El futuro de cableros peligra frente al interés de Antel en dar televisión

Gobierno y canales privados chocan por la televisión digital.
octubre 25, 2011
Antel asegura que duplicará a todos sus clientes la velocidad de conexión
octubre 27, 2011

Mientras a los operadores de televisión porcable se les niega la posibilidad de ofrecer Internet a través de sus redes, Antel despliega infraestructuras de alta velocidad y "todo parece indicar" que se adentrará en el negocio de la televisión por Internet.
Frente a esto, peligra "la supervivencia" de los proveedores de cable, a quienes se les están "atando las manos" para beneficiar a Antel, aseguró el ingeniero y consultor en telecomunicaciones Omar De León en una entrevista con Búsqueda.
 
¿Qué perjuicios implica para las empresas de televisión para abonados que se les impida ofrecer Internet a sus clientes?
 
Esa limitación ha provocado y va a continuar provocando un daño económico a los operadores de cable, ya que no pueden usar una infraestructura que han desplegado para dar otros servicios que no sean los de la televisión. Incluso, hay algunos servicios de televisión que los operadores de cable en el resto del mundo prestan a través de la banda ancha, como la televisión bajo demanda (Video on Demand), que los proveedores de cable en Uruguay no pueden prestar. Por lo tanto, también se limita la prestación de servicios de televisión que usan la banda ancha del propio cable. Eso es bastante grave. Mientras hay una infraestructura ya instalada que permite dar hasta 120 MB de ancho de banda, y hace años ya que se está pidiendo la licencia para que se autorice el servicio y no se da, por otro lado Antel avanza con redes de alta velocidad y todo parece indicar que van a dartelevisión también a través de esa red. Entonces se les está atando las manos a quienes ya tienen la infraestructura desplegada, mientras se permite a otro operador dar los servicios que quiera. Está bien que Antel aproveche esa situación; el problema está en que quienes deben controlarlo no lo controlan.
 
Desde esa perspectiva, ¿cómo evalúa el marco regulatorio en el país?
 
Lo que ocurre en Uruguay es que hay una falta de control de las autoridades, tanto de la Dirección Nacional de Telecomunicaciones (Dinatel) como de la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (Ursec). La autorización que solicitan los operadores de cable está dentro del marco legal, por la ley de competencia, y del marco regulatorio, de acuerdo al reglamento para otorgar licencias. La función del rector de las telecomunicaciones es la defensa de los ciudadanos; ese es  el rol que no están jugando en este momento.                
 
¿Cómo afecta esta  restricción a la sociedad en general?                        
 
Esta situación es un perjuicio para el país, es una pérdida social. Existe un recurso que no se usa, en un momento en el cual  sabemos de la preocupa ción que hay en el gobierno por el desarrollo de infraestructura y de atraer inversiones. En segundo lugar,  lo veo como un perjuicio importante a los dudadanos, a quienes se restringe ¿ el derecho de elegir. En tercer lugar, hay un perjuicio ; económico a los operadores de cable. Además, se está debilitando a los operadores nacionales frente a operadores extranjeros.      
 
¿Por qué piensa que el gobierno no autoriza a los operadores de cable a ofrecer sus servicios utilizando Internet?
 
Es una opinión muy personal, pero creo que  hay que observar quién es el beneficiario de que no se otorguen estas licencias: es Antel. Ningún otro operador puede prestar este servicio, salvo Dedicado, que vende banda ancha fija pero con un sistema más caro, por lo que su participación en el mercado es diminuta.
 
¿Peligra el futuro de los operadores de cable?                                     
 
Sí, sin duda. Peligra porque como no sabemos  qué va a suceder con el futuro de la televisión para abonados en el Uruguay, evidentemente hay un peligro en la supervivencia o el crecimiento de los operadores de cable, porque no solamente no se les permite prestar servicios si no que se está generando la infraestructura para dar una competencia fuerte por parte de Antel.