ANTEL es la herramienta para implementar políticas públicas con tecnología

Mujica aconsejó a la presidenta de Antel que el vínculo de Fabregat con la empresa quede sin efecto
julio 8, 2010
Publicidad pertinente
julio 13, 2010

Con Carolina Cocce.

La ingeniera Carolina Cocce, presidenta de Antel, ha abierto muchos frentes de lucha al comienzo de su gestión. Se propone extender Internet a todos los hogares uruguayos, dar saltos tecnológicos sin endeudamiento, extender la innovación y la capacitación, trabajar en equipos multidisciplinarios sin sujetarse a las jerarquías, atacar los focos de dependencia, eliminar las fugas de seguridad y profundizar el protagonismo de Antel en las políticas de inclusión social. Como reiteró en una extensa entrevista con Brecha, quiere que Antel crezca como empresa pública aue Driorice a sus dueños, todos los uruauavos.

Samuel Blixen
—¿Cuáles son sus objetivos?
—Yo siento que tenemos una gran fortaleza: la infraestructura instalada, las inversiones, y también la gran cantidad de funcionarios de ANTEL que quieren tener una empresa más eficiente y renovada. Tenemos todo para hacer de ANTEL una empresa más competitiva. Están claras las líneas de trabajo y podemos empezar a hacer cosas concretas.
Los puntos fundamentales de la relación con la organización, es decir, con todos los trabajadores de Antel, son: mucho trabajo, mucha responsabilidad y mucho compromiso. En la gestión, las preocupaciones centrales serán: los dueños de la empresa, que son todos los uruguayos; y formas de trabajo que mejoren la eficiencia e impulsen la innovación. No por una política eficientista, sino porque mi centro es el usuario. Tenemos que rever y mejorar, planificar.
He detectado grandes perspectivas, la madurez de la percepción de los trabajadores sobre cuáles son los puntos débiles de Antel, conciencia extendida de qué cosas hay que mejorar. Trabajar mucho sobre la atención al cliente, darle la mayor cantidad de servicios de la manera más fácil posible. Hay que favorecer el acceso a los servicios administrativos de la empresa.
—¿ Cómo juegan los grandes intereses de la competencia privada?
—Antel es una empresa que está toda en competencia. A veces se pone el acento en la competencia que Antel enfrenta en un servicio. Pero eso es desconocer la dimensión de Antel y su responsabilidad con Uruguay. Pensar que hay un producto en competencia es no comprender el rol de ANTEL. Eso se hace evidente cuando uno empieza a entender los aspectos tecnológicos de las telecomunicaciones. Hoy hay un elemento central que es la convergencia tecnológica, tenemos servicios multimedia-Íes. Poner el acento en un solo producto y creer que la competencia en ese rubro no va a afectar las demás áreas no conduce a nada bueno.
Antel está en inmejorables condiciones para asumir el salto de la expansión tecnológica, si trabajamos de manera planificada y constante. La empresa ha tenido hasta ahora, y lo vamos a mantener, una política de inversiones, sin endeudamiento, en infraestructura tecnológica. Está previsto hacer inversiones del entorno de 200 millones de dólares para el año que viene. Estarnos aumentando la inversión. Hay mucho por hacer, pero no podemos decir, de ninguna manera, que Antel tiene atraso. Hay que trabajar en la calificación de los recursos humanos para lograr mejores soluciones tecnológicas, más sustentables, para generar
más trabajo nacional.
—¿Hay atraso en los servicios de banda ancha ?
—En la velocidad de los servicios de datos intervienen básicamente dos factores: la red interna en Uruguay, que es muy buena, y Antel la va a seguir mejorando; y la cantidad de ancho de banda que como país tenemos contratado. Antel ha trabajado en una política de ir multiplicando ese ancho de banda por 1,5 anual; este año
lo multiplicaremos por un tactor mucho más grande. Ya anuncié en mayo que la capacidad de conexión internacional en términos de ancho de banda se multiplicará por tres en los próximos 60 días. Vamos a pasar de tener unos 13 gigas de conexión internacional a alrededor de 30 gigas. Eso para el usuario va a significar en principio una mejor experiencia de uso. Pero hay otro proyecto andando que es el cable de fibra óptica de interconexión Maldonado-Las Toninas, Argentina; 250 quilómetros de cable submarino que va a permitir tener una capacidad instalada de 320 gigas; sobre esa capacidad instalada se va contratando después ancho de banda, de modo que no sólo triplicaremos el ancho de banda sino que podremos proyectar nuevos saltos para los próximos años. Lo que trataremos de profundizar es tener la mejor calidad de servicio con los precios más asequibles posibles. Hoy no puedo hacer ningún anuncio, pero ese tema está siempre en la agenda de Antel.
—Se ha denunciado que Antel recibe fuertes presiones.
—La única presión que yo siento es la del desafío de que Antel sea cada vez una empresa mejor. No siento otras presiones.
—¿Hay fair play?
—De nuestra parte siempre va a haber fair play.
PLAN ORION
—Qué es el Plan Orion?
—Me gustaría explicarlo en términos de atención al usuario. Para lograr mejores servicios es necesario atender más eficientemente a nuestros clientes. Por otro lado, tenemos una realidad de convergencia tecnológica, que está siendo parte de la realidad: tú tenes un celular, un ADSL en tu casa y capaz que tenes además un ADSL móvil, son elementos tecnológicos que te están rodeando. A Antel le interesa atender a la persona y no sólo al servicio; no es un celular y un adsl, sos tú, como persona, que nos estás comprando los servicios. Para darte mejores servicios, para planificar nuevos productos, para planificar paquetes, ANTEL necesita un sistema de facturación convergente, un sistema que le permita a la empresa simular planes y productos, establecer modelos de simulación y ensayar productos antes de ponerlos en producción. Una vez que el producto pasa por un proceso interno de Antel, se decide: tantos minutos de celular, más tales planes en telefonía internacional, más tal ancho de banda, que conforman un paquete y que va a costar tanto. Cuando lo ofreces y el cliente lo contrata en un local de venta, o por Internet o telefónicamente, Antel tiene que facturarlo y ponerlo en marcha. Eso, que es una realidad convergente alrededor del usuario, requiere un sistema que genere tasación, genere la facturación y además le dé órdenes a los. sistemas tecnológicos para que te habiliten el ancho de banda, te habiliten los minutos y después te cobren. Hasta ahora se ha denominado Orion a lo que ha sido la compra de un sistema, a través de una agencia de las Naciones Unidas, a un proveedor que se llama Intec, de origen inglés. Lo que yo he hecho hasta el momento es plantear esto de manera más general, como un proyecto de facturación convergente en el cual la compra al proveedor es apenas una parte del todo. Porque Antel necesita que ese sistema sea llevado adelante por un equipo multidisciplinario, con integrantes de tecnologías de la información, del área económica, del área legal y del área de negocios. Hemos conformado ese equipo y estamos analizando los cambios y las mejoras en los servicios de ANTEL.
—¿ Qué nivel de dependencia exhibe ese sistema de facturación?
—Uno de los objetivos es analizar los grados de dependencia, establecer cuáles son los mecanismos para minimizar esa posible dependencia, y las eventuales fugas de seguridad; eso se logra con planes de capacitación, donde tengamos una transferencia de conocimientos a nuestro personal, darle oportunidades a la industria nacional…
—¿Hasta ahora no ha sido así?
—Hasta ahora no…, tenemos que usar nuestra propia capacidad de desarrollo y de construcción de soluciones, es algo más transversal, más amplio.
—¿ Cuánto hace que está en funcionamiento el Plan Orion ?
—Desde 2005.
—¿ Y cuánto se ha pagado ?
—Hasta ahora, unos 20 millones de dólares, sólo por esa compra. Lo que propongo es una forma de trabajar que apunta a tener todos los elementos sobre la mesa y que involucre a todas las áreas de Antel, incluyendo la defensa de los intereses del usuario y los intereses propios de la empresa. Minimizar el impacto de la dependencia en las compras que hagamos es algo que se logra con buenos mecanismos de transferencia, con mejor capacitación del personal que, repito, en su gran mayoría está comprometido con el crecimiento de la empresa. Soy ingeniera y nuestra vocación es resolver problemas: cuando hablamos de trabajar en equipo, hablamos de formar el equipo que va a encarar las soluciones, y asignar responsabilidades. Para elegir los integrantes de un equipo no es importante el lugar jerárquico que ocupen en la organización.
—¿ Se está aplicando ese criterio ?
—Sí.
—¿ Y no hubo reacción ?
—Para nada.
—¿Cuál es la relación de Antel con empresas privadas nacionales?
—Es muy importante trabajar más y mejor con los canales de venta. Hay que perfeccionar los primeros intentos, pero es un camino. En algunos casos vamos a tener todos los elementos para ofrecer todo el paquete; en otros no. Lo importante es tener el sustento para poder hacerlo.

PLAN CARDALES
—¿ Y el Plan Cardales?
—Cualquier plan de inclusión social Antel tiene que analizarlo con la seriedad del caso; forma parte de la esencia de Antel, porque es una empresa pública. Seguramente vamos a llevar adelante planes piloto con nuevas tecnologías, nuevos productos comerciales, y los vamos atestearen distintas partes de la sociedad. El Plan Cardales fue una excelente idea. La realidad que encontré fue que ese piloto en realidad consistía en cinco usuarios del PANES, a los cuales se les había instalado un módem y un servicio de cable. Fue gente que nos abrió muy gentilmente las puertas de su casa para hacer la experiencia, pero en ese piloto no hubo foco. Independientemente del número, creo que debe haber una coordinación entre los que estamos interesados en que eso funcione y el personal asignado, monitoreando la experiencia. En ese sentido, lo que se hizo en Cardales no lo defino siquiera como un piloto.
—¿ Cuáles son sus prioridades?
—Antel es una empresa pública, solvente, que no se ha endeudado, que aporta a Rentas Generales alrededor de 100 millones de dólares al año; es un modelo exitoso, y uruguayo. Hay objetivos prioritarios. Uno de ellos: Internet para todos los hogares uruguayos. Internet es un elemento de inclusión, de acceso a las oportunidades, y por eso tiene que estar inmerso en una política pública, no se trata de entregar sólo el módem. En banda ancha tenemos un total de 420 mil servicios, nos falta otro tanto, que pensamos cubrir en cinco años, para lograr el objetivo de Internet en todos los hogares. En términos más generales, creo que Antel es la herramienta para implemen-tar políticas públicas con tecnología; para ello tiene que ser sustentable y por eso tiene que ser eficiente. Tenemos que resolver constantemente la contradicción entre ser eficientes, exitosos, y a la vez lograr los precios más accesibles. Estamos probando que se puede lograr. Y en la interna, en materia de inclusión, estamos implementando, en acuerdo con la ANEP, un plan para que los funcionarios puedan terminar enseñanza secundaria, aquí, en ANTEL, en nuestras instalaciones, con la asistencia de profesores, fuera del horario de trabajo.

El caso Fabregat

"No existe UN 'caso Fabregat'. ANTEL contrató a un profesional, totalmente ajustado a la legalidad, de acuerdo con el TOCAF. Es un profesional con notoria idoneidad, tiene formación de grado en recursos humanos, tiene un posgrado en comunicación hecho en la Universidad Católica en conjunto con la Complutense de Madrid, realizó una maestría en comunicación, estuvo al frente de medios de comunicación y está comprometido con el proyecto. La amplificación del caso ha sido a nivel de medios. Hablé del tema en dos entrevistas, una con Canal 5 y otra con el 10. Mis explicaciones no fueron reproducidas por los restantes medios de comunicación y se insiste en la vinculación familiar de Martín Fabregat con el secretario de la Presidencia, Alberto Breccia. Alberto hareiterado que desconocía el proceso de contratación de su sobrino y que fue totalmente ajeno, pero eso al parecer no basta. Yo sí lo sabía porque en el momento de decidir tuve como elemento su curriculum, y decidí por sus méritos. Ahora en el Parlamento se plantea hacer una 'auditoría' en Antel, presuntamente por esta contratación. Yo también quiero hacer una auditoría, no hay problema."
En su edición de ayer, el semanario Búsqueda informó que el presidente Mujica le había recomendado a la presidenta de Antel dejar sin efecto el contrato de Martín Fabregat. Brecha consultó al respecto a la ingeniera Cosse. Su respuesta fue concisa y directa:
"Lo hemos conversado. Al presidente se le ha entregado toda la información que ha solicitado, y respalda la gestión".

El gasto en publicidad
"Quiero decir categóricamente que no hemos gastado más de lo que había sido planificado. Por el contrario, se ha planificado con prudencia, con evaluación de oportunidades. Se han renegociado contratos y se han activado cláusulas de contrato que ya existían y que no se aplicaban. No hubo gasto extra, al contrario."