Gobierno estudia cobrar canon a canales de TV por las ondas.

ANTEL deberá cambiar miles de antenas debido a fallo del TCA
septiembre 26, 2011
Habrá seis canales públicos de TV y siete privados en Montevideo
septiembre 29, 2011

Proyecto. Incluirá una "cuota pantalla" para fomentar la industria nacional
El Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) elevará en un mes y medio el proyecto de ley de medios al Consejo de Ministros. En estos días, el texto de la iniciativa está en plena elaboración por parte del actual director nacional de Telecomunicaciones, Gustavo Gómez, según supo El Observador. El jerarca abandonará el cargo en octubre por decisión de la cúpula ministerial, pero de todos modos una de sus últimas tareas a cargo fue la redacción del proyecto.
Fuentes oficiales informaron que el borrador será entregado al ministro de Industria, Roberto Kreimerman, en los próximos días para su consideración.

La iniciativa, denominada Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, incluye varias innovaciones.

En primer lugar, una de las medidas será la inclusión de una "cuota pantalla" en busca de fomentar los contenidos nacionales en las grillas y disminuir el peso de los productos importados.

La normativa exigirá a los dueños de los medios que un porcentaje del tiempo de emisión sea destinado a programación nacional, como un modo de preservar y difundir la cultura y los valores del país. El argumento manejado es que se trata de recursos estatales que son concedidos a privados para hacer negocios.

Por eso el Estado tiene derecho a reclamar una contraprestación, según dijeron los informantes.

La concentración de canales y ondas de radio en pocas manos será otro de los elementos en los que el proyecto introducirá varios cambios. Las telecomunicaciones tienen tres actores: estatal, privado y cooperativo. Hasta ahora predominó lo vinculado a lo comercial según el diagnóstico oficial y por eso habrá un intento por "ordenar" el panorama. En este sentido, el proyecto de ley establecerá que "al menos" un tercio de las adjudicaciones será destinado a medios cooperativos sin fines de lucro.

Si bien el objetivo no es que los medios públicos también lleguen a un tercio de todo el espectro, la intención es que tengan más peso respecto al actual. La televisión digital y la posibilidad de incrementar la cantidad de canales existentes abre, a juicio del Poder Ejecutivo, la posibilidad ideal para "ordenar hacia adelante" y "respetando los derechos de quienes hoy tienen autorizaciones", dijo una fuente.

Justamente, en la distribución actual del espectro televisivo es donde aparece la concentración mayor de señales en pocas manos, según el diagnóstico oficial.

Por eso el proyecto de ley intentará que haya una distribución más equitativa para garantizar que "todas las voces" tengan presencia en los medios de comunicación. Uno de los problemas existentes, según el gobierno, es que muchas veces los verdaderos dueños de algunos medios son representados por testaferros. Esta modalidad será prohibida para que en las concesiones solo aparezca el nombre de quien realmente dirigirá el medio.

Polémica en el horizonte
El presidente José Mujica dijo que si le llegaba una ley de medios la tiraba a la papelera (ver Lo dijo). De todos modos, el mandatario va a recibir un texto y lo evaluará con el resto del Ejecutivo. Además de las medidas ya decididas, hay otras que están "sobre la mesa" aunque aún en evaluación. Se trata, justamente, de las acciones más polémicas.

Una de ellas es la posibilidad de cobrar un canon a aquellos privados que tengan en su poder una onda estatal. Esos fondos serían destinados al fomento de la industria nacional.

Esa medida aparece en el informe final del comité técnico integrado por todas las partes que estudió la forma de instrumentar una ley de medios.

Un informante dijo que, por ejemplo, todas las empresas telefónicas pagan por el uso del espectro y que los canales abiertos y las radios no lo hacen. Aunque aún resta tomar la decisión, esa fuente dijo que es un recurso finito utilizado para lucrar.

El otro asunto sobre la mesa es fijar a las concesiones un plazo de finalización, un aspecto que no rige hoy en día en Uruguay.

"En eso somos la excepción", dijo una fuente oficial e informó que en la mayoría de los países del mundo cuando un privado recibe una onda sabe que la tiene por determinados años. El concepto es que un bien estatal puede ser asimilado por ejemplo a otorgar un puerto o la explotación de cierto mineral sin fecha de finalización.

En caso de incluirse en el texto, el gobierno piensa determinar plazos diferentes para radio y televisión dado que las inversiones detrás de cada medio son muy diferentes.

El jueves pasado el ministro Kreimerman y el subsecretario Edgardo Ortuño recibieron a la Coalición por una Comunicación Democrática, una organización que trabaja los temas referidos a la libertad de expresión y la comunicación.

En el encuentro, ambos jerarcas explicaron que Gómez seguirá en el cargo hasta que entregue el proyecto de ley de medios, según un comunicado de la asociación. Allí Kreimerman anunció que el proyecto llegará al gabinete en 45 días