Apuntan a la tecnología para mejorar eficiencia.

Fotos 1º Congreso para Call Centers en Uruguay
abril 14, 2011
Telefónica colabora con la asistencia telefónica del Portal Amarillo
abril 20, 2011

Recaudadores. Avanza modernización en Aduanas, BPS y DGI
Los organismos recaudadores del Estado trabajan en su modernización, que incluye la utilización de todos los canales de comunicación existentes -como el envío de notificaciones de vencimientos a través de teléfonos celulares-, con el objetivo de mejorar su eficiencia, asegurar un marco de competencia legal y aumentar los ingresos a las arcas públicas.
Así la Aduana operará desde el próximo semestre "sin papeles", el Banco de Previsión Social (BPS) diseña una campaña para contar con más monotributistas -en el entendido que hay 100 mil personas que son el núcleo duro de captar-; y la Dirección General Impositiva (DGI) contará con 200 profesionales más para su tarea inspectiva. Esta última sumará además una serie de herramientas informáticas que le permitirán reducir la evasión.

Esos organismos anunciaron su disposición a impulsar denuncias penales para hacer cumplir la ley e inculcar en la sociedad "una mayor percepción de riesgo".

En el caso del BPS, su directorio decidió realizar "intimaciones masivas a través de mensajes de texto, mensajes de voz y email" para que los omisos se pongan al día con sus obligaciones. También se creará una herramienta de "calificación tributaria" del contribuyente, para por un lado ayudar a flexibilizar políticas a los buenos pagadores, y por otro, detectar anticipadamente posibles fraudes.

En el gobierno se trabaja con una definición política de contar con más recursos genuinos para reforzar las políticas sociales y de inclusión.

En el seminario Combate a la evasión y la informalidad, organizado ayer por CADE -empresa de servicios de información jurídica y contable-, el director de Rentas, Pablo Ferreri, el de Aduanas, Enrique Canon; el presidente del BPS, Ernesto Murro y Juan Andrés Roballo, inspector general del Ministerio de Trabajo, informaron sobre los planes de esos organismos. Ferreri divulgó que la recaudación neta de 2010 creció 14,8% (a US$ 7.100 millones) y la evasión del IVA prevista para 2010 será 15,1%, es decir casi dos puntos porcentuales menos que al cierre de 2009. Esos dos puntos implicaron sumar US$ 86 millones al fisco y la tendencia es que la evasión siga bajando.

En Aduanas, dijo Canon, el 46% de los documentos requieren de autorización no digital de otros organismos. La idea es simplificar los trámites, utilizar el sistema de notificación electrónica, tener una fiscalización eficiente y realizar los controles contra el contrabando sin detener la mercadería. En el caso de Aduanas, el jerarca señaló que se bajó de 102 horas el tiempo de despacho que se requería en 2010, a 16 horas en la actualidad. Para eso se habilitó más el denominado "canal verde" que establece controles en base a análisis de riesgo. Los jerarcas coincidieron en que para enfrentar al informalismo hay que coordinar políticas.

Para el BPS, el año pasado fue récord en recaudación (más de US$ 1.800 millones) y hoy 97% de los mayores de 65 años reciben alguna jubilación o pensión. Para facilitar trámites, el BPS establecerá a partir de mayo la obligatoriedad de enviar por internet las nóminas de los dependientes aunque hoy la mayoría de las compañías ya lo hacen por esa vía. Además la inscripción de nuevas empresas también se hará únicamente por internet.

Roballo dijo que la visión de Trabajo es apuntar al evasor contumaz, por lo que habrá "acciones decididas y conjuntas". A las personas en "informalismo de sobrevivencia" se les buscará incluir en el sistema de protección previsional y no serán reprimidos.