzarovich: "Si el FA pasa por el gobierno sin meterse con los medios habrá pasado por el poder sin rozarlo"
Si bien la actividad estuvo denominada como "debate", los tres panelistas estuvieron de acuerdo en que la aprobación de una Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA) es necesaria.
El subsecretario de Industria, Edgardo Ortuño, el director de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación (LICCOM), Gabriel Kaplún, y el periodista y militante comunista Gabriel Mazzarovich intercambiaron ideas sobre el tema en un panel organizado por el Centro de Estudiantes de Ciencias Sociales.
Kaplún sintetizó el diagnóstico del sistema de medios en el país como históricamente muy concentrado, en su mayoría de medios privados, con un débil sector público y la exclusión del sector comunitario. Además indicó que tiene problemas de calidad en los contenidos con problemas para la inclusión de producción nacional, con un Estado actuando "poco y mal". Si bien entendió que muchos de estos aspectos se han mejorado en los últimos años, persisten varias de las características de siempre, y en ese sentido señaló que la aprobación de una LSCA es fundamental.
Además, indicó que es "mentira" que en el país no hay una ley de medios porque hay un decreto de 1977 que regula los medios audiovisuales, y que es "un disparate" la idea de que no hay mejor ley de medios que la que no existe.
De todas formas, planteó "puntos a mejorar" en el proyecto elaborado por el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), como el artículo 99, que a su entender con la redacción actual haría que los límites de concentración en la propiedad de los medios rijan sólo para los nuevos permisarios y no para los actuales. Otro ítem que habría que desarrollar mejor según Kaplún es el de educación para la comunicación. Según dijo, hasta Andebu está de acuerdo en que se eduque a la gente para que pida otra cosa que no sea Tinelli.
Por su parte, Mazzarovich entendió el proyecto de ley como un "triunfo de la clase popular" y como una discusión ideológica con la derecha y con los centros de poder más duros. Compartió el diagnóstico planteado por Kaplún, e indicó: "Si la izquierda no se mete con los medios habrá pasado por el poder sin rozarlo". En esta línea, cuestionó el argumento de los "derechos adquiridos" por las empresas y llamó a cuestionar la forma en que accedieron a las ondas: sin concurso ni evaluación y en algunos de los casos otorgados por la dictadura.
Además cuestionó a quienes hablan de que el Frente Amplio intenta cercenar la libertad de expresión mediante esta ley y destacó que los gobiernos de izquierda no han clausurado ningún medio, algo que sí sucedió en los anteriores.
Mazzarovich aseguró: "No se le va a sacar nada a nadie sino que se va a ampliar el sistema, salvo que sea para luchar contra la concentración".
Ortuño, quien expuso el Power Point con el que recorre los distintos ámbitos a los que lo invitan a presentar la ley, en el final se dedicó a responder a las principales críticas, que fueron la ausencia de la regulación sobre internet, la conformación de una institucionalidad demasiado dependiente del Poder Ejecutivo y el otorgamiento de publicidad a los partidos políticos según su caudal de votos. Acerca del primer tema, el jerarca señaló que todavía es un debate que está en formación y no hay grandes acuerdos en el ámbito mundial, aunque adelantó que el gobierno tiene acordado 90% de una ley de telecomunicaciones para defender, mediante el papel que tiene Antel, el derecho de la población uruguaya al acceso tecnológico.
Acerca de la independencia, Ortuño señaló que si bien aceptó las críticas, no está de acuerdo con una independencia total respecto del gobierno de turno, porque entiende que la gente tiene derecho a optar a través de las urnas qué línea política quiere impulsar en la ejecución de las políticas públicas sobre el tema.
En cuanto a la distribución de propaganda política, defendió el sistema planteado en el proyecto -minutos proporcionales según la cantidad de votos en las elecciones nacionales- por entender que es el más democrático.