Giro quiere presentar un inversor, pero no puede modificar su plan.

Acuerdan cambios en ley de medios
septiembre 25, 2013
Prensa octubre 2013
octubre 1, 2013
EL OBSERVADOR | ACTUALIDAD | 29.09.2013 | Pág. 6
Giro quiere presentar un inversor, pero no puede modificar su plan. Tv digital. El consorcio de la cooperativa La Diaria intenta revertir la descalificación
C.RODRÍGUEZ
El consorcio Giro (integrado por las cooperativas La Diaria y Demos) intentarán revertir la decisión del Poder Ejecutivo de otorgar canales de televisión a VTV y al consorcio Pop Tv. Pero en el gobierno dejaron claro que no se permitirá agregar cualquier elemento nuevo al plan de negocio presentado al llamado. El presidente José Mujica se apoyó en el informe de la Unidad Reguladora de los Servicios de Comunicación (Ursec) y decidió descalificar a Giro porque su plan no guarda "razonable concordancia" con el respaldo económico planteado.
Notificadas, las cooperativas anunciaron que llevarán sus descargos al gobierno para que el mandatario revea su decisión. El viernes, el administrador de La Diaria, Damián Osta, explicó que la reunión será el lunes con el ministro de Industria, Energía y Minería, Roberto Kreimerman. "Va a ser para informarle que tenemos un inversor interesado en ser nuestro socio para llevar adelante este emprendimiento. Si el argumento era ese, si la preocupación del presidente, el miedo que dice tener, era ese, va a estar resuelto, vamos a documentar nuestra capacidad de afrontar esta iniciativa", dijo al programa En perspectiva de radio El Espectador.
Pero el hecho de llevar un inversor ahora, a juicio del Poder Ejecutivo, implica cambiar el plan de negocios, lo cual no está permitido. Así lo explicó a El Observador el asesor en televisión digital de la Dirección Nacional de Telecomunicaciones (Dinatel), Luis Ferrari. También lo dijo el titular de Dinatel, Sergio de Cola. "Lo que no se puede hacer es cambiar el proyecto. Esto es un llamado público. No puede ser que por la vía de la aclaración se cambien partes sustanciales del proyecto. Eso no tiene andamiento", declaró al programa Inicio de jornada de radio Carve.
En un comunicado publicado el miércoles por Giro, el consorcio informa que antes, pero sobre todo después de obtener la mejor calificación a su proyecto comunicacional, recibieron interés de empresarios para ofrecer financiación. Esos ofrecimientos fueron descartados por el momento, para mantener la independencia periodística, según explicaron. Pero una vez que tuvieron conocimiento de la descalificación del gobierno, levantaron el teléfono para aceptar los apoyos externos que antes habían descartado, según pudo saber El Observador. Uno de los contactos respondió afirmativamente en esta instancia y será el que piensan ofrecer como prueba de su respaldo económico el lunes con Kreimerman.
Giro informó en su plan de negocio que financiaría el proyecto con varias herramientas financieras. Una consistía en poner en marcha un fideicomiso con los ingresos de la venta de publicidad. Otra sería con aportes de un fondo internacional. También pretendía seguir pidiendo préstamos al Fondo de Desarrollo (Fondes) y además abrir la posibilidad para colocar obligaciones negociables con suscriptores.
Pero el gobierno lo consideró insuficiente ya que no tiene documentación ni aclara en qué medida participa cada herramienta.
Otros competidores del llamado, a diferencia de Giro, apelaron a mecanismos de financiación bancaria y lo documentaron. "Algunos presentaron patrimonio propio o de los accionistas para demostrar la capacidad económica. Otros presentaron notas de bancos donde se comprometían a habilitar una línea de crédito. Si bien no tenían el capital por sí mismos, demostraron tener capacidad de conseguirlo. En Giro están mencionadas las fuentes, pero no dicen cómo harán para conseguir los fondos, no hay trámite iniciado, ningún compromiso previo de las eventuales fuentes de financiamiento con ellos", dijo De Cola.
La Comisión Honoraria Asesora Independiente (CHAI), encargada de estudiar los proyectos comunicacionales, ubicó en el primer lugar de las puntuaciones a Giro. Sin embargo, tanto ese como el informe de Ursec no son vinculantes, y, por lo tanto, el presidente tiene potestad para asignar las frecuencias hasta el 27 de octubre, cuando faltará un año para las elecciones nacionales de 2014, tal como indica la Constitución.
El consorcio Giro intentó también encontrar respaldo político en legisladores de la coalición de izquierda. Públicamente se expresaron a favor de su plan los diputados Nicolás Pereira (Cap-L), Alejandro Sánchez (MPP) y el edil socialista Daniel Arbulo.
"Creemos fuertemente en la capacidad de revertir esta situación y en que esta es la forma de modificar el paisaje de la televisión uruguaya porque de lo contrario estaríamos defendiendo el statu quo. Si se sigue adelante con el proyecto de resolución que el MIEM redactó, la televisión uruguaya cambiaría muy poco porque se le otorga a los tres canales privados de facto un canal a cada uno, otro a Paco Casal y el otro a una productora muy próxima a los canales, que va a funcionar además en el estudio de Florencia de Feo", dijo Osta. Allí aludió a Oz media, la productora que integra junto a la Editorial BLA el consorcio Pop TV y que planteó en su proyecto técnico arrendar instalaciones de Estudio 9, propiedad de Florencia de Feo