La controvertida saga del Plan Cardales

Las multinacionales hacen fuerza por quedarse con las telecomunicaciones
febrero 8, 2010
PIT CNT reclamó derogar decreto sobre Cardales
febrero 8, 2010

 

Tabaré Vázquez: 'La historia me absolverá'. 

Periodista: Samuel Blixen

El discutido decreto sobre el Plan Cardales se convirtió en un- "choque de trenes" entre el gobierno saliente y el gobierno entrante; y ante la inminencia de la colisión, el presidente Vázquez optó por aumentar la velocidad.

"Yo asumo las responsabilidades. En todo caso, el Frente Amplio tiene los mecanismos para juzgarme." La tajante afirmación de Vázquez fue la frutilla que coronó la reunión de dos horas que el martes 22 mantuvo con los integrantes del Secretariado Ejecutivo del Frente Amplio en la residencia de Suárez y Reyes, en la que fundamentó por qué no piensa dar marcha atrás en la implementación del Plan Cardales. Por lo menos en tres oportunidades, la fuerza política había reclamado que la Presidencia "no innovara" en materia de telecomunicaciones y que se atuviera al compromiso asumido por el entonces ministro de Industria, Daniel Martínez, ante los miembros de la bancada parlamentaria del FA. Pero el decreto que invita, a las empresas privadas a participar en el servicio de "triple play" (tevé cable, Internet de banda ancha y telefonía básica) en competencia abierta con ANTEL fue puesto en vigencia el 30 de noviembre, al otro día de las elecciones, generando una primera situación de hecho para el flamante presidente electo. Las diferencias entre la dirección del FA y la Presidencia quedaron para ser discutidas al regreso del viaje a Japón. El diálogo del martes 22 no dejó mayor margen de flexibilidad.
Como un jugador de póquer, el presidente dobló la apuesta, con las cartas vistas de su popularidad, que trepó al 80 por ciento de aprobación. En esas circunstancias, ¿quién se atreve a denunciar al presidente ante la Comisión de Ética del Frente Amplio? Los asistentes a la reunión salieron de Suárez y Reyes masticando bronca, pero en silencio.
De hecho, la conversación de Vázquez con los dirigentes del FA resultó ser un extenso monólogo. Entre sus asesores se encontraban el vicepresidente Rodolfo Nin Novoa, el ministro de Industria, Raúl Sendic, el presidente de UTE (y miembro interino del directorio de ANTEL), Beño Ruchansky, el presidente del LATU, Miguel Brechner, y el secretario de la Presidencia, Miguel Toma. Según las versiones aportadas a Brecha, Vázquez intentó desarticular las objeciones al decreto sin mover un milímetro su posición. Afirmó que ANTEL ya está en competencia con los privados y que de hecho el acuerdo vigente entre la empresa estatal y el Canal 10 es un oligopolio público-privado. "Si cae el Cardales cae también el acuerdo con el 10", argumentó, y agregó que ese acuerdo no atiende a los sectores más pobres. A juicio del presidente, con el desarrollo de las nuevas tecnologías las empresas privadas pueden comenzar a operar banda ancha: "Los privados lo sacan igual". En esa percepción, Vázquez prefirió -y asilo comunicó- "pecar por acción y no por inacción.
No podemos esperar". Recordó el caso de la privatización del hotel Carrasco, impulsada durante su administración en la comuna de Montevideo, y sostuvo que quedó detenida por la oposición de un edil. "Pasaron 20 años y el Carrasco es una mancha gris en el paisaje de la ciudad." Argumentó que con el decreto ANTEL se verá fortalecida, precisamente por el efecto de la competencia.
El presidente del FA, Jorge Brovetto, acotó que la dirección de la fuerza política tenía "dudas" sobre el decreto, y no mencionó la resolución explícita de "no innovar". Vázquez dijo que el decreto vigile puede ser modificado con otro" decreto, pero aclaró que hasta el momento no había recibido ninguna propuesta concreta, salvo el pedido de derogación formulado por el abogado Héctor López Goldaracena, en representación de los sectores sindicales que rechazan la implementación del Cardales. El presidente fue enfático en que el decreto se mantiene. "El nuevo gobierno puede derogarlo"; sostuvo que el nuevo gobierno "tiene las manos libres". Pero puntualizó que la transición "no es un cogobierno. Yo seré el presidente hasta el 1 de marzo ". Fue entonces que anunció que asumía las responsabilidades por la aplicación del decreto y que el FA tenía los mecanismos para juzgarlo. "La historia me absolverá", dijo, recordando la famosa frase de Fidel Castro.
En realidad, la aspiración de todos los sectores políticos del Frente Amplio es que el decreto quede en suspenso hasta que se elabore una ley marco de telecomunicaciones. Los alcances de esa ley ya están siendo analizados por una comisión nombrada por el presidente electo, José Mujica. Para dinamizar la elaboración de esa ley e impulsar el protagonismo de la Dirección de Telecomunicaciones, Mujica decidió nombrar como subsecretario del Ministerio de Industria al actual diputado por la Vertiente Artiguista, Edgardo Ortuño. El diputado señaló a Brecha que la ley debe atender el aspecto estratégico de las telecomunicaciones y abarcar todos los problemas de la radiodifusión, de la televisión digital, de los contenidos, y en ese sentido el Cardales es un elemento más.
"El Cardales debe estar supeditado a la ley." El futuro subsecretario adelantó que a su juicio ANTEL debe conquistar una posición de liderazgo en el desarrollo de las telecomunicaciones, pero declinó opinar en qué medida la adjudicación de autorizaciones a privados para implementar el triple play antes de la sanción de la ley puede condicionar ese protagonismo.
La senadora Lucia Topolansky sintetizó en una entrevista concedida a Brecha la posición del MPP: que el decreto no quede operativo, sino que quede como un texto de referencia, mientras se hace la ley de telecomunicaciones. Y entonces, a la luz de esa ley, confirmar o modificar los aspectos del decreto. En una entrevista concedida al programa En contraste, de Tevé Ciudad, Topolansky dijo no comprender el apuro de Vázquez para ejecutar el Cardales.
Fuentes políticas confirmaron que las empresas privadas están presionando a ANTEL para que libere información sobre los costos del armado de la red que permite la trasmisión de datos, para elaborar los proyectos de contrato que se presentarán ante el LATU. A ello se suma que los canales 4 y 12 han subido a su vez la apuesta: no sólo pretenden otorgar el servicio de banda ancha sin participación de Anteldata sino que además ahora plantean que ANTEL se haga cargo del tendido de cables para atender al quintil más pobre de la población, una contrapartida que el decreto establece para permitir la participación privada. Según estudios del Ministerio de Desarrollo Social, la población más pobre se concentra en Montevideo y Canelones, en zonas a donde no llega el actual tendido de la tevé cable. La " aspiración del 10 y el 12 es que el Estado asuma esa inversión.
Fuentes políticas dijeron a Brecha que Mujica intenta evitar una confrontación directa con Vázquez por este episodio, pero mantiene una firme posición en cuanto a que el Cardales, instrumentado a marcha camión después de las elecciones, "no es un tema del actual gobierno ", porque en este período no se avanzó en la elaboración de la ley marco de telecomunicaciones. Los observadores políticos comentaron que con la firma del decreto, Vázquez instaló una situación de hecho que condiciona al futuro gobierno, en una práctica similar a la ejercida por Jorge Batlle, quien tomó decisiones trascendentes que Vázquez debió heredar.
Con una voluntad política muy fuerte del presidente, apoyado en los resultados de las encuestas sobre su popularidad, la confrontación supondría un desgaste para Mujica. La pelota está ahora en el campo del secretariado ejecutivo de la fuerza política, que anunciaba una reunión para el correr de esta semana a fin de adoptar posición tras la entrevista en Suárez y Reyes. A dos meses de la asunción de la nueva administración, la cuestión es cómo evitar el descarrilamiento.

————————————————————————————

 

'QUE VAZQUEZ REVOQUE EL DECRETO'

EL PIT-CNT CONSIDERÓ que el decreto sobre el Plan Cardales impulsado por el presidente Tabaré Vázquez "es altamente inconveniente para el ejercicio de la soberanía nacional y del desarrollo productivo, tecnológico y humano de nuestro país". En una conferencia de prensa, el miércoles 23, la dirección de la central obrera reiteró su malestar con el Poder Ejecutivo, que descartó una suspensión del decreto que instrumenta el triple play. El dirigente Marcelo Abdala afirmó: "El PiT-CNT quiere dejar en claro que no se está en contra del objetivo que busca el Plan Cardales, como no se está en contra de ningún plan de inclusión social de este gobierno, pero sí queremos expresar nuestra preocupación y malestar porque el decreto ley que habilita la aplicación del Plan Cardales establece que los dueños de los canales privados puedan ser permisarios de la trasmisión de datos".
El PIT-CNT denunció que representantes de los canales 4 y 12 están presionando a las autoridades de ANTEL. "Se le entrega a las grandes trasnacionales de la comunicación la trasmisión de datos, un área que es altamente rentable para la empresa de telecomunicaciones de todos los uruguayos que es ANTEL", señaló Abdala. Dijo que "los canales 4 y 12 quieren ocuparse de los sectores de mayor poder adquisitivo de la población, en donde el negocio es verdaderamente rentable, y dejarle a ANTEL la cobertura del triple play destinada a los sectores más desposeídos, en los que habrá una alta carga de subsidios".
Por su parte Gabriel Molina, dirigente del sindicato de ANTEL, reflexionó: "En medio de una transición, entre un gobierno que se va y otro que llega, es mejor comenzar a pensar en una real política de comunicaciones y en una ley que regule las telecomunicaciones. Por eso reiteramos nuestra aspiración de que el presidente Vázquez revoque el decreto ley que firmó el 30 de noviembre pasado".