ANTEL Monopolio solo en los papeles

Paladín tecno.
julio 18, 2011
ANTEL operará en mercado de EEUU y ajusta plan de negocios
julio 21, 2011

Cuando la izquierda era oposición acompañó al PIT-CNT en la recolección de firmas para derogar leyes de los gobiernos blancos y colorados a propósito de la privatización de ANTEL. Primero fue en 1992 y luego en 2001. Más de 700 mil firmas obligaron al presidente Batlle a retirar dos artículos de la ley de Presupuesto que permitían la caída del monopolio en telefonía básica. Una diferencia de un año y medio entre la promulgación y la derogación (año 2002) permitió que se avanzara en la subasta pública de las bandas celulares y de las llamadas internacionales. El PIT-CNT y organizaciones radicales del FA increparon que se estaba "rematando el país" y se estaba "atentando contra el desarrollo del país productivo". De todas formas, se concretó la apertura del mercado aunque siguió siendo un "monopolio legal". Más tarde se sumó el área de datos. En 2007, Vázquez lanzó una bomba cuando anunció la caída de los monopolios para la telefonía básica, pero eso no ocurrió ni ocurrirá mientras esté vigente la ley que otorga el monopolio al servicio del Estado. El gremio de funcionarios de ANTEL quedó perplejo ante la posibilidad de que la posición garantizada por el referendo de 1992 fuera amenazada por el propio FA. En esa fecha, ANTEL, ya en manos del FA, había creado una empresa mixta para el call center, era propietario de la firma ITC SA -de derecho privado- e intervenía en otras empresas, aun siendo minoritaria.