Desde Uruguay ¿se puede?

Los jóvenes e internet
mayo 7, 2012
¿Qué nos oculta internet?
mayo 7, 2012

CAFE Y NEGOCIOS (SUPLEMENTO DEL OBSERVADOR) | EMPRESAS | 06/05/2012  | Pág. 5
Desde Uruguay ¿se puede?
PABLO BUELA*

Para muchos de quienes estamos en Uruguay trabajando en el rubro de Internet y las nuevas tecnologías, creo que es común que nos preguntemos con frecuencia si realmente desde nuestro país se podrá hacer un proyecto de impacto global. Twitter, Facebook, Google, Pinterest, Groupon, etc., ¿podrían haber sido fundadas en Uruguay? Sin querer ser pesimista, todo me indica que hubiera sido muy difícil.

Hace unas pocas semanas escuchando una conferencia de un inversor ángel en San Francisco, recuerdo que dijo estar absolutamente seguro que el 90% de los próximos grandes proyectos en Internet saldrán de emprendedores en Silicon Valley, Londres o Israel.

¿Pero por qué desde Uruguay no se podría? Tenemos conexión a Internet (aunque no tan veloz como en mercados desarrollados), tenemos acceso a información de lo que pasa en el mundo, tenemos personas creativas y con grandes aspiraciones, tenemos organizaciones de apoyo económico y relacional. Entonces, ¿qué nos falta?

Posiblemente lo que tiene Silicon Valley que no tenemos en Uruguay es por un lado un Ecosistema Emprendedor en el que cientos o miles de personas y empresas trabajan sinérgicamente apostando a romper la barrera del límite del conocimiento. Es decir, verdaderamente dedican tiempo y recursos a proyectos de fuerte innovación mundial, que por estadística, uno de cada tantos triunfa.

Por otro lado, un tema no menor, es que si bien en Uruguay existen organizaciones muy valiosas de apoyo económico a emprendedores, en Silicon Valley pareciera que la dinámica fuera otra, quizás por tener una cultura distinta para hacer negocios, acompañado de mayores posibilidades de inversión. Son muchísimos los proyectos que uno ve -sin ir más lejos Twitter- que quizás pasan años invirtiendo muchísimo dinero en desarrollo, servidores, publicidad, etc., sin siquiera tener claro de dónde van a ganar dinero.

Esto acá parece imposible de aplicarse. Desde el vamos la primera pregunta de cualquier inversor es ¿cómo vamos a ganar plata?, lo cual me resulta absolutamente lógico, pero no pareciera funcionar así en los mercados desarrollados. Da la sensación que los inversores dan rienda libre a la creatividad e impulso de los emprendedores, apostando a que uno de varios proyectos sea el que alimente la existencia del resto.

A pesar de estas condiciones disímiles entre los distintos mercados, no debemos desmotivarnos en la puja porque uno de nuestros "hijos" salte al mundo, pero es real que las condiciones son diferentes. Como forma de paliar esto, podría ser recomendable, además de estar muy al tanto de lo que está pasando en los mercados avanzados, generar relaciones personales con emprendedores que estén en aquellos ecosistemas y que nos mantengan con los ojos abiertos ante las oportunidades que se presentan allá. En cierta medida buscar respirar aquel aire aunque sea a la distancia.

* Emprendedor digital, CEO de PIMOD