Entrevista Carolina Cosse

Claro admite y reivindica que usa fibra óptica para vender internet
diciembre 15, 2011
Telefónicas se exponen a perder sus permisos por usar fibra óptica.
diciembre 16, 2011

La telefónica estatal duplicará y hasta triplicará el año que viene las velocidades de Internet sin subir los precios, anunció su presidenta, Carolina Cosse; reconoció que debe mejorar "mucho" la atención al público
Antel tiene que "resolver la "contradicción" de vender sin alentar el "consumismo" para aportar a la "construcción cultural"
 
Entrevista de Victoria Fernández y Christian Müller
 
"¿Qué vas a elegir en estas fiestas? Volvé a elegir un año de nuevas oportunidades", aconseja Antel a los clientes en su página web. A pocos días de la Navidad la empresa estatal de telecomunicaciones ofrece decenas de servicios, ofertas y promociones: teléfonos y tabletas de última generación, varias opciones de recargas, servicios de Internet de punta, concursos que premian con órdenes de compra, mensajes de texto gratis al adquirir otros productos, regalos de BlackBerry para los usuarios de ese celular, descuentos, financiamientos y obsequios.
Sin embargo, a la presidenta de Antel, Carolina Cosse, le preocupa el "consumismo" de la sociedad y no sabe cómo "resolver" la "contradicción" de que una empresa pública tenga que vender productos y a la vez contribuirá la "construcción cultural del país".
"Vamos a tener que empezara elaborar cómo trabajamos ese tema del consumismo", afirmó Cosse en una entrevista con Búsqueda.
Pero a la jerarca también le inquieta una cuestión más práctica: que la empresa llegue a sus clientes cada vez con mejores servicios. Por eso, anunció, Antel aumentará "masivamente" la calidad de la banda ancha el año que viene, "con políticas de duplicación y triplicación" de la velocidad sin aumentar los precios.
También cree que Antel tiene "mucho" que trabajar "para mejorar la atención al cliente". En ese sentido quiere seguir desarrollando servicios en línea, la atención telefónica y aumentar la agilidad de la asistencia técnica.
La presidenta de la empresa estatal destacó que Uruguay está "en la vanguardia" de las telecomunicaciones, lo que a su juicio demuestra que el monopolio que está vigente en los servicios fijos estuvo "lejos de limitar el desarrollo" de ese sector.
En cambio, la competencia "afectaría" el posicionamiento del país, porque cuando el mercado se acerca a la saturación, lograr un "crecimiento se hace un verdadero esfuerzo".
Pero la jerarca cree que el principal motivo para defender de la legislación actual en telecomunicaciones es otro: "Hay un mandato popular del plebiscito del año 92 que consagra a Antel como empresa pública en las telecomunicaciones y también consagra el monopolio".
 
-¿Cómo evalúa su gestión al frente de Antel?
-Ha sido un año y medio de mucha responsabilidad y mucho trabajo, en el que aprendí y sigo aprendiendo. Encontré una empresa con grandes perspectivas. Hemos puesto rumbo a objetivos de largo alcance y los estamos concretando, con una fuerte impronta de trabajo en equipo y coordinación.
-El país tiene una penetración muy importante de Internet que no está acompañada por conexiones de alta calidad. El plan de fibra óptica al hogar está llegando por ahora sólo a algunas zonas de buen poder adquisitivo. ¿Hay planes para mejorar la conexión en todo el país?
-Si bien el proyecto de fibra óptica empieza en algunas áreas de muy buena concentración de población y poder adquisitivo, al mismo tiempo este año conectamos 350 escuelas con fibra óptica. También concretamos un acuerdo con la ANEP para concentrar todos sus centros con una red privada de datos con velocidades de 10 a 100 mega-bytes {Mb).
-¿Y para los hogares?
-En los hogares no creo que estemos en nada parecido a malo en términos de banda ancha; lo que no quiere decir que no haya que continuar. El promedio actual, con 380.000 hogares conectados, es de 3 Mb por segundo de bajada.
Y sin lugar a dudas esa cifra va a seguir aumentando. Tenemos una política para aumentarla masivamente el año que viene. Hay proyectos que hacen punta al mismo tiempo que se va avanzando en el aumento de la banda ancha para el resto de los usuarios.
-¿De qué forma se van a aumentar concretamente?
-Vamos a seguir con políticas de duplicación y triplicación de la banda ancha. No es algo que se hace de un día para el otro. Se trabaja durante meses para después aplicarlos. Tenemos objetivos pero todavía no los vamos a decir.
-¿Manteniendo los precios?
-Sí. No tenemos planeado ningún aumento de precios.
-¿El comienzo de las operaciones de Antel USA (filial en Estados Unidos) va a permitir reducir los precios?
-Probablemente. No es lo único que vamos a hacer. Además está la política de interconexión en la región (anillo de fibra óptica). Ahí estamos trabajando en uno de los grupos de trabajo de Unasur.
-¿Estos proyectos qué implicarían? ¿Cuál sería el camino para lograr una rebaja de precios?
-Va a ser una evolución natural en la medida en que vayamos madurando estas interconexiones. Uno de los objetivos es que cuando tengamos que consultar un contenido de Brasil, por ejemplo, no tengamos que ir a Estados Unidos y volver. De esa forma ambos países ganamos, porque no tenemos que pagar el tráfico internacional.
Va a tener un impacto en el mediano y largo plazo en temas de performance y económicos; ni hablar de temas de soberanía.
-¿Antel quiere tener un canal de TV digital?
-No.
-¿Y está interesada en dar servicios de VOD (video on demand) Contrató a una consultora.
-Estamos siempre abiertos a desarrollos alineados a los tiempos que corren.
-¿Piensa en hacer acuerdos con señales televisivas internacionales?
-Esa es una de las posibilidades. Otra posibilidad es la complementariedad con cableoperadores.
-El servicio de Internet fijo es monopolio de Antel. ¿Cree que eso limita las posibilidades de desarrollo y reduce las opciones de los usuarios?
-Primera cosa: hay un mandato popular del plebiscito del año 92 que consagra a Antel como empresa pública en las telecomunicaciones y también consagra el monopolio.
-Hay algunos especialistas que afirman que en la legislación no hay un monopolio.
-Y hay otros que afirman lo contrario.
-Pero es controvertido.
-Todos los temas son controvertidos. En los temas jurídicos siempre hay una variedad de bibliotecas. Pero a los efectos hay un mandato popular. Por otro lado, me parece notorio que en el desarrollo de las telecomunicaciones Antel ha tenido un papel fundamental, que pone a Uruguay en la vanguardia, como lo muestran los datos numéricos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones y el Barómetro Cisco. Lejos de limitar el desarrollo de las telecomunicaciones, Antel tiene un papel fundamental en su desarrollo.
-¿Antel podría mantener ese papel de vanguardia con la entrada de otros operadores al mercado?
-Hay que analizar esos números que mencioné.
-¿Pero la competencia afectaría esos números?
-Por supuesto que los afectaría. Por ejemplo, en la facturación de los servicios celulares tenes un crecimiento exponencial de los servicios, un crecimiento maravilloso, pero si lo analizas tiende a tener una asíntota más bien horizontal. Por lo tanto, para aumentar un determinado porcentaje de la facturación tenes que vender muchísimos servicios más, lo cual baja mucho los márgenes y las cifras por servicio. Llegas a un momento en que el crecimiento se hace un verdadero esfuerzo. Por eso es tan importante el crecimiento sostenido que tiene Antel en todas las áreas, porque logra crecimientos con una estructura de precios cada vez más exigente.
-¿La razón por la que no hay triple play en Uruguay es para proteger a Antel?
-Me parece que eso sería ponerse a discutir alrededor de un producto. Lo
que tenemos por delante es mucho más que un producto. Es ni más ni menos que la ambiciosa meta de lograr el 100% de los hogares conectados a Internet al final del período.
-El concepto se aplica a muchos productos; es la convergencia de distintas plataformas.
-Eso Antel lo está llevando adelante.
-Pero, a diferencia de otros países, en Uruguay no se autoriza a los operadores a ofrecer todos los servicios que les permitan sus redes.
-Hay realidades distintas en cada país. En el mundo de las telecomunicaciones hay de todo. Hay que mirar a todos y tomar el camino a la uruguaya.
-¿Usted está conforme entonces con la legislación y el desarrollo actual de las telecomunicaciones? ¿Está a favor de mantener el monopolio?
-Yo creo que tenemos un mandato popular. Esa es mi opinión.
-¿Las tarifas de Antel podrían bajar si aportara menos a rentas generales?
-El aporte a rentas generales en el período del 2000 al 2005 estuvo en el entorno del 26 o 22 % del total de los ingresos de Antel. A partir del 2005 ese porcentaje se ha venido abatiendo a un 17%, y el año pasado llegamos a abatirlo hasta un 11 % de los ingresos. O sea que ha venido disminuyendo.
-¿Los usuarios uruguayos acceden a información suficiente sobre los servicios que contratan?
-Creo que sí.
-¿No sería valioso para los usuarios saber con cuántas personas están compartiendo su conexión, o cuál es el tráfico de la conexión internacional?
-Es un tema que hay que analizar muy bien. No está en la agenda de Antel.
-¿Qué opina sobre la portabilidad numérica?
-No está en la agenda de Antel. Es un tema que a nivel internacional yo diría que ha fracasado. Porque finalmente no se aplica; se destinan millones de dólares a implementaria y después se porta un ínfimo porcentaje de abonados.
-¿Está de acuerdo con que Antel debería aumentar la capacitación para mejorar la atención al cliente?
-El área de educación de Antel ha trabajado muy bien durante este año y medio con proyectos como dar mayor acceso a los cursos de capacitación, culminar estudios de secundaria y hacer talleres de ventas e integración donde pasaron más de 900 funcionarios.
Sí creo que tenemos mucho que seguir trabajando para mejorar la atención al cliente. Por ejemplo con los servicios en línea; tenemos el objetivo de seguir mejorando la atención telefónica, que yo creo que hay que mejorar mucho; también en los tiempos de respuesta a los reclamos técnicos.
-¿Percibe disconformidad de los clientes?
-Creo que hay una gran cantidad de clientes satisfechos con Antel y otros clientes que tenemos que atender mejor,
-Usted dijo en un evento reciente que Antel debe "cuidar los mensajes" para no fomentar el consumismo en la sociedad.
-Vamos a tener que empezar a elaborar cómo trabajamos ese tema del consumismo.
-¿Por qué tiene que hacer eso una empresa?
-Porque es una empresa pública. Y al ser pública tiene que considerar aspectos que tienen que ver con la construcción cultural del país.
-¿Tratar de disminuir la compulsión consumista de los ciudadanos?
-Bueno, es un tema complejo, hay que elaborarlo. Es un tema que en el mundo desarrollado empieza a estar. Yo no sé cómo se hace, sólo digo que como empresa pública tenemos que empezar a planteamos ese tema y ver cómo lo elaboramos.
-Pero hay una dicotomía entre ese punto de vista y, por ejemplo, ofrecer promociones para que la gente compre.
-Una cosa es ofrecer servicios y otra es que si tú tenes un plan de tantos minutos y la posibilidad de navegar tantos megabytes y funciona bien, yo te compela a que compres muchos más minutos. Hay una contradicción que hay que resolver. Lo que importa ahora es que dentro de Antel este concepto empiece a estar en la cabeza. Ojalá más gente se ponga a pensar con nosotros.