«Hay carencias de alta velocidad».

Cuentas y equivalencias
septiembre 20, 2010
El prepago para internet móvil avanza con bastante timidez.
septiembre 20, 2010

«Hay carencias de alta velocidad».
EN LÍNEA
Gustavo Gómez director nacional de telecomunicaciones

Del sector IT se manifiesta el disgusto por la lentitud de la conexión, alegando que esto contribuye a la pérdida de competitividad. ¿Reconoce este impacto negativo?
Reconozco que tenemos carencias e insuficiencias cuando se exige alta velocidad. Estamos muy mal respecto a la región cuando se piden 3Mbps o 4Mbps para arriba. Pero no se puede perder de vista que, en las velocidades de 1mb o menos, estamos igual o mucho mejor. Y eso es más del 90% de los contratos.

Los contratos de 4Mbps representan el 0,8%; los que tienen 3mb son el 6,9%. ¿Estamos muy mal?, sí. ¿Hay que trabajar para que eso se mejore?, sí, porque es un sector de la población que produce, que tiene innovación y por supuesto que tiene que ser un objetivo; pero al mismo tiempo lo es la popularización del acceso a la banda ancha. Los contratos de 2Mbps, 3Mbps y 4Mbps son menos del 20% del total. Estamos bien para el 80% de los usuarios y tenemos insuficiencias que rápidamente tenemos que superar para el 20% restante. Entiendo el disgusto, entiendo que nos falta; pero se hace mucho hincapié sobre lo que está mal; yo pido que miremos el conjunto. Hemos avanzado mucho en materia de penetración. El 31% de los hogares uruguayos cuenta con un servicio de banda ancha fija y nuestra meta para el primer semestre de 2012 es llegar al 60%. Además, hemos avanzado en que la mayoría de los contratos (de 1Mbps o menores) estén con precios comparativamente mejores o iguales que los de la región. De 4Mbps son 2.948 servicios en 350.000. Es una cifra importante, pero yo no puedo dejar de pensar en universalizar el acceso.

¿Cuándo se hará efectivo que todas las conexiones tengan 1mb de bajada como mínimo? ¿Eso definirá la banda ancha en Uruguay?

Es una meta para el año que viene. El empujón que da ANTEL va en esa línea. Pero también queremos que los operadores privados lo hagan para que sea parte de la definición de banda ancha y parte de un derecho de las personas. Cisco y otras mediciones toman valores de 160Kbps y 256Kbps y le llaman banda ancha; pero acá, cuando se hable de banda ancha, vamos a estar hablando de 1Mbps para arriba. A esos países les favorecerá en los indicadores; pero nosotros decidimos planteárnoslo así.

Los cambios en los servicios de ANTEL, ¿cómo modificarán el porcentaje de conexiones de más de 1Mbps?

Si sumamos las conexiones de banda ancha móvil, Uruguay va a tener en octubre en el entorno del 70% de las conexiones de banda ancha superiores a 1Mbps. Cisco decía que el promedio de América Latina era del 39%; si llegamos al 70% vamos a haber logrado un avance importante. Primero, tenemos que superar a los de la región; pero nuestro horizonte tiene que ser aproximarnos a los países de Europa, los países del sureste asiático. Nuestro benchmark no puede ser los países más atrasados; debe ser los países más adelantados. Tenemos que igualarnos al menos con el nivel de penetración de los países de la OCDE (30%-35%). En penetración, en velocidad y en precio, por supuesto, tenemos que hacer mucho más de lo que estamos haciendo.

¿Habrá cambios en el espectro para los servicios de banda ancha móvil que hoy ofrecen velocidades bajas?

Aquí hay un componente para trabajar en política pública. En este sentido estamos elaborando una política de reordenamiento de asignación de espectro para servicios de transmisión de datos vía móviles en las bandas 700Mhz y 2,5GHz, que hoy no están libres, para atender a la tecnología 4G que permite velocidades de hasta 100Mbps de bajada por aire. También tenemos que ver qué hacemos con el espectro para 3G, para ahora, para que los operados puedan dar más servicios y a velocidades más importantes. Estamos viendo las recomendaciones que le hacen a la Dinatel para definir las políticas con el objetivo de liberar el espectro para el desarrollo de la transmisión de datos por banda ancha móvil.

¿Se tiene una estimación del impacto que tendrá en el indicador de penetración una vez que se utilicen esos espectros para la transmisión de datos?

No tenemos; pero sí vemos lo que pasa en el mundo. La banda ancha móvil arrancó muy atrás y, a junio de 2010, del total de contratos, representa el 33% de las conexiones de banda ancha y viene creciendo de manera muy importante y tiene la traba de la disponibilidad de espectro.