Gobierno habilita firma electrónica para comercio y trámites estatales.

Antel Integra.
diciembre 9, 2011
Entes definen ajustes de tarifas en contexto de mayor inflación
diciembre 12, 2011

Uruguay Digital. El programa verifica la identidad de las personas
El Poder Ejecutivo aprobó, a través de un decreto reglamentario, la firma electrónica avanzada que corresponde a una versión digital de la firma manuscrita. Se trata de un mecanismo que permite verificar la identidad de las personas, generando una nueva manera de autentificar los documentos y comunicaciones que emiten los firmantes.

El Ejecutivo firmó el jueves el decreto que va en línea con las intenciones de la Agencia de Gobierno Electrónico y Sociedad de la Información (Agesic) de lograr que el 60% de los trámites se puedan realizar online.

La firma electrónica, prevista para el comercio y el gobierno digitales, se podrá implementar en los expedientes electrónicos, la emisión de facturas electrónicas, los trámites estatales, la expedición de certificados oficiales, acuerdos y contratos o declaraciones de impuestos.

Jorge Forcella, presidente de la Unidad de Certificación Electrónica (UCE), dijo a El Observador que "va a tener la misma validez que una firma certificada. Eso quiere decir que toda la tramitación que se hace en papel se va a poder hacer en forma electrónica con igual valor jurídico". Explicó que si bien ambas tienen la misma autenticidad, la firma electrónica posee ventajas que trascienden lo que se puede hacer en el papel. Durante la inauguración de la Infraestructura Nacional de Certificación Electrónica, realizada ayer en la Torre Ejecutiva, Renato Martini, presidente del Instituto de Tecnologías de la Información de Brasil, aseguró que es una estrategia que permite más rapidez, menos costos, más eficiencia y transparencia gubernamental. Lo que Martini calificó como "la ´despapelización´ de la vida, de los gobiernos, de los procesos", constituye una revolución del pasaje del papel al documento digital.

Posibilidades y dificultades

El prosecretario de la Presidencia, Diego Cánepa, señaló en el cierre de la conferencia la importancia de que este nuevo instrumento no genere un "retraso en el acceso a la tecnología", sino que intensifique la inclusión digital y permita construir una mayor equidad e igualdad entre los uruguayos.

Forcella afirmó que "la ventaja es la practicidad de la tramitación electrónica. En vez de tener que desplazarnos para hacer un trámite, vamos a poder hacerlo electrónicamente donde sea. Va a ser instantáneo, más rápido, nos va a demandar menos esfuerzo".

No obstante, las cifras revelan una gran dificultad para la implementación de la digitalización de los trámites. Una encuesta realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y la Agesic señaló que el 71,9% de los usuarios de internet prefiere realizar los trámites de forma presencial.

Miguel Porrúa, coordinador de Gobierno Electrónico de la OEA, afirmó que es necesario establecer estándares de seguridad para el ciudadano y lograr que se apropie de la herramienta.

"Todo se basa en estar seguros de que la persona que firma es esa persona, que ese certificado es auténtico", subrayó Forcella.

Para que una persona pueda llegar a contar con una firma electrónica avanzada, deben existir prestadores de servicios de certificación, que serán acreditados el año próximo, ante quienes las personas se presentan para verificar su identidad y que les sea emitido un certificado electrónico, único y válido ante cualquier institución