Dilma en Pekín para afianzar lazos entre Brasil y China.

Mucho más de Martín Larre
abril 11, 2011
Uruguay sube en ranking por uso de tecnología de información.
abril 14, 2011

Dilma en Pekín para afianzar lazos entre Brasil y China.

Negocio. Presidenta brasileña quiere ampliar comercio entre ambos países
La presidenta brasileña Dilma Rousseff llegó ayer a China en su primer viaje oficial para dar un giro al comercio actualmente mayoritario de materias primas -US$30.700 millones en 2010-hacia otro que incluya la compra por el gigante asiático de productos brasileños elaborados de valor añadido.
Tras dedicar buena parte del día a una visita privada, la jefa del Ejecutivo brasileño iniciará hoy el Diálogo Bilateral de Alto Nivel en Ciencia, Tecnología e Innovación, y clausurará un seminario de empresas que buscan negocio y socios en China, antes de reunirse con el presidente Hu Jintao. Mañana, Dilma se entrevistará con el primer ministro, Wen Jiabao, y el presidente de la Asamblea Nacional Popular (ANP, Legislativo), Wu Bangguo, antes de viajar a la isla sureña china de Hainan para asistir a la cumbre del Brics (Brasil, China, India, Rusia y Sudáfrica).

En la apertura de un seminario de negocios con empresas brasileñas y chinas, el viceministro de Industria, Comercio y Desarrollo brasileño, Alessandro Teixeira, destacó que "si se quiere una asociación estratégica bilateral debemos trabajar conjuntamente".

Brasil tiene una industria importante y dinámica y existe la voluntad política del gobierno brasileño de crecer en las ventas de productos con más valor añadido y el "win win" (beneficio mutuo) es fundamental, dijo el viceministro. En el seminario también intervino el ministro brasileño de Industria, Comercio Exterior y Desarrollo, Fernando Pimentel, y las empresas destacaron la importancia del apoyo político de Rousseff para vender a China más productos de valor añadido, que Brasil fabrica y el gigante asiático compra en otras partes del mundo.

La cita, convocada por la Agencia Brasileña de Promoción de Exportación e Inversiones (Apex-Brasil), brazo del gobierno para fomentar la exportación, persigue abrir mercados, dijo Teixeira, también secretario ejecutivo del Grupo de expertos de Asuntos Exteriores, Fomento, Industria y Comercio Exterior para la estrategia con China (MDIC).

Nada más llegar a Pekín, Dilma se reunió con Ren Zhengfei, presidente de Huawei, gigante chino de equipamientos de telecomunicaciones, presente en Brasil y en 13 países de América Latina y que compite con ZTE, el otro gigante chino del sector, tras haber conquistado mercados de Asia y África.

En enero, Telebras, monopolio telefónico estatal de Brasil, rechazó un recurso de apelación de Huawei, descalificada en un concurso para la banda ancha, por no cumplir el equipamiento tecnológico con los requisitos solicitados.La empresa china dice sufrir una campaña de desprestigio y contrató a varias firmas de relaciones públicas para mejorar su imagen por las dificultades que afronta.

También, por ejemplo, para entrar en EEUU, donde un funcionario del Ministerio de Comercio chino acusó a Washington de utilizar preocupaciones de seguridad nacional para "interferir" con las inversiones chinas allí. (EFE)
• 
Electrónica
El 30% de las exportaciones de China a Brasil en 2010, por US$4.000 millones, fueron productos electrónicos, principalmente de telefonía e informática