Entrevista a José Amorín Batlle

Miedo a competir; freno al desarrollo. ANALISIS
abril 24, 2012
LAS NOTICIAS MÁS DESTACADAS DEL ÁMBITO ECONÓMICO
abril 27, 2012

EL ESPECTADOR | EN PERSPECTIVA | 25/04/2012  | Pág. 1

José Amorín Batlle: debe haber competencia en la prestación de servicios de internet para lograr mejores resultados

La semana pasada el senador del Partido Colorado (PC) José Amorín Batlle convocó a la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara Alta al ministro de Industria, Energía y Minería, Roberto Kreimerman, para plantearle, entre otros asuntos, inquietudes con respecto a si el Poder Ejecutivo debe habilitar a las empresas de televisión por cable a prestar servicios por internet. Otro debate que estuvo en cuestión fue si las compañías de telefonía celular deberían poder ofrecer acceso a la web a través de fibra óptica. Para conversar sobre estos y otros asuntos, En Perspectiva entrevistó a Amorín Batlle, quien planteó que en internet, "un área esencial para que un país se desenvuelva, crezca y se conecte con el resto del mundo", debe haber competencia "para que haya mejores servicios y precios más bajos". Esta postura se contrapone con la que plantea el Gobierno, que entiende que el servicio de acceso a internet por tierra debe quedar solo en manos de Antel.
José Amorín Batlle: debe haber competencia en la prestación de servicios de internet para lograr mejores resultados

(emitido a las 8.45 Hs.)

EMILIANO COTELO:
¿El Poder Ejecutivo debería habilitar a las empresas de televisión por cable a brindar servicios de internet? ¿Y a las compañías de telefonía celular se les debería permitir que ofrecieran acceso a internet por fibra óptica?

Esta discusión tiene unos meses y tuvo un momento crítico en febrero, cuando la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (Ursec) intimó a la compañía de telefonía celular Claro a que dejara de comercializar el servicio de internet por fibra óptica. Pero este no es el único litigio que se está dando en esta cancha. También las empresas de televisión por cable reclaman poder dar el servicio de internet por tierra utilizando lo que se denomina "cable módem". Sin embargo, el Gobierno no las autoriza.

La semana pasada la polémica se trasladó al Parlamento, porque el senador del Partido Colorado (PC) José Amorín Batlle convocó a la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara Alta al ministro de Industria, Roberto Kreimerman, para plantearle sus inquietudes.

En En Perspectiva nos interesa escuchar distintos puntos de vista en esta materia. Hoy recibimos al senador José Amorín, abogado, exsubsecretario de Educación y Cultura, perteneciente a Propuesta Batllista (Proba), del PC.

Para empezar, ¿existe el monopolio del Estado en los servicios de acceso a Internet por tierra?

JOSÉ AMORÍN BATLLE:
La primera aclaración es que al ministro lo convocamos a principios de noviembre. El ministro por distintos motivos no coincidía en las fechas, recién pudo venir a la comisión la semana pasada.

Es un tema que nos preocupa desde hace bastante tiempo. Tiene que ver con la importancia que tiene internet en la vida del mundo, en la vida de la gente. Internet va creciendo cada vez más y va a ser la forma más importante seguramente de comunicarse, una forma de trabajar (teletrabajo, trabajo a distancia) enormemente importante. También una forma de comerciar, de comercializar cosas muy importantes. Hace unos días veía en un programa de la BBC que el 8% del producto británico viene por internet. Es una forma de estudiar, una forma de informarse, una forma de entretenerse. Internet está metido en nuestra vida, y para que un país se meta en el mundo y para darles posibilidades a sus habitantes tiene que tener el mejor acceso a internet. Ese es el primer tema.

El segundo tema es que el mercado de internet en Uruguay se puede dividir en dos formas de prestación distintas, una por aire y otra por tierra. La eficiente y la mejor es por tierra, y Antel afirma que está en competencia, porque se permite una muy pequeña competencia por aire ?Antel tiene el 96% del mercado, y una empresa que trabaja bien, pero por aire, tiene el 4%?, pero que tiene el monopolio de trasmisión de datos y de internet por tierra. Eso fue lo que le pregunté al ministro: ¿hay monopolio o no hay monopolio? Y acá hay dos temas, un tema es si es conveniente el monopolio, que yo creo que no, y otro tema es si el Poder Ejecutivo está habilitado para decir que hay un monopolio, si legalmente hay un monopolio, si la Constitución permite, con las leyes que hay hoy, el establecimiento de un monopolio.

Esa fue la discusión. Yo creo que claramente no es conveniente, todo el mundo sabe, es una cuestión absolutamente demostrada, que cuando hay competencia bajan los precios y mejora la calidad del servicio. Ha pasado en todas las áreas, en las que el Estado compite bien ?esto no es una postura anti-Antel, es una postura de apertura para que Antel compita bien?, compite bien en telefonía celular. Seguramente usted, y yo también, cuando aparecieron los celulares tenía Movicom, que era la única empresa que había y era bastante caro el servicio y bastante malo. Cuando entró la competencia bajaron los precios, mejoró el servicio y tiene que seguir en esa línea. El Banco de Seguros del Estado (BSE) está compitiendo en seguros de automóviles; yo recuerdo lo que era chocar cuando estaba en monopolio, había que hacer cola para llevar el auto para que se lo vieran, después había que ir al taller y después había que rezar para que le pagaran. Hoy uno choca, le mandan un abogado, le dan un auto sustituto inmediatamente, se lo llevan, se lo arreglan. La competencia mejora la calidad de los servicios y baja los precios, sin duda. Así que nosotros pretendemos que, en un área que es esencial para que se desenvuelva un país, para que crezca un país, para que se conecte un país con el resto del mundo, haya competencia, para que haya mejores servicios y precios más bajos.

EC – A partir de lo que estuve leyendo del debate que se dio en comisión del Senado, la posición del Gobierno se resume en que, primero, se entiende que no es conveniente la competencia en esta materia, y segundo, hay un sustento legal para imponer ese criterio. El subsecretario de Industria, Edgardo Ortuño, dijo en determinado momento de la sesión que la Ley de Telecomunicaciones (17.296), artículo 94, reformado por la Ley de Presupuesto de este período de Gobierno, "establece o refuerza el concepto de que el Poder Ejecutivo, a través del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), tiene la responsabilidad y la competencia legal para fijar las políticas de telecomunicaciones". Y agregó que en la política de comunicaciones vigente se entiende conveniente que el acceso a internet por tierra solo sea prestado por Antel. Usted no quedó satisfecho con esa explicación.

JAB – No, es un disparate.

EC – ¿Por qué? ¿Cuál es su crítica a esta argumentación?

JAB – Por algunas cosas esenciales. Primero, el monopolio es una limitación a la libertad, a la libertad de competencia y a la libertad del usuario de elegir a quién comprarle el servicio. Es una clara limitación a la libertad. Por lo tanto nuestra Constitución, cuando dice cuáles son las competencias del Poder Legislativo, dice "fijar los monopolios", los monopolios se tienen que fijar por ley y con mayorías especiales, que cuando es un privado tienen que ser dos tercios del total de componentes de cada cámara y cuando es el Estado tiene que ser más de la mitad del total de componentes de cada cámara.

Lo que dice Ortuño es un disparate por una cuestión bastante clara: la Ley de Telecomunicaciones dice que el Poder Ejecutivo tiene que fijar las políticas en telecomunicaciones; el Poder Ejecutivo tendrá que decir "yo creo que esto es monopolio o no es monopolio". Si dice "yo creo que esto es monopolio" tiene que votarse el monopolio por una ley. Es un tema bien concreto. Parte de este Gobierno no lo entiende porque no cree en las libertades ?y lo digo porque estoy seguro de que es así?, entonces cree que se puede poner un monopolio por capricho, cuando el monopolio, porque es limitante de la libertad y porque la nuestra es una Constitución liberal porque defiende en todos los ámbitos la libertad, tiene que establecerse por ley. Si no, yendo al absurdo, el Gobierno podría decir mañana "todas las comunicaciones son monopolio de X", y por lo tanto cerramos todas las radios, todos los canales, todo, y fijamos el monopolio. Y no se puede hacer.

EC – Otra interpretación posible es que el servicio de conexión a internet por tierra, por distintas formas de cable, es una extensión del monopolio de Antel en telefonía básica, que lo que existiría es un monopolio de las comunicaciones por cable en sus distintas variantes.

JAB – Esta ley que dice que Antel tiene el monopolio de la telefonía fija, que es para teléfonos, es una ley de 1974, de la dictadura militar, y se hizo cuando internet no es que no existiera: ni se soñaba con que iba a existir; esta ley es del 74 e internet empezó como una cuestión interna en Estados Unidos ?creo que en el ejército de Estados Unidos? en el año 91, y se hizo comercial en el año 95, es decir, 20 años después. Reitero, la única interpretación válida es que, como es una limitación a la libertad, el monopolio tiene que ser fijado expresa y claramente. Si queremos monopolio en internet, el Gobierno no va a tener más remedio que mandar una ley y discutir este tema en el Parlamento. Por decreto, por capricho o por entusiasmo del señor subsecretario y el señor ministro, no se hace.

***

EC – Como yo decía, el ministro de Industria señaló en comisión que, según la Ley de Telecomunicaciones, el Poder Ejecutivo tiene la responsabilidad y la competencia legal para fijar las políticas de telecomunicaciones, y en la política de telecomunicaciones vigente se entiende conveniente que el acceso a internet por tierra solo sea prestado por Antel. A partir de los apuntes que tomé, el planteo, en resumen, es: el ministerio sostiene que el acceso de la población a internet de la mayor calidad es un objetivo estratégico. Antel está trabajando en esa dirección con una inversión muy costosa en fibra óptica, que, dice el Poder Ejecutivo, es la tecnología que ofrece las mejores posibilidades de desarrollo para el futuro. Y está llevando ese tendido a todo el país, incluso a aquellas zonas que en principio no lucen más rentables desde el punto de vista comercial.

El razonamiento del Gobierno es que, por ese motivo, no puede autorizarse que otras empresas ofrezcan internet por tierra, porque lo que ellas van a hacer es lo que se suele denominar "descreme" del mercado, van a descremar el mercado. O sea, esas empresas que no tienen la obligación de llevar el tendido de cable o fibra óptica a todo el país, van a tender a concentrarse en los clientes de mayor poder adquisitivo o clientes corporativos, y con ello le van a sacar a Antel una parte importante de la facturación que necesita para descontar esa enorme inversión, incluso aquella realizada en zonas no rentables. En síntesis, ese es uno de los planteos. ¿Qué responde usted?

JAB – Lo primero que quiero decir, que me parece importante, es que este no es un tema de Uruguay solo, este tema está en debate en el mundo. En América Latina se sostiene que hay monopolio en trasmisión de datos por internet en dos países: Uruguay y Cuba. Y en el mundo nos acompaña China. Con el monopolio usted puede hacer algunas cosas interesantes, como hace China, que es retacear o manejar la información que les da a sus habitantes. O sea, en el mundo existe la competencia, y en el mundo, en todos lados, hay lugares donde es rentable y lugares donde no es rentable. Los países serios, los Gobiernos serios dicen, por ejemplo: a esta capa de la población no es rentable prestarle servicios de internet, por lo tanto quien lo haga va a perder plata. Y se hace una licitación entre los operadores, se les dice: "Señor, ¿cuánto le cuesta a usted?", y a aquel que le cueste más barato al Estado le dice: "Usted presta acá el servicio y nosotros lo subsidiamos", con subsidios explícitos.

Lo que hace Antel hoy nadie sabe cuánto cuesta, porque me imagino que usted vive cerca de la costa, yo vivo cerca de la costa, nosotros ya tenemos servicio de internet por fibra óptica, pero yo tengo un amigo que vive en Sayago que fue a preguntar y le dijeron "dentro de cuatro o cinco años, primero a los lugares donde van a pagar". Entonces la inversión es millonaria, pero que no la haga solo Antel, que la hagan los privados también. Estas son inversiones muy importantes para el Uruguay, y los privados la están haciendo, algunos ya la han hecho, los cableoperadores ya la han hecho, porque por el mismo cable que pasan el canal de cable pueden pasar servicios de internet, ya está hecha, ¿y la vamos a dejar tirada? Es como tener carreteras y que no se usen.

No tiene sentido lo que plantea el Gobierno, va en contra de todo manejo económico. No me cabe la menor duda ?y lo digo porque lo he conversado? de que hay sectores del Gobierno que piensan que esto es un disparate, que estamos tirando recursos de la economía por un capricho de quien tiene que fijar las políticas, que es la Dirección Nacional de Telecomunicaciones (Dinatel); aunque de hecho el tema está subvertido, quien fija las políticas es Dinatel, quien regula la competencia es la Ursec y Antel y los demás son actores. Lo que está pasando acá en Uruguay es que Antel tiene mucha más fuerza política que el resto, cuando se pelea la presidenta de Antel con el director de Dinatel echan al director de Dinatel, que es la que fija las políticas, así que de hecho quien maneja el tema es Antel.

EC – Una anotación al pasar: suponiendo que sea eso lo que ocurre, que el poder esté concentrado en Antel y Antel esté determinando política?

JAB – Eso es lo que me parece a mí.

EC – ? esto tiene tradición en el Uruguay, ha pasado en varios períodos de Gobiernos con UTE, por ejemplo.

JAB – Exacto.

EC – UTE terminaba definiendo las políticas energéticas, o buena parte de las políticas.

JAB – Es que hasta que se crean estos entes reguladores, que fue en el Gobierno de Batlle, el que fijaba las políticas, regulaba y estaba en competencia era el principal ente del Estado, era el que hacía todo. Cuando se crean los organismos de regulación, como funciona en el mundo, se pretende que el Poder Ejecutivo fije las políticas, los organismos de regulación regulen el mercado y los demás sean actores, pero como tenemos esa tradición, no es fácil cambiar de un día para el otro.

EC – El ministro Kreimerman remarcó algo que usted mencionó al pasar, que en definitiva, en servicios de acceso a internet no existe monopolio de Antel, porque hay cinco prestadores y resulta que hoy en banda ancha móvil hay más clientes que en banda ancha fija.

JAB – Porque es malo el servicio en la fija.

EC – Subrayó que en internet inalámbrica no hay ningún monopolio, en todo caso el monopolio está en internet por tierra. ¿Por qué usted considera que es perjudicial que Antel tenga el monopolio de internet por tierra, si en la práctica hay otras opciones de acceder a internet mediante otro tipo de proveedores?

JAB – Yo tengo este teléfono por el que puedo bajar cosas de internet, pero si trato de bajar un texto medio largo, de un libro escrito en otro país, me puedo pasar 35 años; si usted trata de bajarlo con internet por cable demora menos. Lo que pasa en general en Uruguay es que la gente se va a dormir, deja prendido el aparato para que empiece a bajar y al otro día se despierta y si tiene mucha suerte bajó, y si no, dice "error" a la tercera página y marchó. Pero si usted está, por ejemplo, en Estados Unidos, eso baja en dos minutos. Entonces es obvio, todo el mundo sabe que internet por cable es lo que le da mayor velocidad, mayor calidad. Es así, porque así funciona la tecnología. Y es ahí que tiene que haber competencia. El equipo del ministerio nos decía el otro día que internet por cable módem es obsoleto, entonces no lo dejamos hacer.

EC – Esa es otra parte de la discusión.

***

EC – Me llevó un rato repasar las actas de la sesión de comisión, y he ido resumiendo algunos de los asuntos que se discutieron. Además del marco general, por el cual la política de telecomunicaciones del Poder Ejecutivo entiende que el servicio de acceso a internet por tierra debe quedar solo en manos de Antel, el ministro y el subsecretario hicieron también consideraciones particulares sobre los dos "conflictos" que están planteados: uno con empresas de telefonía celular y el otro con empresas de televisión por cable.

Vayamos al primero de ellos. Las empresas de telefonía celular Claro y Movistar pretenden que se les permita comercializar el servicio de acceso a internet por fibra óptica. Es más, la compañía Claro, de hecho, empezó a brindarlo, pero a fines de febrero la Ursec la intimó a que dejara de hacerlo. El ministro enfatizó que en el Estado de derecho "la prestación de servicios se hace a partir de las licencias autorizadas por el Poder ejecutivo", y agregó que la licencia de la empresa Claro es para ofrecer servicios de telefonía y de internet por vía inalámbrica, y nada más. Por lo tanto, no está autorizada a vender servicios de internet por tierra, por fibra óptica.

¿Qué dice usted sobre ese planteo?

JAB – No conozco el tema de Claro a fondo, no defiendo a Claro, y deseo que si hay un litigio entre Claro y el Estado lo gane el Estado, que somos todos nosotros.

EC – Usted desea que lo gane el Estado.

JAB – Y sí, en definitiva me gustaría que el Estado tuviera razón. Pero es cierto, las licencias las otorga el Gobierno, la Ursec es la que regula la competencia, pero si se solicita y si se tiene un derecho, no se lo puede negar, y el otro día leía un remitido que sacó una empresa en la prensa que decía que desde el año 2008 está pidiendo autorización para brindar servicios de internet por tierra y la Ursec no le contesta. Hay un informe interno de la Ursec que dice que sí, que tiene toda la razón y que hay que permitirle dar el servicio, pero desde el 2008 hasta ahora no le ha contestado. Está en falta el Estado, está en falta la Ursec, está en falta el MIEM, en estas cosas están en falta.

El tema de Claro y el Estado es una disputa entre ellos, no me voy a meter en esa disputa, no me corresponde. Lo mío es el concepto, y el concepto es: la competencia es legal, es ilegal impedirla, y además es sana y va a traer mejores precios y mejor calidad de servicios para los usuarios.

EC – El ministro dijo: "Después de varios años de discusión, el tendido de fibra óptica para empresas de telefonía que tenían que unir sus redes fue autorizado". A empresas de telefonía celular se las autorizó a que tendieran fibra óptica pero para conectar las radiobases. "Este mismo tendido de fibra óptica en algún caso después fue utilizado para conectar fibra óptica a particulares, y para eso no tenían permiso."

EC – ¿A qué se refiere? Porque en comisión dijo: "La actitud del Poder Ejecutivo en esta materia es muy grave, para limitar la competencia tiene que haber una ley que fije el monopolio, si esa ley no existe el Poder Ejecutivo va a tener problemas". ¿Problemas de qué tipo?, ¿de estos?

JAB – Sí, de estos, por ejemplo. El Poder Ejecutivo va a tener problemas con una cantidad de empresas que pretenden competir, que han hecho inversiones muy importantes.

EC – ¿Qué pueden hacer esas empresas? ¿De qué problemas estamos hablando?

JAB – Van a hacerle un juicio al Poder Ejecutivo, obviamente, al Estado. Le van a hacer un juicio y van a decir: "Yo hice tales inversiones, ustedes me impiden competir, sin ley, arbitrariamente, por capricho, y por lo tanto yo quiero una compensación". Ese es el abecé. No sé si lo van a hacer, no tengo la menor idea de si lo van a hacer, pero cuando uno es Gobierno, cuando uno tiene que ver el amplio abanico de elecciones que tiene que tomar, también tiene que pensar en estas cosas. Yo creo que Dinatel fija las políticas, el Poder Ejecutivo fija las políticas, pero uno puede fijar las políticas dentro de la Constitución y la ley, uno no puede hacer lo que quiera. Esa ley que votamos en la última Ley de Presupuesto no es una posibilidad para hacer absolutamente lo que se quiera, es para fijar las políticas dentro de la Constitución y la ley, y cuando se dice que hay monopolio de Antel sin ninguna ley que lo ampare se está violando el artículo 85, numeral 17, de la Constitución, y eso es enormemente grave. No es patente de corso para hacer lo que quiera, es dentro de la Constitución y la ley, y el ministro está actuando fuera de la Constitución.

EC – Al leer las actas, en el final del debate da la impresión de que hay nuevas instancias posibles. ¿Con qué sensación salió usted?

JAB – Yo salí con la sensación de que el ministro no tenía demasiado claro el tema, le pregunté tres veces en qué ley se amparaba y salió a decir cosas que no tenían nada que ver con la pregunta. Tres veces tuve que insistir, y al final el subsecretario Ortuño dijo que se ampara en esa ley; es obvio que no tiene ningún asidero jurídico, lo que también le dije. Vamos a ver qué pasa.

EC – ¿Cómo sigue esto?

JAB – Aquí hay dos posibilidades. Tres días antes de la comparecencia del ministro se había anunciado o había trascendido en los medios de prensa que iba a venir un decreto por el cual se fijaba el monopolio de Antel en las comunicaciones de internet por tierra. Era una grosería total, cuando le pregunté al ministro, dijo "no, de ninguna manera", claramente echaron para atrás. La única posibilidad que tiene el Gobierno, el Poder Ejecutivo, de avanzar en esta línea es mandar una ley que fije el monopolio, que tendrá que ser discutida, y discutiremos libertad o monopolio, discutiremos qué es lo central en estos temas. Si no la manda, la Ursec no tiene alternativa, cuando se le soliciten, como le han solicitado, permisos para brindar servicios de internet por tierra va a tener que habilitar a todos quienes quieran hacerlo.

EC – Usted dice que la Ursec tiene que habilitar a todos los que quieran brindar servicio de internet por tierra.

JAB – Que cumplan con ciertas características.

EC – Pero a todos.

JAB – Sí, claro.

EC – No es cuestión de que haya márgenes para eso.

JAB – No, no.

EC – Porque una cosa es cuando se trata de servicios inalámbricos, donde entra en juego el espectro radioeléctrico, que tiene un cierto tamaño, y otra cosa es cuando se ofrece servicio por tierra.

JAB – Esto es cable, no hay limitación. Por supuesto que tendrá que ver la seriedad de la empresa, tendrá que ver una cantidad de cosas que hay que ver, obviamente. Y podrá decir que no con algún fundamento, pero no va a poder decir que no porque hay monopolio de Antel, porque no lo hay. Si lo hace y empieza la competencia, todos los ciudadanos uruguayos, todos los usuarios de internet del Uruguay, que son hoy la enorme mayoría, tendrán un beneficio clarísimo, tendrán mejores precios, tendrán mejor servicio, y el Uruguay estará en contacto con el mundo, como está toda América Latina, salvo Cuba y Uruguay.