La Asociación Nacional de Broadcasters (Andebu) expresó su «preocupación» por la «proliferación»…

Medios deberán informar quiénes son sus dueños
noviembre 17, 2011
IM autorizó a Claro el cableado subterráneo para fibra óptica.
noviembre 18, 2011

La Asociación Nacional de Broadcasters (Andebu) expresó su "preocupación" por la "proliferación" de iniciativas regulatorias de los medios de comunicación cuya aplicación "restringe" sus libertades y exhortó a las autoridades de gobierno y dependencias oficiales a "tomar medidas" para efectivizar el compromiso asumido por el presidente y el vicepresidente de la República, José Mujica y Danilo Astori respectivamente, "de rechazar cualquier iniciativa" que "tenga por objeto la restricción de la libertad e independencia de los medios de comunicación".
La exhortación, que constituye la médula de la Declaración de Montevideo aprobada durante la 78- Asamblea General de la Asociación, fue votada por unanimidad de los más de 160 afiliados a Andebu.
"Andebu y sus asociados consideran de fundamental importancia destacar nuevamente el compromiso asumido poco tiempo atrás por los señores presidente y vicepresidente de la República, José Mujica y Danilo Astori, de rechazar cualquier iniciativa que, mediante vías directas o indirectas, tenga por objeto la restricción de la libertad e independencia de los medios de comunicación, y exhortan a las autoridades de los diversos organismos y dependencias estatales a adoptar las medidas tendientes a efectivizar el cumplimiento de dicho compromiso", sostiene Andebu.
La entidad que nuclea a los propietarios de radios y canales de televisión privados refiere a los comentarios públicos en los que ambos gobernantes se mostraron contrarios a la aprobación de normas regulatorias o restrictivas de la actividad de los medios.
En diciembre del 2010, luego de que durante meses un Comité Técnico Consultivo trabajase en una ley de servicios de comunicación, Mujica sostuvo que "la mejor ley de medios es la que no existe".
Durante una rueda de prensa en Mar del Plata, el mandatario fue aún más categórico: "¡Me tienen podrido con esa pregunta! (sobre una ley de medios) ¡Podrido! Al presidente de la República no le llegó absolutamente nada. El día en que le llegue ya ha dicho que va a tirarla a la papelera".
"Lo que me preocupa es que los medios de Uruguay queden en manos de alguna multinacional de afuera. Seguramente tenemos problemas en nuestro espacio nacional, pero hay que separar la paja del trigo. Si en Uruguay los manejadores de la noticia internacional tienen la intención de dominar nuestro espacio, mientras yo esté de presidente, les va a costar un poco. Con todos los defectos que puedan tener nuestros criollos, trataremos de entendernos y de no hacernos pedazos para que no nos coman los de afuera", agregó en la ocasión, según reportaron varios medios.
Ese mismo mes, Astori dijo a "Telenoche" que una ley de medios "puede ser peligrosa" y que "lo más riesgoso es cualquier intento de regular contenidos".
Poco antes, en octubre del 2010, el vicepresidente había declarado al diario argentino "El Litoral", que consideraba "un peligro" plantearse en Uruguay la redacción de una ley de medios.
"Personalmente, creo que una ley sobre contenidos de los medios es un peligro. No soy proclive a que haya una ley sobre contenidos, limitándolos, estableciendo restricciones, porque adhiero a que, desde este punto de vista, la mejor ley de medios es la que no existe", declaró.

* "Ingente preocupación". Según Andebu, "el pleno ejercicio de la democracia por las sociedades requiere, como un aspecto medular y decisivo, del libre flujo de ideas, opiniones e informaciones, que permita un amplio y genuino debate público sobre los temas que preocupan".
"En Uruguay ?agregó? la existencia de una radiodifusión privada, libre e independiente, instrumento de la libre expresión del pensamiento (…) ha constituido un elemento esencial para el desarrollo de una sociedad pluralista y respetuosa de los derechos".
Es por estas razones, que la asociación "observa con ingente preocupación la proliferación de iniciativas legales y reglamentarias provenientes de diversos sectores del gobierno ?tanto a nivel nacional como departamental? cuya aplicación dificulta y obstaculiza la función de los medios de comunicación, restringiendo su libertad e independencia a través de la implementación de soluciones de dudosa constitucionalidad, semejantes a las que imperan en países de la región que se caracterizan por su escaso compromiso con los principios republicanos y democráticos de gobierno, donde la libertad de expresión no es más que un lejano recuerdo".
Andebu ya había dado muestras de preocupación y descontento con la presentación de un proyecto de decreto elaborado por la Dirección Nacional de Telecomunicaciones (Dinatel) que regula la implementación de la televisión digital.
Esta iniciativa prevé seis canales de televisión públicos, siete privados y hasta siete comunitarios en Montevideo y dos de cada uno en las localidades del interior. Tendrán un plazo de 15 años para el uso de las autorizaciones y los operadores comerciales tendrán que aportar entre el 0,5 y el 1% de su facturación para un fondo de desarrollo de la producción audiovisual (Búsqueda Nº 1.630).
El proyecto fue aprobado el miércoles 28 de setiembre por la autoridades del Ministerio de Industria y el presidente José Mujica, que habilitaron hasta el viernes 7 de octubre para la consulta pública sobre el tema.
Actualmente el proyecto sigue a estudio de las autoridades, que consideran las recomendaciones recibidas en el espacio de consulta abierto.
La incorporación de cuatro nuevos canales comerciales de televisión es el punto que provocó más preocupación entre los operadores privados. "No es sustentare que haya tantos canales ?afirmó?. Creemos que va a provocar un deterioro en las condiciones de funcionamiento y financiamiento de los canales" dijo el presidente de Andebu, Rafael Inchausti, a Búsqueda, luego de que se diera a conocer el proyecto del decreto (ver Nº 1.631).
"Iniciativas dirigidas a obstaculizar el acceso de los medios de radiodifusión a las frecuenciasrecurso esencial para el desempeño de la actividad, generación de condiciones económicas desfavorables que menoscaban sus fuentes de ingresos, base de su independencia, creación de consejos o entes colegiados de cuestionable integración y funcionamiento, dotados de facultades para aplicar un amplio elenco de sanciones, limitaciones en la selección, definición y difusión de contenidos, ausencia de contralor sobre los medios ilegales y comunitarios, inoperancia de los organismos reguladores para la gestión de los trámites y denuncias promovidos por los medios privados, son solamente algunas de las dificultades que están afrontando los medios de comunicación uruguayos", afirmó Andebu.