La contratación de Fabregat en Antel fue un error

NOTAS DE PRENSA JULIO 2010
julio 8, 2010
Mujica aconsejó a la presidenta de Antel que el vínculo de Fabregat con la empresa quede sin efecto
julio 8, 2010

La contratación directa de Martín Fabregat (sobrino del secretario de la Presidencia, Alberto Breccia) como asesor en materia de comunicaciones en ANTEL fue "un error" del gobierno de José Mujica, dijo Julio Marenales a El Observador.

"Todas esas cosas habría que tratar de evitarlas, porque por más que haya sido todo muy limpio, la gente en general tiene mucha suspicacia", dijo Marenales, luego de ser consultado por el tema durante la recepción que ofreció la Embajada de Venezuela el lunes.

Marenales aclaró que a su entender "el secretario de la Presidencia no tuvo nada que ver con eso, evidentemente", pero que cree, "igual, que el haber dado ese puesto fue un error".

"Yo en el MPP voté una resolución de la directiva nacional por la cual los familiares de los compañeros en puestos importantes no pueden ocupar determinados cargos. Con eso la dejé sin trabajo a ella", dijo Marenales señalando a su esposa. "Mala suerte. Esa resolución fue aprobada. Los familiares, aunque tengan todos los méritos del mundo…, hay que evitar que ocupen puestos claves", agregó.
________________________________________
 
Marenales: 'Pepe tiene a todos contentos pero no mostró mucho'.
EL HISTÓRICO DIRIGENTE TUPAMARO DIJO QUE EL GOBIERNO 'TIENE INTENCIONES' Y HAY QUE VER 'SI LAS DESARROLLA'
Manifestó que el presidente ha logrado conformar hasta a los militares. Señaló que continuará buscando acentuar "el progresismo" en el gobierno del Frente

POR GONZALO FERREIRA DE LA REDACCIÓN DE EL OBSERVADOR

Cuando el presidente llegó el lunes al salón de fiestas del Museo de Artes Visuales, el histórico dirigente del Movimiento de Liberación Nacional (MLN) y del Movimiento de Participación Popular (MPP), Julio Marenales, hacía rato que estaba ahí, acompañado de su esposa. Luego de los saludos protocolares por el aniversario número 199º de Venezuela y en cuanto lo vio, José Mujica fue directo a saludarlo. Ambos se abrazaron, se hicieron un par de chistes, sonrieron y siguieron cada uno su rumbo.

El contacto entre ambos no es tan fluido como antes. Ahora Marenales le comunica su pensamiento en cartas escritas a mano de vez en cuando.

Defiende al gobierno, arma una estrategia para que sea "lo más progresista posible", pero no tiene empacho en criticar algunos aspectos de la gestión de su "compañero" y "amigo" que no le parecen correctas.

Por ejemplo, dice que en los primeros meses la administración no ha hecho nada concreto. Pero lo matiza con que Mujica deja a "todo el mundo contento".

También critica sin dudar la contratación directa de Martín Fabregat como asesor en materia de comunicaciones en ANTEL (ver recuadro).

Poca cosa. Cuando El Observador le preguntó a Marenales cómo veía la gestión de los primeros meses de Mujica, el dirigente elogió y desnudó flancos a la misma vez.

"Yo diría con total franqueza que el Pepe deja contento a todo el mundo; ahora hacer, hacer, todavía no ha mostrado mucho", dijo Marenales.

"Hay intenciones. Vamos a ver si desarrolla. Hay intenciones que hay que desarrollar, pero en lo concreto todavía no se ve. Pero que está dejando contento a todo el mundo está clarísimo", dijo el dirigente.

Para Marenales es "evidente" que "la gente está conforme con él". El histórico dirigente comparte que Mujica deja satisfecho tanto a empresarios como a trabajadores, a frenteamplistas como a opositores. "Hasta a los militares los conforma. Y está bien… tiene que gobernar con todos y para todos", sostuvo Marenales.

En esta situación en la que está posicionado Mujica, dejando a todos conformes y dando señales positivas para los intereses de los distintos actores, Marenales cree que es necesario que el MPP tome una posición para "presionar" al gobierno hacia un lugar determinado: el progresismo.

Hacia el congreso. El Movimiento de Participación Popular (MPP) está en un período de precongreso, analizando su rumbo y su posicionamiento sectorial. Este proceso terminará con conclusiones que saldrán de los distintos documentos que en estos meses se están analizando. El MPP fue por primera vez en la historia del Frente Amplio el sector más votado en dos elecciones nacionales consecutivas y ahora debe definir su rumbo. "Yo personalmente voy a empujar para que el progresismo sea el máximo posible. El rol del sector debe ser presionar para eso", dijo el dirigente.