Directores del oficialismo y oposición en organismos públicos afirman que trabajan de manera cordial

Organismos excluyen actas, resoluciones, informes y viajes de la información de acceso público
julio 27, 2012
Ceibalitos crítico
agosto 3, 2012

BUSQUEDA | CONTRATAPA | Pág. 48 | 26/07/2012
Directores del oficialismo y oposición en organismos públicos afirman que trabajan de manera cordial pese a diferencias políticas. "No sé por qué habría que sacarlos", opinó el presidente de Ancap, Raúl Sendic
El sistema político uruguayo es un "ejemplo" en América Latina y muestra "madurez": sobre esta base, en junio de 2010 senadores del oficialismo y de la oposición derrochaban elogios al momento de votar las primeras venias para que dirigentes de todas las fuerzas políticas ocuparan cargos en los entes autónomos y en los servicios descentralizados.
En ese mes se alcanzó un trabajoso acuerdo entre todos los partidos. Había que remontarse al primer gobierno de Julio Sanguinetti (1985-1990) para encontrar un ejemplo de coparticipación de todos los partidos políticos. "Controlar desde adentro", fue la propuesta de José Mujica cuando refrendó las designaciones de dirigentes de la oposición.
Pero cerca de la mitad del mandato de Mujica, la relación entre gobierno y oposición se complicó y las críticas de un lado hacia otro marcan la agenda política.
En ese escenario, varios legisladores del oficialismo manejaron la semana pasada la idea de que los dirigentes opositores dejen sus cargos en los entes y servicios descentralizados. Pero Mujica, con ironía, descartó esa idea: "Que van a dejar los cargos, ¿sos loco? No, ¿por qué van a dejar los cargos? Los vamos a condenar a la desocupación", comentó Mujica a un grupo de periodistas el martes 24.
Sin embargo, aun cuando la relación entre dirigentes del Frente Amplio, del Partido Nacional, del Partido Colorado y del Partido Independiente aparece crispada, un relevamiento hecho por Búsqueda entre los jerarcas de los entes autónomos y servicios descentralizados de todos los partidos indica que la relación es cordial, que hay colaboración y que no se ven grandes problemas, salvo algunos casos específicos.
-Enfrentados. "Llegó el momento de por lo menos revisar la participación de la oposición en las empresas públicas", afirmó el senador Luis Gallo (Asamblea Uruguay) al diario "El País", para su edición del jueves 19. Gallo se manifestó molesto por la forma en que la oposición, en particular el Partido Nacional, había cuestionado tres días antes al vicepresidente Danilo Astori por la caída de Pluna. Para el legislador frenteamplista los blancos tienen un "claro objetivo de marcar un perfil electoral".
En el mismo diario, el diputado Alvaro Vega (Movimiento de Participación Popular, MPP) declaró que se "debería terminar con la participación de la oposición en los entes". "Hay que consultar a los propios compañeros de las empresas públicas, porque si hay un deterioro creciente es muy difícil mantener una decisión a nivel de directorios", dijo, en tanto, el senador comunista Eduardo Lorier.
Antes, la senadora Lucía Topolansky (Espacio 609) desafió: si la oposición está "tan disconforme" con el gobierno entonces "que se vayan de los cargos que con generosidad" les dieron.
En contraste dentro del oficialismo, los diputados Yerú Pardiñas (Partido Socialista) y José Carlos Manía (Asamblea Uruguay) marcaron distancia con esta idea.
Sin perjuicio de ello, el planteo de algunos legisladores del Frente Amplio generó la reacción de la oposición.
"Es una vergüenza que porque se controla, se discrepa, se discute, y se impulsan críticas fundamentalmente en temas de la educación, de la seguridad, de la salud, de Pluna, de política exterior, resulta que se nos expresa que los directores de entes autónomos y servicios descentralizados son una especie de concesión graciosa, un regalo del Frente Amplio", cuestionó el senador Jorge Larrañaga (Alianza Nacional).
Su colega colorado Pedro Bordaberry (Vamos Uruguay) remarcó que el oficialismo "desconoce la Constitución" por cuanto un funcionario público solo puede ser destituido por omisión, delito o incapacidad.
-Cordial. En total, blancos, colorados e independientes tienen 56 cargos en la administración frenteamplista, y en la mayoría de los casos, pese a los enfrentamientos entre los dirigentes partidarios, varios jerarcas consultados resaltaron que hay cordialidad y coordinación en su trabajo diario.
La situación de Pluna SA ha generado las mayores controversias políticas en las últimas semanas. No obstante, en el Directorio de Pluna Ente Autónomo, que tenía acciones en Pluna SA el relacionamiento ha sido "correcto y sin inconvenientes", comentó a Búsqueda Daniel Delgado, del Partido Nacional.
"Hemos coincidido en la medida en que Pluna Ente en estos años tuvo una actitud de enfrentamiento permanente con la gestión de Leadgate (el socio en Pluna SA). Eso hizo que en general tuviéramos una actuación coordinada", explicó.
Igualmente aclaró que en los últimos meses hubo "diferencias importantes". En concreto, Delgado se opuso a la "cláusula de indemnidad" y al nombramiento de Sebastián Hirsch como gerente general, que el gobierno firmó en el memorándum de entendimiento para la salida de Leadgate de Pluna.
La última controversia con los directores oficialistas ocurrió hace 15 días, según contó. En ese momento Delgado hizo a sus colegas "un fuerteplanteamiento" por entender que se le "ocultó" un informe del estudio Pinheiro Neto de Brasil que concluía que Pluna estaba expuesta a juicios de ex funcionarios de Varig porque podía interpretarse que constituía un grupo económico con Pluna. "Ese informe, que está fechado en octubre del año pasado, nunca pasó por el Directorio. Se me ocultó ese documento", criticó.
Su compañero de directiva pero en representación del oficialismo, Fernando Passadore, comentó que no tuvo problemas en el trabajo con la oposición. "Tenemos matices pero nos hemos esforzado para resolver todas las cosas de forma unánime. Delgado ha tenido iniciativa. Nosotros tratamos de que sea un Directorio participativo. Nos manejamos coordinadamente y no lo sentimos como una traba. Ha aportado, nos ha hecho ver cosas que de repente nosotros no visualizábamos y a la inversa también. Cosas que él no estaba de acuerdo se las hemos planteado y lo hemos convencido. Todos los temas se discuten y hemos tratado de ir siempre en una posición única", evaluó.
El presidente de Ancap, Raúl Sendic, afirmó que "no está de acuerdo" con que se deba retirar a los directores de la oposición de las empresas públicas. "En Ancap no juegan solo un papel de control, sino que participan activamente de la gestión", aseguró.
"Queremos que la posición de ellos sea siista, es lógico y válido que haya discrepancias y posiciones sobre determinados asuntos, pero en el ente se busca el consenso", añadió.
Más aún, remarcó: "No sé por qué habría que sacarlos. En lo personal la oposición viene fustigando y cuestionando a Ancap desde el comienzo de este gobierno y durante años y en ningún momento se nos ocurrió sacar a los directores de esos partidos. ¿Por qué justo ahora?".
También dijo que "en otros gobiernos blancos y colorados no se dio la debida participación al Frente Amplio, y no por ello se les dijo totalitarios". Sostuvo que en la petrolera los jerarcas de la oposición "también integran los Directorios de varias de las empresas controladas por Ancap".
El director colorado en Ancap, Juan Justo Amaro, sostuvo que en el Directorio de la petrolera estatal "se trabaja muy bien". "Desde la parte humana tenemos una relación excelente y cuando discrepamos lo hacemos con fundamentos. En los últimos casos de la firma de avales para Alur (Alcoholes del Uruguay) no los votamos y argumentamos por qué", añadió.
"Hasta el último día de función en la organización tendré la misma conducta de apoyar lo bueno y votar en contra de lo que no considere bueno. Es mi función de contralor", sintetizó Amaro.
Según el director colorado, "no hay problemas para acceder a la información que se pide". "En un tema tan polémico como Pluna, fui yo quién mocionó para realizar una auditoría externa y se votó por unanimidad -acotó-. He ahí un ejemplo de como aportamos y somos escuchados".
-Desconfianza. Pedro Pollak, director de la Administración Nacional de Puertos y militante nacionalista, destacó que el acceso a la información "es muy transparente y ese es un muy buen punto de partida para una buena relación". "He sentido de compañeros que tienen que hacer una nota para pedir un balance. En mi caso no tengo ni que pasar por el Directorio para pedir información", relató.
Pollak contó que dentro del organismo se le da incluso la posibilidad de encargarse de algunos temas, sobre todo los vinculados a la gestión, además de su tarea de contralor, mientras los directores oficialistas centralizan los temas de infraestructura. "Estar en el ente solo para controlar no sería tan agradable", opinó.
Gonzalo Casaravilla, presidente de UTE, aseveró que en el Directorio del organismo trabajan "de forma armoniosa y sin conflictos". Agregó que hasta la fecha desde el gobierno no le han solicitado informe alguno sobre el comportamiento de los directores de la oposición.
El director colorado en UTE, José Garchitorena, comparte los conceptos de Casaravilla: "En esta área hay un acuerdo multipartidario que nos marca el rumbo a todos, por eso trabajamos con bastante coincidencias, aunque hay matices. (…) En los entes corre otra cultura de trabajo que en la política partidaria; hay mas intención de acordar".
En el directorio de UTE, el integrante nacionalista, Enrique Antía, sostuvo que tiene claro que ejerce "un rol de contralor" pero que también "se proponen cosas". "Acá hay un buen ambiente de trabajo, pero para nada me siento atado al sillón, porque es un servicio público y no lo considero un puesto", dijo. Antía relató que, a modo de ejemplo del buen relacionamiento entre los directores, en UTE llegaron a sesionar con un solo director del oficialismo y los dos opositores. "La oposición fue mayoría y no pasó nada", enfatizó.
El director blanco en la Agencia Nacional de Vivienda, Juan José Bruno, dijo que "nunca" se le ha negado información. "En algún momento al principio había un poco de desconfianza, pero hoy no está este inconveniente", subrayó Bruno, e informó que también trata de "aportar" a la gestión y no "controlar solamente".
En AFE se da la particularidad de que el director por la minoría, Mauricio Cusano (Alianza Nacional), es quien ocupa desde hace más tiempo su cargo en el Directorio, ya que el presidente José Mujica decidió remover meses atrás a los dos representantes oficialistas. "Yo soy un poco hasta el ayuda memoria del Directorio", comentó.
Cusano destacó "el buen relacionamiento" que mantuvo con el anterior Directorio y conserva con el actual y sostuvo que trabaja "a la par" de sus colegas de gobierno. Tiramos todos para el mismo lado", resaltó.
Según dijo, en el ente no se habló de la propuesta de sacar a los directores de la oposición, pero la forma en que fue manejada esa idea le molestó. "Lo que no me gusta es que me amenacen. Si el presidente quiere sacar a alguien de los entes que lo saque. Que no tenga miedo, que yo no estoy atornillado a mi asiento. Desocupado tampoco voy a estar, mi vida no empezó en política y se debe más a lo particular que a lo público", le respondió al mandatario.
-Sin luz. Pero en dos organismos los representantes de la oposición sí han encontrado dificultades para trabajar. Carlos Guariglia, director de Antel en representación del Partido Colorado, denunció hace dos meses que la actitud de sus colegas del Frente Amplio le está "impidiendo" cumplir con sus funciones, ya que de forma "sistemática" se lo margina de la toma de decisiones "importantes y sensibles" del ente, y que en los reiterados pedidos de informe que ha realizado para cumplir con su labor y aportar a los planes estratégicos no se le ha contestado (Búsqueda Ne 1.661).
El también colorado Alberto Iglesias señaló complicaciones en su trabajo en el Banco de Seguros del Estado. Como anécdota contó que estuvo 70 días sin la luz de la mesa de su escritorio.
Y si bien calificó de "aceptable" la convivencia con el oficialismo, indicó que llegó al organismo para "construir" pero que la mayoría de sus propuestas "no tiene eco" dentro del Directorio.
"Es fundamental que haya presencia de la oposición, que esté la contraparte para que pueda informar a los diferentes partidos", afirmó Iglesias.
Por ejemplo se mostró preocupado por algunos gastos en el organismo. Dijo que la mayoría del Directorio resolvió una ampliación del edificio central por la que se gastará "más que un par de millones de dólares". "¿Tenemos que gastar la plata en este momento?", cuestionó. En tanto, el director por el Partido Independiente en el Banco Hipotecario, José Luis Damonte, evaluó que el relacionamiento con sus colegas de Directorio "es bueno" aunque reconoció que interactúan en pocas instancias.
Señaló que las "dificultades" refieren más a "temas de organización y a los vicios del funcionamiento de la administración pública", y que la principal propuesta que realizó, relativa a hacer una "planificación estratégica" en la entidad estatal, tuvo acogida y se llevó adelante. Recordó que votó en contra el plan del gobierno relativo al empleo juvenil que se aplica en las empresas públicas.