Blancos rechazan creación de nuevos cargos de confianza.

Suerte en la empresa.
septiembre 9, 2010
Advierten que la Ursec va camino a ser desmantelada.
septiembre 10, 2010

HOY COMIENZA EN EL PARLAMENTO LA DISCUSIÓN DEL PRESUPUESTO NACIONAL
El Partido Nacional apoyará los gastos en seguridad y en la educación pública

El Partido Nacional se presentará hoy en el inicio de la discusión parlamentaria de la ley de Presupuesto con una premisa: reasignar recursos.

Los blancos ya definieron a grosso modo la lista de artículos que sus legisladores están dispuestos a votar, los que no acompañarán de ninguna manera, y en los que propondrán una ardua negociación con el oficialismo a fin de introducir modificaciones.

El Partido Nacional hace pie en lo que dijo el lunes el ministro de Economía, Fernando Lorenzo, respecto a que el presupuesto está "abierto", y lo que agregó el martes el propio presidente José Mujica, cuando anunció que respetará los cambios que introduzcan los legisladores y que "rendirá tributo" al Parlamento por ello.

Sobre esta base, los nacionalistas se opondrán a varias iniciativas del gobierno con el fin de ahorrar dinero por un lado y asignarlo en otro. El diputado Jorge Gandini (Alianza Nacional) estudió el presupuesto y adelantó a El Observador que no votarán la creación de nuevos cargos de confianza, ni la facultad otorgada a los ministros de contratar asesores adscriptos. Tampoco la disposición que habla de nuevos funcionarios "imprescindibles", planteada para cada secretaría de Estado. El legislador advirtió que se trata de nuevos cargos "innecesarios" y cuestionó la intención oficial de transformar funciones especializadas, consideradas de alta prioridad y a las que se accede mediante concurso, por cargos de confianza.

Respecto a la posibilidad de contratar adscriptos por cada ministro, Gandini señala que se gastarán US$ 4 millones por año. "Es mucha plata, son cinco nuevos liceos por año, no lo vamos a votar", apuntó.

Gastos. Los nacionalistas consideran que hay mucho "gasto superfluo" –como renovar de flota de vehículos en algunos Ministerios, dijo Gandini– que no están dispuestos a acompañar. Por ello propondrán modificaciones tendentes a "recortar y redireccionar recursos" para conformar lo que los blancos llaman: "fondo de solidaridad".

El legislador blanco adelantó que tampoco votarán lo que advierten es un debilitamiento de la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicación (Ursec), en favor de la Dirección de Telecomunicaciones del Ministerio de Industria.

Gandini dijo que en esta movida "se esconde un fundamento ideológico" por el que el gobierno pretende ser "juez y parte" en la política de telecomunicaciones. En esta línea Gandini incluye las nuevas leyes de telecomunicaciones y contenidos de radio y televisión que el gobierno tiene en ciernes. "Se trata de una trilogía de cambios legales que modificarán las reglas de juego respecto al control de los medios de comunicación", advirtió.

Hay otros temas en los que el Partido Nacional está dispuesto a acompañar el proyecto del gobierno, pero antes quiere analizar al detalle los planes oficiales. La forma cómo se financiará el plan de vivienda y las obras de infraestructura son dos aspectos en los que los blancos tienen dudas, sobre todo respecto a cómo será la participación del capital privado.

Gandini advirtió que muchas de esta obras se harán en asociación público-público o público-privado, pero por fuera de los controles parlamentarios, incluso fuera del alcance del Tribunal de Cuentas, señaló.

A favor. Por último, hay numerosos artículos que el Partido Nacional votará sin problemas. Según adelantó Gandini, todo lo referido a seguridad en el Ministerio del Interior tiene desde ya el aval de los blancos. También el presupuesto que asignó el Ejecutivo para la educación pública y la mayoría de los cambios tributarios propuestos. Los artículos que reformulan la función pública también tendrán el apoyo de los nacionalistas, así como la modificación propuesta al Código de Minería, aunque con algunos cambios a la redacción oficial.

La discusión se inicia hoy a la hora 9 con el ministro de Economía, Fernando Lorenzo, en la Comisión de Presupuesto de Diputados. Hay por delante 45 días de duros y maratónicos debates.