Gobierno exonerará tributos a empresas que contraten jóvenes.

Incluyen uso de celulares en plan de bancarización
agosto 3, 2010
Mujica quiere internet para todos al final de su mandato.
agosto 3, 2010

 

DEBERÁN HACERLO A TRAVÉS DE UN PROGRAMA DENOMINADO 'OBJETIVO EMPLEO'
Capacitará a los nuevos trabajadores y a todo el personal de las compañías. Brindará descuentos en los aportes patronales a la Seguridad Social

POR PAULA SCORZA DE LA REDACCIÓN DE EL OBSERVADOR

Mientras el país mantiene una tasa de desempleo que oscila en los 7 puntos porcentuales, constituyéndose así en la más baja tasa desde que se tiene registro, la situación se agrava en el caso de los jóvenes.
Según datos que maneja el Ministerio de Trabajo, entre los menores de 25 años, hay una desocupación del entorno del 17% en el caso de los varones, y del 26% en las mujeres.

Con el objetivo de mejorar esta situación, el gobierno otorgará beneficios tributarios a las empresas que contraten a trabajadores jóvenes sin calificación. La idea es que las personas sin mayores habilidades tengan la chance de insertarse en el mercado laboral. El gobierno quiere brindar también un incentivo a las empresas para que tengan una motivación que ayude en su objetivo.

Las empresas tendrán a su favor la exoneración de aportes patronales a la Seguridad Social, pero además, al contratar a estos trabajadores a través del programa Objetivo Empleo, contarán con capacitación laboral para los nuevos empleados y para todo el resto de su personal, a cargo del propio Ministerio de Trabajo.

Un mes y medio atrás el presidente José Mujica firmó un decreto que establece que a las empresas que contraten trabajadores a través del programa Objetivo empleo se les otorgará "un subsidio equivalente al 60% de las retribuciones mensuales del trabajador sujetas a Montepío para el caso de los hombres, y del 80% de las retribuciones en igual concepto, para el caso de las mujeres jóvenes".

El monto máximo del subsidio será el 60% u 80% respectivamente de dos salarios mínimos (vigente al momento de la contratación) y se otorgará por el mismo plazo por el que se incorpore el beneficiario del programa, con un máximo de 12 meses.

Según explicó a El Observador el ministro de Trabajo, Eduardo Brenta, la idea es utilizar la posibilidad que da ese decreto (que incluye a personas hasta 65 años) e intentar "mejorar los beneficios" que otorga.

Por otra parte, Brenta adelantó que ya se piensa en adicionar un "acompañamiento" que permita darle estabilidad a la persona en el nuevo empleo, como forma de garantizar tanto para el trabajador como para la empresa que el hecho de la contratación sea beneficioso para las dos partes.

Según el ministro, esta iniciativa es "parte del compromiso de la creación de 40 mil empleos juveniles", y está dirigido a cualquier tipo de empresa, sin restricciones hacia ningún área.

En los hechos. A los empresarios que contraten a estos trabajadores a través del Ministerio de Trabajo se les devolverá parte del aporte patronal.

Como ejemplo, si contratan a un trabajador con un salario mensual de $ 10 mil, si es hombre, se le devolverán a la empresa $ 6.000, y si es mujer, $ 8.000.

El subsidio para las empresas se hará efectivo a través de un crédito para cancelar obligaciones corrientes ante el Banco de Previsión Social.

Cuando la empresa contrate un trabajador, en el Ministerio se le dará un comprobante con el monto del crédito a favor. Cuando pague sus aportes patronales, se le deberá restar ese dinero de acuerdo a la cantidad de trabajadores que haya contratado.

Acuerdo. Para llevar adelante esta iniciativa el ministro anunció que se creará el Primer Acuerdo Nacional por el Trabajo Decente Joven, con participación del Instituto Nacional de la Juventud y el Ministerio de Desarrollo Social. En este sentido, Brenta explicó que la cartera creará una nueva unidad de empleo juvenil en la órbita de la Dirección Nacional de Empleo "con el objetivo de atender con el tema del desempleo entre los jóvenes y con más especificidad en las mujeres jóvenes".

Es a través de esta unidad que se generarán las exoneraciones y la capacitación profesional para los nuevos trabajadores que ingresen al mercado a través del programa.

"El gobierno está exponiendo en la discusión presupuestal la generación de presupuestos por programas. Esto es parte de una política global de incentivo a la contratación de trabajadores, combinando dos programas existentes: Uruguay trabaja y Objetivo empleo", explicó el ministro.

En estos días se definirán las partidas presupuestales para llevar adelante la iniciativa, tanto del Ministerio de Trabajo como del de Desarrollo Social.