Investigan si empresas telefónicas usan sin permiso la fibra óptica.

Conexión en la costa
diciembre 14, 2011
Movistar también desafía al gobierno
diciembre 15, 2011

Ursec. El organismo iniciará inspecciones; solo ANTEL está autorizada a prestar ese servicio a clientes
LEONARDO PEREYRA TWITTER.COM/LEOPEREYRA5

Ante la sospecha de que las empresas de telefonía privada estén utilizando el tendido de fibra óptica para darles el servicio de internet a sus clientes -algo que les está vedado-, la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (Ursec) dispondrá una investigación para conocer si esas multinacionales se exceden en sus derechos, dijeron a El Observador fuentes del organismo.
Las licencias que se les otorgan a las compañías de telecomunicaciones que operan en el país -Claro, Movistar y Dedicado- solo les permiten brindar servicios de internet por aire. Únicamente la empresa estatal ANTEL tiene derecho a usar fibra óptica.

Aunque el sector privado ha pedido en más de una oportunidad la posibilidad de acceder a dicha tecnología, el permiso no fue concedido.

Sin embargo, al menos una de esas empresas reivindica su derecho a prestar el servicio de internet a través de fibra óptica. "Movistar tiene licencia para la prestación de servicio de datos, además existe un Reglamento de Licencias que establece la independencia tecnológica para prestar los servicios de telecomunicaciones, por lo que queda claro que podemos brindar este servicio independientemente del medio utilizado", dijo a El Observador el presidente de esa firma, Pablo de Salterain.

En la Ursec no piensan lo mismo y existe una "duda razonable" acerca de que alguna de las empresas privadas están, dicho en la jerga del sector de las telecomunicaciones, "acometiendo a sus clientes en la última milla" a través de fibra óptica.

Esto quiere decir que podrían estar ingresando a casas y empresas a través del tendido de esta fibra que permite aumentar hasta en 20 veces la velocidad de acceso a internet.

Es así que la Ursec tiene la intención de realizar inspecciones en las instalaciones de determinados clientes para saber si las empresas están cumpliendo con las licencias que se les otorgaron o si se excedieron en sus derechos.

Esa "última milla" que será indagada es la de algunos de los denominados "clientes corporativos", quienes -como en el caso de las zonas francas- tienen varias terminales de internet en un área reducida. En abril pasado la Ursec envió un formulario a las compañías de telecomunicaciones para que, en carácter de declaración jurada, informen cuál es el sistema que están utilizando para brindar internet. Las compañías privadas pueden usar fibra óptica solamente en su infraestructura interna.

"Se entiende conveniente requerir la información a todos los prestadores de servicios de telecomunicaciones que brindan servicios a terceros o al público en general, utilizando fibra óptica como parte integrante de sus redes", dice el escrito. Agrega que la unidad reguladora tiene entre sus cometidos y poderes jurídicos, los de "controlar el cumplimiento de las normas jurídicas y técnicas aplicables por parte de los operadores públicos y privados, requiriéndoles todo tipo de información".

Posteriormente, el 30 de junio, el presidente de la Ursec, Gabriel Lombide, dijo en una reunión del directorio del organismo que consideraba conveniente redactar un comunicado "sintetizando cuál es el alcance de las licencias otorgadas a cada uno de los operadores de telecomunicaciones, detallando qué servicios, tecnologías y medios está autorizados a utilizar cada uno de ellos".

Sospechas
Lo que más le llamó la atención a Lombide fue una nota comercial publicada el 15 de noviembre en varios medios de prensa en la cual la empresa Claro informó que la Intendencia de Montevideo la autorizó a un cableado subterráneo de hasta 105.700 metros para brindar el servicio de fibra óptica en los hogares. "La fibra óptica es un mecanismo (&) que tiene como objetivo la ampliación de la velocidad de conexión a internet. Con valores que reducen hasta por 20 los tiempos de conexión, se espera que nuevas aplicaciones y servicios puedan desempeñarse desde los hogares. Entre ellos figuran varios pertenecientes a la industria del entretenimiento y los servicios", dijo el aviso. Dos días después de conocida esta publicación, el presidente de la Ursec se la mostró al resto de los integrantes del directorio del organismo y observó que de la nota "podría desprenderse que las empresas proyectan llegar con fibra óptica a sus clientes".

Por tanto, solicitó a la Asesoría Técnica de la Ursec "el análisis de todos los antecedentes relacionados al alcance de las autorizaciones y/o licencias otorgadas a las empresas de telecomunicaciones, en el actual marco normativo".

Con estos antecedentes es que la Ursec resolvió iniciar, en un plazo no mayor a dos meses según dijeron las fuentes, las inspecciones para determinar si alguna de las empresas no cumple con la normas vigentes. Con la instalación del sistema "Fibra óptica al hogar", ANTEL pretende, al decir de la empresa, incorporar a todos los uruguayos a "la supercarretera de la información para contribuir a la construcción de la sociedad del conocimiento".

 

Por ahora, Claro prefiere no responder

El gerente general de Claro, Horacio Alvarellos, dijo que no tiene muy presente en qué tramos de conexión su empresa utiliza fibra óptica y por eso prefirió pedir más información antes de responderle a El Observador.
Cuando se le recordó que solo ANTEL tiene el permiso para dar servicios a los clientes a través de ese sistema, señaló no tener conocimiento acerca de si Claro usaba la fibra óptica para -como se dice en la jerga- acometer clientes. "Prefiero interiorizarme mejor sobre el tema antes de brindar una respuesta que puede ser incompleta", señaló